Tendencias21

Crean un casco capaz de escuchar e interpretar los pensamientos

Ingenieros del MIT han creado un casco que es capaz de escuchar los pensamientos y de transcribirlos en una pantalla. Se llama Alter Ego, permite la comunicación entre personas sin palabras habladas y es portátil y ligero. Se basa en las señales de la subvocalización, conocida también como hablar con uno mismo.

Crean un casco capaz de escuchar e interpretar los pensamientos

Ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts han desarrollado un casco capaz de escuchar los pensamientos, de interpretarlos y de transcribirlos en cualquier pantalla o dispositivo de comunicación.

Al casco lo han llamado Alter Ego. Está compuesto de siete electrodos situados alrededor de la boca y de la mandíbula que detectan la presencia de las señales neuromusculares que sirven de base al lenguaje hablado.

Una vez detectadas, estas señales se transmiten al procesador principal del casco que contiene una red de neuronas. Esta red neuronal extrae y trata las informaciones sintácticas necesarias para la clasificación, la organización y la interpretación de las palabras no pronunciadas, a partir de las señales de subvocalización.

La voz interior (también conocida como subvocalización) es un hábito muy común entre los lectores. Se trata de las palabras que muchas personas pronuncian en su mente durante la lectura. La subvocalización popularmente se conoce también como hablar con uno mismo.

La producción de palabras en el ser humano implica la intervención de determinados sistemas psicológicos complejos. Cuando las palabras o los pensamientos a expresar se generan en el cerebro, se codifican como instancias lingüísticas por el área de Broca, una sección del cerebro humano involucrada en la producción del lenguaje.

Eficacia del 92%

A continuación, el área motora del cerebro transforma esas palabras o pensamientos en señales neuromusculares destinadas a la articulación vocal. Todas las etapas previas a la vocalización se denomina asimismo subvocalización.

Los ingenieros han probado el prototipo en algunas personas que han entrenado al programa informático que regula el casco a reconocer algunas órdenes mentales, como “llamar”, “responder”, “separar”, etc.

De esta forma, el casco ha conseguido identificar, interpretar y responder a las palabras subvocalizadas con una precisión del 92%, según cuentan los investigadores en un artículo publicado en la revista  Proceeding of the IUI ’18 23rd International Conference on Intelligent User Interfaces, la conferencia internacional de los interfaces inteligentes, celebrada el mes pasado en Japón.

Además, el casco permite que dos personas puedan mantener una conversación sin pronunciar palabra alguna, ya que los canales de conducción ósea del cuerpo humano pueden vincularse al interfaz y responder discretamente a cualquier mensaje recibido, sin que la comunicación pase por el sentido del oído.

Los investigadores destacan que se trata de un prototipo no invasivo, ya que no necesita de la implantación de electrodos en el cerebro. Además es portátil y ligero. Y lo más importante para la intimidad de las personas: no puede leer los pensamientos cerrados, es decir, los que no están destinados a ser verbalizados.

Aplicaciones diversas

La principal aplicación, además de facilitar la comunicación discreta entre personas, será controlar la domótica de una habitación (sistemas de seguridad, gestión energética) e incluso los dispositivos electrónicos: permite por ejemplo enviar SMS o whatsapps a otras personas, efectuar operaciones en una calculadora conectada, encender la chimenea o apagar la luz, todo ello sin mediar una palabra. Será muy útil particularmente para las personas ciegas o mudas.

De todas formas, se trata de una tecnología incipiente que necesita ser perfeccionada. En primer lugar la ergonomía (adaptación a cada persona) y la estética son todavía provisionales.

Otra limitación: no puede realizar muchas tareas simultáneas, lo que le impide procesar muchos pensamientos al mismo tiempo. Y la seguridad del dispositivo todavía no se ha desarrollado, por lo que su actual uso está expuesto al pirateo de la intimidad personal de los usuarios.

