Tendencias21

Crean una estructura que cambia de forma y tamaño de manera autoaccionada

Un equipo de la Universidad de Harvard (EE.UU.) ha diseñado un material plegable que puede cambiar de tamaño, volumen y forma. Está hecho a base de cubos, que se pueden programar para autoaccionarse. Podría utilizarse para refugios portátiles o para usos médicos, puesto que funciona desde la escala nanométrica hasta la humana.

Crean una estructura que cambia de forma y tamaño de manera autoaccionada

Imagínese una casa que puede caber en una mochila o una pared que pueda convertirse en una ventana, con el simple accionamiento de un interruptor.

Investigadores de la Universidad de Harvard (Massachusetts, EE.UU.) han diseñado un nuevo tipo de material plegable que es versátil, ajustable y autoaccionado. Se puede cambiar su tamaño, volumen y forma; puede plegarse para soportar el peso de un elefante sin romperse, y expandirse de nuevo para prepararse para la siguiente tarea.

La investigación ha sido dirigida por Katia Bertoldi, profesora asociada de Ciencias Naturales en la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas; James Weaver, investigador del Instituto Wyss de Ingeniería Inspirada en la Biología, y Chuck Hoberman, de la Escuela de Diseño. El artículo aparece en Nature Communications.

«Hemos diseñado una estructura tridimensional de pared delgada que se puede utilizar para fabricar objetos plegables y reprogramables de arquitectura arbitraria, y cuya forma, volumen y rigidez se pueden alterar drásticamente y ajustarse y controlarse continuamente», explica Johannes T. B. Overvelde, estudiante de doctorado del laboratorio de Bertoldi y primer autor del artículo, en la información de Harvard.

La estructura se inspira en una técnica de origami (papiroflexia) llamada esnapología, y está hecha de cubos extrudidos con 24 caras y 36 aristas. Al igual que el origami, el cubo se puede plegar a lo largo de sus bordes para cambiar de forma.

El equipo demostró, tanto teórica como experimentalmente, que el cubo se puede deformar de muchas formas diferentes plegando ciertos bordes, que actúan como bisagras. Asimismo, incrustó actuadores neumáticos en la estructura que se pueden programar para deformar bisagras específicas, cambiando la forma y el tamaño del cubo, y eliminando la necesidad de órdenes externas.

Aplicaciones

Los científicos conectaron 64 de estas células individuales para crear un cubo de 4x4x4 que puede crecer y reducirse, cambiar su forma global, cambiar la orientación de su microestructura, y doblarse hasta hacerse completamente plano.

A medida que la estructura cambia de forma, cambia también la rigidez, lo que significa que uno podría hacer que un material sea muy flexible o muy rígido usando el mismo diseño original. Estos cambios accionados en las propiedades del material le añaden una cuarta dimensión.

«Sabemos exactamente lo que necesitamos hacer para obtener la forma que queremos», explica Bertoldi. El material puede ser integrado con cualquier tipo de accionador, de tipo térmico, dieléctrico o incluso agua.

«Este sistema estructural tiene implicaciones interesantes para la arquitectura dinámica, como refugios portátiles, fachadas de edificios adaptables y techos retráctiles», dice Hoberman. «Aunque los enfoques actuales de estas aplicaciones se basan en la mecánica estándar, esta tecnología ofrece ventajas únicas, como que integra superficie y estructura, su simplicidad inherente de fabricación, y su capacidad para plegarse en un plano.»

«Esta investigación muestra una nueva clase de materiales plegables que también es completamente escalable», dice Overvelde. «Se trabaja a partir de la nanoescala hasta la escala métrica y podría utilizarse para hacer cualquier cosa, desde stents quirúrgicos a cúpulas pop-up portátiles para auxilio en desastres».

Referencia bibliográfica:

Johannes T.B. Overvelde, Twan A. de Jong, Yanina Shevchenko, Sergio A. Becerra, George M. Whitesides, James C. Weaver, Chuck Hoberman, Katia Bertoldi: A three-dimensional actuated origami-inspired transformable metamaterial with multiple degrees of freedom. Nature Communications (2016). DOI: 10.1038/ncomms10929.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los filamentos cósmicos son como el cementerio de los elefantes para las galaxias 28 febrero, 2022
    Los filamentos cósmicos que dan forma al universo son como el cementerio de los elefantes para las galaxias: no solo determinan su evolución desde que nacen hasta que forman cúmulos, sino que también son el lugar donde llegan al final de sus vidas.
    EPFL/T21
  • La guerra de Ucrania puede comprometer la seguridad global 28 febrero, 2022
    Los científicos advierten de un posible escape de patógenos biológicos en Ucrania como consecuencia de la guerra, al mismo tiempo que las centrales nucleares están en estado de alerta máxima por los riesgos sobre los 15 reactores del país, entre ellos el de Chernobil.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Crean dimensiones sintéticas a partir de un nuevo estado de la materia 27 febrero, 2022
    Científicos norteamericanos han conseguido crear dimensiones sintéticas excitando con láser unos átomos gigantes que representan un nuevo estado de la materia. Imitan las interacciones cuánticas que se producen cuando los electrones fluctúan más allá de las dimensiones clásicas.
    Redacción T21
  • Descubren en Rio Tinto minerales que pueden secuestrar metales pesados 26 febrero, 2022
    Una nueva investigación ha detectado en la cuenca de Río Tinto unas minerales que tienen la capacidad de secuestrar metales pesados. Esos mismos minerales han sido descubiertos en Marte, lo que sugiere que en el pasado fue más húmedo y templado. Pero el científico español que participó en esta investigación, Ricardo Amils, advierte: la existencia […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El ADN antiguo revela los cambios sociales en África que dieron forma a la historia humana 25 febrero, 2022
    El análisis del ADN antiguo permitió descubrir detalles de los cambios ocurridos hace 50.000 años en África, que explicarían cómo evolucionaron los humanos que se quedaron en el continente luego de la expansión del Homo sapiens hacia otras partes del planeta. En ese momento, casi al mismo tiempo que las personas comenzaron a mudarse a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Dos monstruosas ondas de choque, más grandes que la Vía Láctea, se propagan por el espacio 25 febrero, 2022
    Una gigantesca colisión de dos cúmulos de galaxias estremeció al Universo hace 1.000 millones de años: produjo un par de ondas de choque de proporciones descomunales, que en la actualidad brillan intensamente en longitudes de onda de radio, abarcando un espacio sesenta veces superior al diámetro estimado de 100.000 años luz de la Vía Láctea. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los dinosaurios murieron en primavera 25 febrero, 2022
    La extinción de los dinosaurios ocurrió en la primavera de hace 66 millones de años, lo que explica por qué muchas aves y mamíferos sobrevivieron al impacto de un asteroide de 10 kilómetros de ancho que resultó demoledor para la vida en todo el planeta.
    InsideScience/T21
  • Neuronas y dendritas especializadas desarrollan la matemática cerebral 25 febrero, 2022
    Dos investigaciones diferentes han desvelado la importancia de las matemáticas para el cerebro: no solo tiene neuronas especializadas en sumar y restar, sino también dendritas que realizan cálculos complejos para procesar la información sensorial.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente