Tendencias21

Consiguen un césped natural que no crece y siempre está verde

Científicos norteamericanos han conseguido un césped natural que nunca crece y que siempre está verde, después de haber cartografiado una vía de señalización hormonal crítica que regula la estatura de las plantas. La hormona denominada brasinoesteroide es la causante de la puesta en marcha de los procesos fisiológicos por los que las plantas aumentan de tamaño. El estudio los mecanismos por los que estos procesos se producen ha permitido alcanzar la fórmula para detenerlos o incrementarlos. Una de las aplicaciones de dichos mecanismos, además de programar el tamaño del césped, es obtener un mayor rendimiento de las cosechas. Por Yaiza Martínez.

Consiguen un césped natural que no crece y siempre está verde

Conocer mejor el mecanismo por el que las plantas crezcan más de lo normal o, por el contrario, disminuyan su tamaño es lo que ha conseguido un equipo de científicos estadounidenses del Salk Institute for biological studies en San Diego y del Howard Hughes Medical Institute, logrando controlar el proceso de desarrollo vegetal gracias a la clarificación del funcionamiento de una clase de hormonas propia de las plantas: los brasinoesteroides.

La actividad biológica de estas hormonas está relacionada con la aceleración del crecimiento en las plantas y con el incremento en el rendimiento y la calidad de las cosechas. Presentes en todos los tejidos vegetales, favorecen el crecimiento y la división celular en los tallos, el desenrrollamiento de las hojas, el crecimiento de los tubos polínicos, la germinación, e inhiben el crecimiento de las raíces, entre otros efectos fisiológicos.

Siguiendo la luz

Los investigadores Joanne Chory, y Pablo Diego Cerdán comenzaron investigando los efectos de la luz solar en las plantas y las moléculas sensibles a la luz, encargadas de detectar las pistas medioambientales que los vegetales utilizan para tomar “decisiones” sobre su crecimiento y desarrollo, como cuando germinar o florecer.

Cuando las plantas perciben que no tienen luz suficiente, ponen en marcha una serie de cambios en su desarrollo –como alargar sus tallos- en un intento de captar mayor cantidad de luz. Trabajando con una planta denominada Arabidopsis (de la que los científicos han estudiado 141 variedades), descubrieron la forma de funcionar de una hormona esteroide, la brasinolida (la más común en plantas dentro del conjunto de los brasinoesteroides), que controla el desarrollo de la planta en respuesta a la luz.

Estos esteroides son tan importantes en el desarrollo de las plantas que interrumpir sus funciones las convierte en plantas enanas. Cada una de las células del vegetal es entonces menor de lo que debería, provocando que la Arabidopsis se convierta en una especie de “versión bonsái” de lo que debería llegar a ser.

Diversos fines

Este sistema de inhibición del funcionamiento de brasinoesteroides podría servir para fines determinados: conseguir que el césped se mantenga perpetuamente corto, por ejemplo. Aumentar en cambio las señales de los brasinoesteroides provoca que las plantas aumenten de tamaño, lo que podría servir para incrementar el rendimiento de las cosechas.

Cuando las células de las plantas reciben la señal de los esteroides comienza el proceso de crecimiento en la planta. Quitar los brasinoesteroides hace que la planta se miniaturice, pero también tiene efectos secundarios en su proceso de envejecimiento, acelerándolo, y en su reproducción, convirtiendo en estériles a las plantas masculinas, que se vuelven incapaces de generar polen.

Según han publicado Chory y otro investigador, Gregory Vert, en la revista Nature, reducir las plantas intencionadamente puede hacerse de múltiples formas, como remplazar determinados genes por versiones que no modificarían las funciones normales o incrementando los genes de una enzima que desactiven la liberación de los esteroides. De hecho, y a pesar de los efectos secundarios, esto puede hacerse con la mayoría de las plantas.

Un poco más cerca

La prueba podría llevarse a cabo con el césped, haciéndolo del tamaño que se desee y de manera permanente: muy corto, intermedio o alto.

Este césped más corto necesitaría menos agua, menos fertilizantes, se mantendría verde durante más tiempo y nunca habría que cortarlo. Todas estas características producirían un césped muy comercial, que además no se extendería por carecer de la capacidad de generar polen.

La importancia del descubrimiento, sin embargo, no radica en sus posibilidades sino en el hecho de haber permitido comprender mejor los misterios básicos del desarrollo de las plantas, señalan los investigadores.

Los resultados del estudio acerca del funcionamiento de los brasinoesteroides también han aparecido publicados en un comunicado del Instituto Médico Howard Hughes.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente