Tendencias21

Crean un carbón vegetal fertilizante más eficiente y que contamina menos

Científicos de la Universidad Politécnica de Madrid han demostrado que el fertilizante hecho de carbón vegetal tipo biochar obtenido a partir de residuos de gallinas y bovinos mejora las propiedades del suelo y aumenta los rendimientos agrícolas, contaminando menos.

Crean un carbón vegetal fertilizante más eficiente y que contamina menos

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han conseguido obtener el carbón vegetal biochar a partir de residuos ganaderos, un nuevo material que mejora las propiedades del suelo y aumenta los rendimientos agrícolas.

Los resultados alcanzados por el grupo de investigación Valorización de Recursos de la UPM suponen una solución óptima para gestionar el estiércol procedente de gallinas y de ganado bovino y porcino, explica la universidad en una nota de prensa, recogida por el Instituto de la Ingeniería de España.

El biochar, material obtenido tras el tratamiento térmico de estos residuos mediante pirólisis (descomposición por calentamiento en ausencia de oxígeno), es un fertilizante orgánico que aplicado en suelos agrícolas no solo tiene efectos positivos sobre el rendimiento de los cultivos, sino que, además, supone una importante reducción en las emisiones de dióxido de carbono comparado con la aplicación directa al suelo de los residuos ganaderos.

Los estudios llevados a cabo en los departamentos de Ingeniería Geológica y Minera y de Producción Agraria de la UPM han demostrado que el biochar obtenido a partir de estiércoles procedentes de ganado bovino, porcino y de gallina es un fertilizante orgánico con un alto contenido en nutrientes, en materia orgánica estabilizada y con altos valores de capacidad de intercambio catiónico, lo que justificaría su uso como fertilizante en suelos agrícolas teniendo efectos positivos sobre el rendimiento de los cultivos.

Además, estos estudios muestran que la pirólisis de los residuos ganaderos presenta otras ventajas ambientales adicionales como son la reducción de la lixiviación de nutrientes y del volumen de residuo, la eliminación de olores y patógenos del material original, así como suponen una importante reducción en las emisiones de dióxido de carbono.

Residuos

La producción de residuos, tanto de origen urbano como industrial o agrícola, es uno de los mayores problemas ambientales a los que se enfrenta actualmente nuestra sociedad. De hecho, el reciclado, la reutilización o la utilización de las materias primas contenidas en los residuos que generamos son algunos de los retos ambientales a los que nos enfrentamos hoy en día y en los que está invirtiendo la Unión Europea dentro de su estrategia para favorecer el uso eficiente de recursos.

Entre estos residuos se encuentran los estiércoles, que han aumentado su producción en los últimos años debido a la ganadería intensiva y cuya salida tradicional es su aplicación al suelo como enmienda orgánica. Sin embargo, tanto su elevado volumen de generación como los diferentes problemas ambientales que crean (eutrofización y contaminación de las aguas subterráneas debido a su alta concentración en nutrientes, producción de emisiones de metano y malos olores) hacen que sea necesaria la búsqueda de otras vías de gestión, entre las que destaca su tratamiento térmico mediante pirólisis para la producción a gran escala de biochar o biocarbón, que se puede definir como un material carbonoso obtenido por tratamiento térmico de biomasa a bajas temperaturas y en atmósfera inerte.

Los resultados obtenidos son fruto, en parte, de la estrecha colaboración entre el grupo de investigación Valorización de Recursos de la UPM con la empresa Guía Ávila Ingenieros y la Confederación Abulense de Empresarios, interesados en buscar nuevas actividades que relancen la economía de áreas agrícolas marginales como es el Valle Amblés en la provincia de Ávila.

Estos resultados, señala la UPM, son de gran interés y de aplicación práctica inmediata para asociaciones de ganaderos, agricultores o empresas del sector agroalimentario.

Referencias bibliográficas:

P. Cely et al.: Agronomic properties of biochars from different manure wastes. Journal of Analytical and Applied Pyrolysis (2015). DOI:10.1016/j.jaap.2014.11.014

A. Méndez et al.: Características agroclimáticas y nuevas potencialidades de futuro en la agricultura de la comarca del Valle Amblés de Ávila (2014). Ávila, depósito legal: AV 116-2014.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente