Tendencias21

Algunos hongos brillan en la oscuridad para atraer a insectos

Un grupo de investigadores de EE.UU. y Brasil han descubierto que las setas que brillan en la oscuridad lo hacen para atraer a insectos, que extienden sus esporas por los alrededores. El brillo está regido por el reloj circadiano, y por tanto no se produce durante todo el día, que es lo que llevó a los investigadores a sospechar que se trataba de una característica útil y no simplemente de un residuo metabólico.

Algunos hongos brillan en la oscuridad para atraer a insectos

¿Sabía que hay setas que brillan en la oscuridad? Aristóteles conocía este intrigante hecho ya hace más de 2.000 años. También fue la primera persona en hacer una sencilla pregunta por escrito: ¿Por qué?

Ahora, un grupo de investigadores ha publicado un artículo en Current Biology, en la que dan una buena respuesta por fin. La luz emitida por los hongos atrae la atención de los insectos, incluyendo escarabajos, moscas, avispas y hormigas. Esos insectos visitantes son aparentemente buenos para los hongos porque extienden sus esporas en los alrededores.

El nuevo estudio también muestra que la bioluminiscencia de las setas está controlada por el reloj circadiano. De hecho, fue ese descubrimiento el que llevó a los investigadores a sospechar que la luz de las setas debía servir para algo útil.

«La regulación implica una función adaptativa de la bioluminiscencia», explica Jay Dunlap, de la Escuela de Medicina Geisel de Dartmouth (New Hampshire, EE.UU.), en la nota de prensa de Cell Press recogida por EurekAlert!

«Parece que los hongos dan luz para ser percibidos por los insectos que pueden ayudar a que el hongo colonice nuevos hábitats», explica Cassius Stevani del Instituto de Química-Universidad de São Paulo (Brasil). El control circadiano de la bioluminiscencia hace que el proceso sea más eficiente.

Hongos raros

Hay muchos ejemplos de formas de vida que generan luz. Entre los organismos bioluminiscentes, los hongos son los más raros y peor entendidos. Sólo 71 de las más de 100.000 especies de hongos descritas producen luz verde mediante un proceso bioquímico que requiere oxígeno y energía.

Los investigadores habían creído en la mayoría de los casos que los hongos producen luz durante todo el día, lo que indicaría que tal vez era un subproducto simple, aunque caro, del metabolismo.

El nuevo trabajo liderado por Dunlap y Stevani sugiere que no es así, al menos no en el caso de Neonothopanus gardneri, uno de los mayores y más brillantes hongos bioluminiscentes. Los nativos de Brasil también lo llaman flor de coco, dado que el hongo se puede encontrar unido a las hojas, en la base de las palmeras jóvenes de los bosques de cocoteros.

Los investigadores descubrieron que el resplandor de las setas está bajo el control de un reloj circadiano con compensación de temperatura, y sugieren que este control probablemente ayuda a las setas a ahorrar energía, al encender la luz sólo cuando es fácil de ver.

Setas de mentira

Para saber lo que ese resplandor verde podía hacer por las setas, los investigadores fabricaron setas falsas pegajosas de resina acrílica e iluminaron algunas desde el interior con luces LED verdes. Cuando esos hongos fingidos fueron colocados en el bosque donde se encuentran los hongos bioluminiscentes reales, los que estaban iluminados llevaron a muchos estafilínidos, así como a moscas, avispas, hormigas y chinches, a quedarse pegados, más que en los hongos pegajosos falsos no iluminados.

Dunlap dice que están interesados ​​en identificar los genes responsables de la bioluminiscencia de las setas, y en explorar su interacción con el reloj circadiano que los controla. También están utilizando cámaras infrarrojas para observar más de cerca la interacción entre las setas N. gardneri y los artrópodos, especialmente los más grandes.

Los hallazgos no son sólo interesantes, sino que también son importantes en la comprensión de cómo los hongos se dispersan en el medio ambiente, explican los investigadores. Eso es clave porque setas como N. gardneri juegan un papel importante en el ecosistema forestal.

«Sin ellos, la celulosa no se reciclaría, lo que incidiría en todo el ciclo del carbono de la Tierra», explica Stevani. «Me atrevo a decir que la vida en la Tierra depende de organismos como estos.»

Referencia bibliográfica:

Jay C. Dunlap, Cassius V. Svetani et al.: Circadian Control Sheds Light on Fungal Bioluminescence. Current Biology (2015). DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2015.02.021.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21