Tendencias21

Crean una nanocomputadora que se alimenta de energía como las células vivas

Un equipo internacional ha creado modelo de computadora a nanoescala alimentado por trifosfato de adenosina, ATP, la sustancia que alimenta las células biológicas. Gasta mucha menos energía, y por tanto se calienta mucho menos y es más sostenible que los computadores electrónicos.

Crean una nanocomputadora que se alimenta de energía como las células vivas

La sustancia que proporciona energía a todas las células de nuestro cuerpo, el trifosfato de adenosina (ATP), también puede ser capaz de impulsar la próxima generación de superordenadores. Eso es lo que cree un equipo internacional de investigadores dirigido por Dan Nicolau, catedrático de Bioingeniería de la Universidad McGill (Canadá).

El equipo ha publicado un artículo sobre el tema esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), en el que describen el modelo de una computadora biológica que han creado que es capaz de procesar la información muy rápidamente y con precisión, utilizando redes en paralelo de la misma manera que las enormes super computadoras electrónicas; con la diferencia de que el modelo de bio-superordenador que han creado es mucho más pequeño que los superordenadores actuales, con un gran ahorro de energía, y utiliza las proteínas presentes en todas las células vivas para funcionar.

«Hemos logrado crear una red muy compleja en un área muy pequeña», dice Nicolau en la información de McGill. Comenzó a trabajar en la idea con su hijo, Dan Jr., hace más de una década, y luego se unió a colegas de Alemania, Suecia y los Países Bajos, hace unos 7 años.

El modelo de bio-supercomputadora que los Nicolau (padre e hijo) y sus colegas han creado se llevó a cabo gracias a una combinación de modelado geométrico y conocimientos de ingeniería (a nanoescala). Es un primer paso para demostrar que este tipo de computadora biológica puede funcionar de verdad.

El circuito de los investigadores tiene la apariencia de un mapa de carreteras de una ciudad bulliciosa, vista desde un avión. Al igual que en una ciudad, los coches y los camiones de diferentes tamaños, con motores de diferentes tipos, navegan a través de los canales que se han creado para ellos, consumiendo el combustible que necesitan para mantenerse en movimiento.

Computación más sostenible

Pero en el caso del biocomputador, la ciudad es un chip que mide aproximadamente 1,5 centímetros cuadrados en los que se han grabado los canales.

En lugar de electrones propulsados ​​por una carga eléctrica que se mueven alrededor de un microchip tradicional, hay cadenas cortas de proteínas (que los investigadores llaman agentes biológicos) viajando alrededor del circuito de una manera controlada, cuyos movimientos son alimentados con ATP, la sustancia química que es, en cierto modo, el jugo de la vida.

Debido a que funciona con agentes biológicos, y como resultado de eso, casi no se calienta, el modelo de bio-supercomputadora que han desarrollado los investigadores utiliza mucha menos energía que los superordenadores electrónicos estándar, por lo que es más sostenible. Los superordenadores tradicionales utilizan tanta electricidad, que se calientan mucho y luego tienen que enfriarse.

Pasar del modelo a la realidad

Aunque el modelo de bio-superordenador fue capaz de hacer frente de manera muy eficiente a un complejo problema matemático clásico mediante el uso de computación en paralelo del tipo de la que utilizan los superordenadores, los investigadores reconocen que todavía queda mucho trabajo por delante para pasar del modelo que han creado a un equipo funcional a escala completa.

«Ahora surgirán otros modelos que intenten llevar el nuestro más lejos, usando diferentes agentes biológicos, por ejemplo», dice Nicolau. «Es difícil decir cuándo veremos un bio-superordenador a escala completa. Una de las opciones para hacer frente a problemas más grandes y complejos puede ser combinar nuestro dispositivo con un ordenador convencional para que forme un dispositivo híbrido. En este momento estamos trabajando en una variedad de maneras de llevar la investigación más lejos».

Referencia bibliográfica:

Dan V. Nicolau, Mercy Lard, Till Korten, Falco C. M. J. M. van Delft, Malin Persson, Elina Bengtsson, Alf Månsson, Stefan Diez, Heiner Linke, Dan V. Nicolau: Parallel computation with molecular-motor-propelled agents in nanofabricated networks. Proceedings of the National Academy of Sciences (2016). DOI: 10.1073/pnas.1510825113.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente