Tendencias21

Aprender a navegar espacialmente produce cambios en el cerebro

Científicos de Estados Unidos han demostrado que el aprendizaje para navegar espacialmente produce cambios en el cerebro, en especial en el hipocampo. Ya se sabía, por ejemplo, que los taxistas de Londres, tenían un alargamiento en esta región, pero no se sabía cuál era la causa y cuál la consecuencia.

Aprender a navegar espacialmente produce cambios en el cerebro

Hace una década, un estudio mostró que los cerebros de los taxistas de Londres tenían un alargamiento en el hipocampo, un área del cerebro asociada con la navegación. Pero quedaba la duda: ¿La experiencia de navegar el complejo sistema de calles de Londres cambia sus cerebros, o es que sólo las personas con hipocampos grandes logran convertirse en taxistas?

Ahora, científicos de Carnegie Mellon University (Pitsburgh, EE.UU.) han determinado que el aprendizaje de información detallada de navegación provoca cambios cerebrales del hipocampo. Publicado en NeuroImage, el estudio de Tim Keller y Marcel Just muestran que un breve entrenamiento de navegación cambia el tejido cerebral de una persona y mejora la forma en que el tejido modificado se comunica con otras áreas del cerebro involucradas en la navegación.

Los resultados establecen un vínculo crucial entre las alteraciones estructurales y funcionales del cerebro que ocurren durante el aprendizaje espacial. También ilustran que los cambios tienen que ver con cómo se sincroniza -o comunica- la actividad neuronal entre el hipocampo y otras regiones que son importantes para la comprensión y el aprendizaje de la navegación.

«Hace tiempo que se sabe que el hipocampo está involucrado en el aprendizaje espacial, pero hasta hace poco no ha sido posible medir los cambios en los tejidos del cerebro humano a medida que las sinapsis se modifican durante el aprendizaje», dice Keller, investigador senior en el Departamento de Psicología y el Centro de Imágenes del Cerebro Imaging Cognitivo (CCBI, por sus siglas en inglés), en la información de la universidad. «Nuestros resultados proporcionan una mejor comprensión de las causas de los cambios en el hipocampo.»

Para examinar estos cambios, Keller y Just reclutaron a 28 adultos jóvenes con poca experiencia en videojuegos de acción. Durante 45 minutos, los participantes jugaron un juego de simulación de conducción. Un grupo practicó maniobras a lo largo de la misma ruta 20 veces. El grupo de control condujo durante la misma cantidad de tiempo, pero a lo largo de 20 rutas diferentes.

Antes y después de cada sesión de entrenamiento, se exploró el cerebro de cada participante usando imágenes ponderadas por difusión, que miden el movimiento de las moléculas de agua en el cerebro, y resonancia magnética funcional, que analiza la actividad cerebral.

Aprender a navegar espacialmente produce cambios en el cerebro

Resultados

Los investigadores encontraron que el grupo que practicó el mismo camino una y otra vez -el grupo de aprendizaje espacial- aumentó su velocidad a la hora de completar la tarea de conducir más que el grupo que practicó diferentes rutas. El grupo de aprendizaje espacial también vio mejorada su capacidad para ordenar una secuencia de imágenes aleatorias tomadas a lo largo de la ruta y dibujar un mapa 2-D que la representaba.

Es importante destacar que sólo el grupo de aprendizaje espacial mostró cambios estructurales del cerebro en una parte clave del hipocampo dedicada al aprendizaje espacial, el giro dentado posterior izquierdo. También hubo aumentos en la sincronización de la actividad -o conectividad funcional- entre esta región y otras áreas corticales de la red de regiones cerebrales responsables de la cognición espacial. Y la cantidad del cambio estructural estaba directamente relacionada con la cantidad de mejora de cada persona en la tarea.

«El descubrimiento es que los cambios microscópicos en el hipocampo están acompañados por rápidos cambios en la forma en que la estructura se comunica con el resto del cerebro», dice Just, profesor de Psicología en el Colegio Dietrich de Humanidades y Ciencias Sociales y director del CCBI.

«Estamos muy contentos de que estos resultados muestren cómo es el re-cableado provocado por el aprendizaje. Ahora sabemos, al menos para este tipo de aprendizaje espacial, qué área cambia su estructura y cómo cambia su comunicación con el resto del cerebro».

Un estudio similar, de hace cuatro años, demostró también que los cambios en el hipocampo de los taxistas se debían al aumento del conocimiento sobre las calles, y que esos cambios se pueden producir incluso a edades avanzadas. En este caso, la investigación era del Wellcome Trust británico.

Referencia bibliográfica:

Timothy A. Keller, Marcel Adam Just: Structural and functional neuroplasticity in human learning of spatial routes. NeuroImage (2015). DOI: 10.1016/j.neuroimage.2015.10.015.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21