Referencia

AlterEgo: A Personalized Wearable Silent Speech Interface. 23rd International Conference on Intelligent User Interfaces (IUI 2018), pp 43-53, March 5, 2018. ACM Digital Library. DOI:10.1145/3172944.3172977

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Crean un chip que se puede configurar como el cerebro humano 14 febrero, 2022
    Investigadores de la Universidad de Purdue en Estados Unidos han desarrollado un chip electrónico que actualiza por sí mismo sus circuitos electrónicos. Es capaz de aprender continuamente y de servir de base a un ordenador que operaría como el cerebro biológico.
    Redacción T21
  • La vida pudo haber surgido en el espacio y no solo en la Tierra 14 febrero, 2022
    Una investigación que ha recreado en laboratorio las condiciones que prevalecen en las nubes moleculares cósmicas ha comprobado que los mecanismos básicos de la vida pueden desarrollarse en las condiciones extremas del espacio y que la vida no es una condición única de planetas como la Tierra.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Una mutación genética podría explicar la longevidad de los centenarios 13 febrero, 2022
    Una variante genética que abunda en las personas centenarias se perfila como el gen de la longevidad: retrasa el envejecimiento, disminuye la inflamación y prolonga la vida sana. Esta ingeniosa proteína podría reforzar las estrategias contra la senescencia.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El cerebro puede ver después de un accidente cerebrovascular 12 febrero, 2022
    Los ojos pueden seguir viendo después de un accidente cardiovascular, pero el cerebro dañado no puede interpretar las señales visuales. Una rehabilitación personalizada podría conseguir la recuperación de la visión.
    Redacción T21
  • El núcleo interno de la Tierra presenta un estado entre líquido y sólido 11 febrero, 2022
    Los físicos han sostenido durante mucho tiempo que el núcleo interno de la Tierra es sólido, pero un nuevo estudio sugiere que se encuentra en un punto intermedio entre sólido y líquido, un descubrimiento que podría arrojar luz sobre algunos de los secretos más profundos del planeta.
    Pablo Javier Piacente
  • Algoritmos para calcular la complejidad de un planeta podrían revelar la vida extraterrestre 11 febrero, 2022
    Un procedimiento aritmético aplicado a una serie de algoritmos podría ser la llave para descubrir la vida extraterrestre: al medir la complejidad de un planeta tomando determinados datos e imágenes, identifica a los mejores “candidatos” a albergar vida. 
    Pablo Javier Piacente
  • Puede haber muchos más planetas habitables a 4,22 años luz de la Tierra 11 febrero, 2022
    La confirmación de un tercer planeta orbitando Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro Sol, indica que seguramente habrá más mundos en zona de habitabilidad a solo 4,22 años luz de la Tierra.
    Redacción T21
  • Humanos y neandertales vivieron juntos al sur de Francia hace 54.000 años 11 febrero, 2022
    El homo sapiens habitó Europa hace al menos 54.000 años, 10.000 años antes de lo que se había documentado hasta ahora, y compartió con los extintos neandertales una cueva del sur de Francia al menos durante miles de años.
    Redacción T21
  • Una molécula intestinal despierta el hambre de amor 10 febrero, 2022
    Los investigadores encontraron que los alimentos ricos en proteínas desencadenan la liberación de la hormona diurética 31, o "Dh31". Esta molécula de señalización, que se libera del tracto gastrointestinal en las moscas.de la fruta, genera una serie de reacciones que culminan en la transición de la alimentación al apareamiento: después de comer, las moscas quieren […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un láser puede enviar una nave espacial a Marte en 45 días 10 febrero, 2022
    Un láser ubicado en la Tierra podría impulsar a una nave espacial y hacerla llegar a la atmósfera marciana en un mes y medio, gracias al calentamiento de plasma de hidrógeno. Detenida en la atmósfera de Marte, la nave acercaría suministros para los asentamientos humanos en el planeta rojo.
    Pablo Javier Piacente