Tendencias21
Descubren cómo gestiona el cerebro la transmisión cultural

Descubren cómo gestiona el cerebro la transmisión cultural

El cerebro gestiona la transmisión de valores culturales, creencias y costumbres a través del proceso cognitivo, el desarrollo de materiales y la complejidad social, según una investigación basada en el análisis visual de objetos de la prehistoria de Galicia.

Descubren cómo gestiona el cerebro la transmisión cultural

Un estudio ha utilizado técnicas de seguimiento ocular para analizar los procesos de atención selectiva que determinan la forma en que exploramos e interactuamos con nuestro entorno. Los investigadores estudiaron los movimientos de los ojos al observar diferentes patrones decorativos representados en objetos cerámicos prehistóricos. Los resultados indican que existe una evolución paralela entre los procesos cognitivos, el desarrollo de la cultura material y la complejidad social.

Los investigadores examinaron la respuesta visual de 113 individuos al observar cerámicas prehistóricas pertenecientes a diferentes estilos y sociedades. Las cerámicas analizadas abarcan 4.000 años de la prehistoria gallega, y son representativas de los estilos de cerámica, como la cerámica campaniforme (asociada a la Edad de Cobre e inicios de la Edad del Bronce), que se encuentran en toda Europa. Los resultados indican que el comportamiento visual sigue las mismas tendencias evolutivas que impulsaron la evolución de las sociedades complejas que construyeron estos escenarios arqueológicos.

Neuroarqueología

«Supusimos que la cultura y la vida social influyen en la cognición de una manera muy estereotipada. Los movimientos oculares son la prueba más objetiva de una evolución paralela entre el proceso cognitivo, el desarrollo material y los cambios en la complejidad social», explica el investigador del CSIC Felipe Criado-Boado, del Instituto de Ciencias del Patrimonio, en Santiago de Compostela. Este estudio forma parte del campo de la neuroarqueología, un nuevo campo científico que combina la neurociencia con la paleontología humana, la arqueología y otras ciencias sociales y humanas.

«La prominencia visual de cada estilo cerámico produce una respuesta visual distinta. Las cerámicas prehistóricas constituyen una parte importante del mundo material que rodeaba a los individuos de esa época. Un análisis de proporciona resultados de una gran importancia», añade Criado-Boado.

Luis M. Martínez, investigador del Instituto de Neurociencias, en Alicante, explica a su vez que «en nuestro cerebro hay circuitos o mapas neuronales que representan nuestro espacio personal y peripersonal (el que está entre 20 y 30 centímetros de nosotros). Estos circuitos determinan la forma en que nos relacionamos socialmente y también con el mundo que nos rodea. Con experimentos de este tipo, estamos demostrando que estas representaciones se modifican mediante el uso y la fabricación de herramientas y de otros artefactos culturales. Lo que estamos descubriendo es que esas representaciones modificadas se incorporan rápidamente a estos mapas neuronales, convirtiéndose en parte de nuestro esquema corporal como si fuera una extensión propia. Estos experimentos demuestran inequívocamente que existe una interacción muy estrecha entre los cambios culturales y la plasticidad del cerebro, lo que proporciona una nueva perspectiva sobre cómo gobierna el cerebro la transmisión de valores culturales, creencias y costumbres.»

Compromiso perceptivo

Los resultados de esta investigación indican que el sistema visual humano internaliza activamente el objeto que observa, lo que demostraría que existe un compromiso perceptivo entre los observadores y las estructuras materiales en su entorno.

«Por eso la percepción no se puede separar de la forma. Vista desde esta perspectiva, se podría proponer que la forma de los objetos (cerámica, en este caso) y el patrón de exploración visual que producen, han cambiado a lo largo de la historia y están relacionados con el comportamiento de la misma manera que lo son con el ámbito social, incluida la complejidad social «, añade Criado-Boado.

Otra de las conclusiones de este estudio es que la tecnología es un factor importante en los aspectos mentales de la vida humana. Esto ofrece una nueva perspectiva que ayuda a explicar los procesos de innovación y cambio tecnológico que tienen lugar en todos los períodos históricos, incluido el presente.

