Tendencias21

Clima en exoplanetas: Mañanas nubosas, y tardes cálidas y despejadas

Un equipo internacional de astrofísicos han descubierto evidencias de ciclos meteorológicos diarios, con fases diversas, en seis planetas extrasolares. Lo han hecho a partir de las observaciones realizadas por el telescopio espacial Kepler. Entre los hallazgos, se han econtrado señales de mañanas nubladas en cuatro de estos exoplanetas, y de tardes claras y cálidas en otros dos.

Clima en exoplanetas: Mañanas nubosas, y tardes cálidas y despejadas

«Nublado por la mañana, pero despejado y con un calor abrasador por la tarde». Esta frase podría describir un día típico de finales de verano en muchos lugares de la Tierra; pero también puede aplicarse a planetas externos a nuestro sistema solar, según un estudio realizado por un equipo internacional de astrofísicos de la Universidad de Toronto (Canadá), de la Universidad de York (Canadá) y de la Universidad Queen, en Belfast, (Irlanda del Norte).

A partir de observaciones realizadas por el telescopio espacial Kepler, los investigadores han descubierto evidencias de ciclos meteorológicos diarios, con fases diversas, en seis planetas extrasolares.

Las variaciones de fase en todos ellos se producen en la medida en que partes diferentes de dichos planetas reflejan la luz de sus estrellas, de manera similar a lo que ocurre en la Tierra con la luna. Así, se han econtrado señales de mañanas nubladas en cuatro de estos exoplanetas, y de tardes claras y cálidas en otros dos.

Los descubrimientos fueron realizados midiendo los cambios que se producían en los planetas a medida que estos giraban alrededor de sus estrellas anfitrionas; e identificando los ciclos día-noche (entre la iluminación total y la oscuridad total) en todos ellos, explica Lisa Esteves, autora principal del estudio, en un comunicado de la Universidad de Toronto.

Un día que no empieza como acaba

Por otra parte, se ha constatado que dado que estos planetas están muy cerca de sus estrellas y giran en el sentido contrario a las agujas del reloj,  al igual que la mayoría de los objetos celestes de nuestro sistema solar, esto causa un movimiento hacia el este de la superficie del planeta y, con él, una circulación hacia oriente de los vientos atmosféricos.

Como resultado, las nubes que se forman en la cara de los exoplanetas que permanece en la oscuridad (por tanto, esta se mantiene más fría durante la noche) son arrastradas por los vientos hacia la otra cara, enfrentada a las estrellas anfitrionas.

Pero, «a medida que los vientos transportan las nubes hacia la cara diurna, estas se calientan y se disipan, dejando el cielo de la tarde despejado», señala Esteves. «Estos vientos también empujan el aire caliente hacia el este desde el meridiano, donde es mediodía, dando lugar a temperaturas más altas por la tarde».

Excesos de brillo

Por otro lado, en cuatro de los seis exoplanetas analizados, los investigadores detectaron un exceso de brillo en los datos de Kepler, que se correspondían con la visibilidad de la cara diurna. Para los otros dos, en cambio, se detectó un exceso de brillo cuando su lado nocturno era visible.

«Al comparar las temperaturas previamente determinadas por las mediciones de ciclos de fase proporcionadas por Kepler, se encontró que el exceso de brillo de las caras diurnas era generado por el reflejo de la luz estelar sobre dichas caras», explica Esteves. «Estos cuatro planetas no son lo suficientemente cálidos como para generar este exceso de luz por emisión térmica».

«El exceso de luz visto en los otros dos planetas, muy cálidos, en cambio, sí puede explicarse por emisión térmica. Una causa probable es que, en estos dos planetas, calurosos vientos se estén moviendo hacia las caras nocturnas, generando ese exceso de brillo».

Kepler, Hubble y los exoplanetas

El telescopio Kepler ha sido el instrumento ideal para el  presente estudio de las variaciones de fase de los exoplanetas. Sus mediciones, altamante precisas, han proporcionado gran cantidad de datos que han permitido a los astrónomos medir señales diminutas procedentes de estos mundos distantes.

La mayoría de los planetas examinados son muy calientes y grandes, con temperaturas superiores a los 1.600 ºC y tamaños comparables al de  Júpiter. Sus condiciones, evidentemente, no son óptimas para albergar vida, pero sí excelentes para mediciones de fase como las realizadas.

En 2012, y gracias al empleo de otro telescopio, el telescopio espacial Hubble, un grupo de astrónomos ya observó cambios violentos en la atmósfera superior de un planeta lejano, lo que constituyó un ejemplo del clima y el tiempo cambiantes de los exoplanetas. El exoplaneta en cuestión era un gigante gaseoso como Júpiter, y también estaba muy cerca de su estrella, como los seis planetas recién estudiados.

Referencia bibliográfica:

Lisa J. Esteves, Ernst J. W. De Mooij, Ray Jayawardhana. Changing Phases of Alien Worlds: Probing Atmospheres of Kepler Planets with High-Precision Photometry. The Astrophysical Journal (2015).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una nueva terapia restablece las células a estados más juveniles 12 marzo, 2022
    Una nueva terapia de rejuvenecimiento celular revierte de forma segura los signos del envejecimiento en ratones, abriendo nuevas expectativas para prolongar o mejorar el envejecimiento saludable en seres humanos.
    Redacción T21
  • Los entornos urbanos no le gustan al cerebro 11 marzo, 2022
    Los entornos urbanos se caracterizan por estructuras visuales más rígidas que los ambientes naturales: debido a esto, el cerebro humano no se siente a gusto en la ciudad y logra una mayor relajación y equilibrio al entrar en contacto con las figuras fractales que se encuentran en la naturaleza.
    Pablo Javier Piacente
  • La guerra de Ucrania ya ha llegado al espacio 11 marzo, 2022
    El aislamiento científico de Rusia no solo compromete el futuro de la Estación Espacial Internacional, sino también a las comunicaciones por satélite o el control de la basura espacial. Las consecuencias de la guerra en cuanto a la investigación y la infraestructura espacial aún no pueden vislumbrarse en su totalidad, y podrían ser más peligrosas […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren más de diez aminoácidos en muestras del asteroide Ryugu 11 marzo, 2022
    Los científicos que han analizado las muestras de un asteroide recogidas a 15 millones de kilómetros de nuestro planeta, indican que estos objetos celestes podrían haber contribuido al surgimiento de la vida en la Tierra.
    N+1/T21
  • El cáncer se propaga por el miedo a la muerte de las células tumorales 11 marzo, 2022
    Una investigación ha descubierto que cuando las células cancerígenas se ven amenazadas de muerte, se reprograman para salvar su vida, migran a otros órganos del cuerpo y extienden el cáncer.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia española rompe también con la ciencia de la Federación Rusa y Bielorrusia 10 marzo, 2022
    La ciencia española ha decidido suspender las relaciones científicas con las instituciones análogas de la Federación Rusa, como consecuencia de la invasión de Ucrania, siguiendo los pasos del CERN y del CNRS de Francia, entre otras instituciones europeas. Al mismo tiempo, potenciará las relaciones académicas con Ucrania.
    Redacción T21
  • Hay música en la ciencia y ciencia en la música 10 marzo, 2022
    La ciencia y la música no son mundos separados: actúan en conjunto para permitirnos comprender el Universo y sus leyes y, al mismo tiempo, conmovernos con la magia de las creaciones humanas. 
    Pablo Javier Piacente
  • La comunicación con una civilización alienígena representa el mayor desafío de la humanidad 10 marzo, 2022
    La comunicación con una civilización extraterrestre podría ser más problemática de lo pensado hipotéticamente: una cultura alienígena mucho más inteligente, con una tecnología ampliamente superior o con estructuras conceptuales muy diferentes podría suponer un enorme desafío al momento de establecer una relación directa.
    Pablo Javier Piacente
  • Primeros pasos para una red cuántica global en la nube 10 marzo, 2022
    La Estación Espacial Internacional inicia este año un experimento para posibilitar la comunicación cuántica global a través de nodos espaciales que conectan transmisores y receptores cuánticos en tierra, separados entre sí por grandes distancias.
    JPL/T21
  • El cerebro poda los recuerdos antes de archivarlos en la memoria 10 marzo, 2022
    El cerebro codifica los recuerdos en función de la naturaleza de una experiencia y privilegia los asociados a fuertes emociones porque interpreta que están relacionados con nuestra supervivencia. Los poda como si fueran ramas de árboles antes de archivarlos.
    Eduardo Martínez de la Fe