Tendencias21

Ven caminar a un arácnido de más de 400 millones de años

Científicos de la Universidad de Manchester han recreado por ordenador el modo de andar de un arácnido de hace 410 millones de años, uno de los primeros depredadores de tierra, basándose en restos fósiles excepcionalmente bien conservados. Las herramientas computacionales se han convertido en una forma corriente de visualizar en 3-D animales antiguos y extintos. Por Carlos Gómez Abajo.

Ven caminar a un arácnido de más de 400 millones de años

Los científicos han recreado el modo de andar de un arácnido de 410 millones de años de antigüedad, uno de los primeros depredadores de tierra, basándose en restos fósiles.

Investigadores de la Universidad de Manchester (Reino Unido) y del Museo de Historia Natural de Berlín (Alemania) han utilizados fósiles excepcionalmente bien conservados del Museo de Historia Natural de Londres para crear un vídeo que muestra el modo de andar más probable de los trigonotárbidos. El estudio se publicó ayer en un número especial del Journal of Paleontology.

Los científicos utilizaron fósiles -rebanadas delgadas de roca que muestran una sección transversal del animal- para calcular la amplitud de movimiento de las extremidades de este pariente antiguo y extinto de las arañas. A partir de ello, y de comparaciones con arácnidos vivos, los investigadores utilizaron un programa gráfico de ordenador de código abierto llamado Blender para crear el vídeo que muestra a los animales caminando.

"En lo que se refiere a la vida primitiva en tierra, mucho antes de que nuestros antepasados ​​salieran del mar, estos primeros arácnidos eran los líderes de la cadena alimentaria", explica Russell Garwood, paleontólogo de la Escuela de Ciencias Ambientales, Atmosféricas y de la Tierra de la Universidad de Manchester, en la nota de prensa de ésta.

"Ahora están extintos", añade, "pero parece que hace aproximadamente unos 300 o 400 millones años estaban más extendidos que las arañas. Ahora podemos utilizar las herramientas gráficas de ordenador para entender mejor y recrear cómo podrían haberse movido, todo gracias a finas rebanadas de roca que muestran las articulaciones de sus patas".

Bien conservados

El co-autor Jason Dunlop, conservador del Museo de Historia Natural de Berlín, señala: "Estos fósiles -procedentes del yacimiento Rhynie Chert (Escocia)- están excepcionalmente bien conservados. Durante mi doctorado pude hacerme una muy buena idea de su aspecto real. Este nuevo estudio ha ido más allá y nos muestra su manera de andar más probable. Para mí, lo que es realmente emocionante es que los propios científicos ya pueden hacer estas animaciones, sin necesidad de la magia técnica -y los inmensos costes- de una película al estilo de Parque Jurásico.

"Cuando empezaba a trabajar con arácnidos fósiles nos contentábamos con poder hacer un esbozo de su apariencia; ahora podemos verlos correr a través de nuestras pantallas de ordenador".

Este trabajo es parte de una colección especial de artículos sobre visualización tridimensional y análisis de fósiles, publicados en el Journal of Paleontology. Garwood añade: "El uso de software de código abierto significa que esto es algo que cualquiera podría hacer en casa, además de permitir que entendamos a estos animales terrestres primitivos mejor que nunca."

Imágenes en 3D

Garwood y sus colegas de Manchester son veteranos en la visualización de animales antiguos. Hace dos años utilizaron un escáner de tomografía computarizada (TC) de alta resolución para reconstruir los restos de dos insectos jóvenes, de 305 millones de años de antigüedad: uno de ellos con espinas y otro similar a las cucarachas modernas.

Estos insectos minúsculos conforman hoy día agujeros tridimensionales en una roca. Colocando los fósiles en el escáner TC y dirigiendo 3.000 rayos X procedentes de diferentes ángulos, los científicos pudieron crear 2.000 cortes que mostraban los fósiles, en secciones transversales.

A partir de estos cortes, los investigadores crearon reconstrucciones digitales 3D de los fósiles. En el caso del parecido a las cucarachas, los investigadores sospechan, a partir de sus piezas bucales bien conservadas, que sobrevivió comiendo basura podrida del suelo del bosque. En cuanto al que tenía espinas, seguramente las utilizaba para protegerse de los anfibios primitivos.

Cuando estaba en el Imperial College de Londres, Garwood desarrolló también modelos en 3-D de dos tipos de opiliones, un orden de arácnidos conocidos como murgaños o segadores, y de las especies Cryptomartus hindi y Eophrynus prestvicii, todos ellos de 300 millones de años de antigüedad.

Otros científicos de la Universidad de Manchester utilizaron también la tomografía computerizada para registrar por primera vez imágenes del transporte de un artrópodo sobre las alas de una mosca, gracias a que dos ejemplares de ambas especies quedaron atrapados en ámbar hace 16 millones de años.

Referencia bibliográfica:

R. Garwood y J. Dunlop: The walking dead: blender as a tool for palaeontologists with a case study on extinct arachnids. Journal of Paleontology (2014).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Solar Orbiter alcanza el punto más cercano al Sol 26 marzo, 2022
    La sonda europea Solar Orbiter se acerca hoy al Sol a menos de un tercio de la distancia que lo separa de la Tierra: obtendrá imágenes insólitas de la corona y ayudará a entender mejor las fogatas de radiación que brotan de la superficie solar visible.
    Redacción T21
  • Un nuevo dispositivo podría volver cuántica a la Inteligencia Artificial 25 marzo, 2022
    Un dispositivo llamado memristor cuántico podría integrar al mundo cuántico con la Inteligencia Artificial (IA), desbloqueando así capacidades tecnológicas sin precedentes en la historia de la humanidad. Haría posible redes neuronales artificiales capaces de aplicar la superposición cuántica: operarían en distintos estados en simultáneo, multiplicando así su funcionalidad.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren misteriosos vórtices en el Sol con una velocidad inexplicable 25 marzo, 2022
    Un grupo de investigadores ha descubierto un nuevo conjunto de ondas en el Sol que, inesperadamente, parecen viajar mucho más rápido de lo previsto por cualquier teoría. Las denominadas ondas retrógradas de alta frecuencia (HFR), que se mueven en la dirección opuesta a la rotación del Sol, aparecen como un patrón de vórtices o movimientos […]
    Pablo Javier Piacente
  • La inestabilidad es el talón de Aquiles de la IA moderna 25 marzo, 2022
    Los humanos suelen ser bastante buenos para reconocer cuando se equivocan, pero los sistemas de inteligencia artificial no lo son. Según un nuevo estudio, la IA generalmente sufre de limitaciones inherentes debido a una paradoja matemática centenaria.
    CAM/T21
  • Crean los primeros escudos de invisibilidad para el gran público 25 marzo, 2022
    Una empresa británica ha creado espejos de invisibilidad destinados al gran público con fines lúdicos: son móviles y baratos. Funcionan con una red de lentes ópticas que manipulan la refracción natural de la luz para hacer desaparecer a una persona o a un objeto.
    Redacción T21
  • Un fragmento de "ADN basura" podría eliminar el miedo y los recuerdos traumáticos 24 marzo, 2022
    Según un nuevo estudio, un fragmento de "ADN basura" podría ser la clave para extinguir los recuerdos relacionados con el miedo o las experiencias traumáticas en las personas, por ejemplo en los casos como el trastorno de estrés postraumático o las fobias.
    Pablo Javier Piacente
  • En Marte no se puede hablar como en la Tierra 24 marzo, 2022
    En Marte, el sonido se propaga a una velocidad de 240 metros por segundo: no solo lo hace más lento que en nuestro planeta, sino que además las diferentes frecuencias no son regulares. Al escuchar música o tener una conversación en Marte, llegarían primero a nuestros oídos las frecuencias altas o agudas y luego las […]
    Pablo Javier Piacente
  • Siete incendios forestales rodean a la central nuclear de Chernóbil 24 marzo, 2022
    Siete incendios forestales, que superan diez veces los criterios de clasificación de emergencia de Ucrania, están rodeando a la central nuclear de Chernóbil y pueden dispersar los contaminantes radiactivos que quedaron del accidente nuclear de 1986, sin que esté operativo un sistema se seguimiento.
    Redacción T21
  • Los sonidos pueden rescatar del aislamiento profundo a los pacientes de ELA 24 marzo, 2022
    Una nueva investigación ha comprobado que los sonidos se pueden usar para que personas inmovilizadas pero conscientes puedan comunicarse con los médicos, familiares y amigos. Funcionó con éxito en un paciente de ELA que ya ni podía mover los ojos.
    N+1/T21
  • El asteroide que terminó con los dinosaurios fue más destructivo de lo que pensamos 23 marzo, 2022
    Las secuelas del asteroide que eliminó a los dinosaurios de la faz de la Tierra fueron aún más brutales de lo que creíamos: cantidades masivas de azufre fueron arrojadas a la estratosfera. Posteriormente, una gran nube de gases bloqueó al Sol y enfrió la Tierra durante décadas o siglos, para luego caer como lluvia ácida […]
    Pablo Javier Piacente