Tendencias21
Logran predecir posibles partos prematuros

Logran predecir posibles partos prematuros

Las proteínas que se encuentran en las muestras de sangre al final del primer trimestre de embarazo pueden predecir los nacimientos prematuros antes de las 35 semanas de gestación, incluso entre las madres primerizas.

Logran predecir posibles partos prematuros

Investigadores del Brigham and Women’s Hospital, en Estados Unidos, han desarrollado un análisis de sangre para ayudar a predecir durante el embarazo los riesgos de sufrir un parto prematuro espontáneo.
 

Casi el 10 por ciento de los nacimientos tienen lugar antes de las 37 semanas de gestación. Los nacimientos prematuros pueden deberse a varias afecciones, como el parto prematuro, la rotura prematura de la membrana placentaria o la preeclampsia.
 

Las madres que anteriormente tuvieron partos prematuros se consideran de mayor riesgo, pero predecir el parto prematuro espontáneo es un desafío, especialmente en los casos de madres primerizas.
 

«Muchos de los problemas en el embarazo que resultan en un parto prematuro espontáneo comienzan al final del primer trimestre, cuando la placenta se vuelve vascularizada», explica el doctor Thomas McElrath en un comunicado. «Nuestro objetivo es desarrollar marcadores de pronóstico para ayudar a hacer predicciones y, en última instancia, ayudarnos a adaptar el tratamiento a la persona y ofrecer atención altamente personalizada a todas las mujeres desde el comienzo de su embarazo».
 

Micropartículas delatoras
 

McElrath y sus colegas han descubierto que las proteínas contenidas en las micropartículas que circulan por la sangre pueden contener pistas importantes sobre el nacimiento prematuro espontáneo.
 

Las micropartículas circulantes (CMP por sus siglas en inglés) son pequeños paquetes secretados por células que pueden contener proteínas, ARN y otras moléculas que actúan como mensajes que pueden transmitirse de una célula a otra.
 

Esta forma de comunicación de célula a célula se ha estudiado en gran medida en el cáncer, pero McElrath y otros investigadores se han preguntado si las CMP tienen sus raíces evolutivas en el proceso de implantación placentaria. Las proteínas que se encuentran en las CMP se pueden detectar en muestras de sangre de pacientes, lo que las convierte en biomarcadores de lectura sencilla.

En estudios anteriores, el equipo de McElrath identificó un grupo de cinco proteínas prometedoras que, según los investigadores, podrían predecir el nacimiento prematuro. Para comprobarlo, compararon muestras de 87 mujeres que dieron a luz a las 35 semanas de embarazo o antes, con muestras de 174 mujeres que dieron a luz a término y tenían la misma edad y la misma semana de embarazo en el momento de la extracción de sangre.
 

El equipo analizó varias proteínas asociadas con CMP, pero descubrió que un subconjunto de estas proteínas podría ayudar a predecir el riesgo tanto para las madres que habían dado a luz previamente como para las madres primerizas.
 

“Lo que más me impresiona es que esta prueba sugiere una forma de identificar a las mujeres que pueden estar en riesgo y que están teniendo su primer embarazo. Este grupo siempre ha sido un misterio”, señala McElrath.
 

Desarrollo de la prueba
 

Los investigadores planean incluir otros factores de riesgo, como las características maternas, para mejorar aún más la precisión de la prueba. McElrath y sus colegas también esperan usar el mismo método de prueba para buscar marcadores pronósticos de otras afecciones relacionadas con el embarazo, como la diabetes gestacional.
 

Actualmente, no hay tratamiento ni prevención para el parto prematuro espontáneo, pero McElrath espera que el pronóstico sirva como un primer paso importante hacia la terapia, particularmente cuando los investigadores obtienen información sobre sus causas biológicas.