«Se cree que en 2020 habrá 100.000 millones de sensores por todo el mundo captando información de todo tipo y procesándola digitalmente, todos conectados entre sí y funcionando como un gran cerebro humano. Si se cumple esta previsión, la investigación en el campo de los procesos cognitivos y la cultura material a lo largo de la historia puede ser de utilidad en el futuro, ya que puede mostrar cómo los humanos confían en imágenes que les ayudan a formarse una conciencia colectiva del mundo», concluye el investigador.

Referencia

Coevolution of visual behaviour, the material world and social complexity, depicted by the eye-tracking of archaeological objects in humans. Felipe Criado-Boado et al. Scientific Reports 9, Article number: 3985 (2019).  DOI: http://www.nature.com/articles/s41598-019-39661-w
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Puede haber muchos más planetas habitables a 4,22 años luz de la Tierra 11 febrero, 2022
    La confirmación de un tercer planeta orbitando Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro Sol, indica que seguramente habrá más mundos en zona de habitabilidad a solo 4,22 años luz de la Tierra.
    Redacción T21
  • Humanos y neandertales vivieron juntos al sur de Francia hace 54.000 años 11 febrero, 2022
    El homo sapiens habitó Europa hace al menos 54.000 años, 10.000 años antes de lo que se había documentado hasta ahora, y compartió con los extintos neandertales una cueva del sur de Francia al menos durante miles de años.
    Redacción T21
  • Una molécula intestinal despierta el hambre de amor 10 febrero, 2022
    Los investigadores encontraron que los alimentos ricos en proteínas desencadenan la liberación de la hormona diurética 31, o "Dh31". Esta molécula de señalización, que se libera del tracto gastrointestinal en las moscas.de la fruta, genera una serie de reacciones que culminan en la transición de la alimentación al apareamiento: después de comer, las moscas quieren […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un láser puede enviar una nave espacial a Marte en 45 días 10 febrero, 2022
    Un láser ubicado en la Tierra podría impulsar a una nave espacial y hacerla llegar a la atmósfera marciana en un mes y medio, gracias al calentamiento de plasma de hidrógeno. Detenida en la atmósfera de Marte, la nave acercaría suministros para los asentamientos humanos en el planeta rojo.
    Pablo Javier Piacente
  • Sergio Miguel Tomé: el universo es un sistema computacional 10 febrero, 2022
    Una nueva teoría afirma que un sistema computacional oculto bajo las leyes naturales rige el funcionamiento del universo. El nuevo paradigma, además de afectar a la física porque modifica el concepto de fenómeno físico, también tiene implicaciones para las matemáticas y las ciencias cognitivas. Para desarrollarlo se necesita una investigación de físicos e informáticos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Científicos europeos consiguen un nuevo récord mundial de energía 10 febrero, 2022
    Utilizando el combustible de futuras plantas de energía de fusión, los científicos de JET en Oxford han duplicado con creces el récord histórico de 1997: obtuvieron 59 megajulios de energía y una potencia de salida de poco más de 11 megavatios durante cinco segundos.
    IPP/T21
  • Los europeos contemporáneos son genéticamente esteparios 9 febrero, 2022
    La ascendencia de la estepa en composición genética europea contemporánea ha contribuido a una constitución fuerte, con una estatura alta y una mayor circunferencia de la cadera y la cintura, pero también a un mayor nivel de colesterol en la sangre, según un estudio.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cometa del tamaño de un planeta menor se nos acercará en 2031 sin riesgo de colisión 9 febrero, 2022
    Un equipo de investigadores ha confirmado que 2014 UN271, también llamado Bernardinelli-Bernstein, es el cometa más grande jamás observado. Con un diámetro de 137 kilómetros, hará su mayor acercamiento a la Tierra en 2031, sin riesgo de colisión, después de tres millones de años lejos del sistema solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Una tormenta de fuego azotó la Tierra hace 13.000 años y luego la congeló 9 febrero, 2022
    Hace 13.000 años, un 10 % de nuestro planeta quedó súbitamente a merced del fuego: el incendio global se habría producido por la caída de un cometa de 100 kilómetros de ancho. Luego que la Tierra ardió, las temperaturas bajaron de nuevo y el planeta pasó por una breve edad de hielo. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los mejillones podrían salvar a la humanidad por segunda vez 9 febrero, 2022
    Al igual que ocurrió al principio de los tiempos humanos, los mejillones cultivados en las mismas costas que alimentaron a las primeras migraciones de nuestra especie, pueden salvar a la humanidad de su extinción ante una eventual crisis alimentaria global.
    Redacción T21