Referencia

Circulating microparticle proteins obtained in the late first trimester predict spontaneous preterm birth at less than 35 weeks’ gestation: a panel validation with specific characterization by parity. T. F. McElrath et al. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 25 January 2019. DOI: https://doi.org/10.1016/j.ajog.2019.01.220.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Puede haber muchos más planetas habitables a 4,22 años luz de la Tierra 11 febrero, 2022
    La confirmación de un tercer planeta orbitando Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro Sol, indica que seguramente habrá más mundos en zona de habitabilidad a solo 4,22 años luz de la Tierra.
    Redacción T21
  • Humanos y neandertales vivieron juntos al sur de Francia hace 54.000 años 11 febrero, 2022
    El homo sapiens habitó Europa hace al menos 54.000 años, 10.000 años antes de lo que se había documentado hasta ahora, y compartió con los extintos neandertales una cueva del sur de Francia al menos durante miles de años.
    Redacción T21
  • Una molécula intestinal despierta el hambre de amor 10 febrero, 2022
    Los investigadores encontraron que los alimentos ricos en proteínas desencadenan la liberación de la hormona diurética 31, o "Dh31". Esta molécula de señalización, que se libera del tracto gastrointestinal en las moscas.de la fruta, genera una serie de reacciones que culminan en la transición de la alimentación al apareamiento: después de comer, las moscas quieren […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un láser puede enviar una nave espacial a Marte en 45 días 10 febrero, 2022
    Un láser ubicado en la Tierra podría impulsar a una nave espacial y hacerla llegar a la atmósfera marciana en un mes y medio, gracias al calentamiento de plasma de hidrógeno. Detenida en la atmósfera de Marte, la nave acercaría suministros para los asentamientos humanos en el planeta rojo.
    Pablo Javier Piacente
  • Sergio Miguel Tomé: el universo es un sistema computacional 10 febrero, 2022
    Una nueva teoría afirma que un sistema computacional oculto bajo las leyes naturales rige el funcionamiento del universo. El nuevo paradigma, además de afectar a la física porque modifica el concepto de fenómeno físico, también tiene implicaciones para las matemáticas y las ciencias cognitivas. Para desarrollarlo se necesita una investigación de físicos e informáticos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Científicos europeos consiguen un nuevo récord mundial de energía 10 febrero, 2022
    Utilizando el combustible de futuras plantas de energía de fusión, los científicos de JET en Oxford han duplicado con creces el récord histórico de 1997: obtuvieron 59 megajulios de energía y una potencia de salida de poco más de 11 megavatios durante cinco segundos.
    IPP/T21
  • Los europeos contemporáneos son genéticamente esteparios 9 febrero, 2022
    La ascendencia de la estepa en composición genética europea contemporánea ha contribuido a una constitución fuerte, con una estatura alta y una mayor circunferencia de la cadera y la cintura, pero también a un mayor nivel de colesterol en la sangre, según un estudio.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cometa del tamaño de un planeta menor se nos acercará en 2031 sin riesgo de colisión 9 febrero, 2022
    Un equipo de investigadores ha confirmado que 2014 UN271, también llamado Bernardinelli-Bernstein, es el cometa más grande jamás observado. Con un diámetro de 137 kilómetros, hará su mayor acercamiento a la Tierra en 2031, sin riesgo de colisión, después de tres millones de años lejos del sistema solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Una tormenta de fuego azotó la Tierra hace 13.000 años y luego la congeló 9 febrero, 2022
    Hace 13.000 años, un 10 % de nuestro planeta quedó súbitamente a merced del fuego: el incendio global se habría producido por la caída de un cometa de 100 kilómetros de ancho. Luego que la Tierra ardió, las temperaturas bajaron de nuevo y el planeta pasó por una breve edad de hielo. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los mejillones podrían salvar a la humanidad por segunda vez 9 febrero, 2022
    Al igual que ocurrió al principio de los tiempos humanos, los mejillones cultivados en las mismas costas que alimentaron a las primeras migraciones de nuestra especie, pueden salvar a la humanidad de su extinción ante una eventual crisis alimentaria global.
    Redacción T21