Tendencias21

Descubren el interruptor cerebral de la ansiedad

Una nueva investigación ha descubierto en ratones el interruptor cerebral que activa o apaga la ansiedad. Son unas neuronas del hipocampo que se conectan en situaciones de peligro y que pueden desconectarse o estimularse a voluntad mediante un rayo de luz. Una esperanza para los más de 260 millones de personas que padecen ansiedad en el mundo.

Descubren el interruptor cerebral de la ansiedad

Científicos norteamericanos han conseguido identificar unas neuronas en el cerebro que son las que desencadenan la ansiedad. Estas neuronas están situadas en el hipocampo y no sólo regulan la reacción de ansiedad, sino que también pueden ser controladas mediante un haz de luz. Los resultados se han publicado en la revista Neuron.

El descubrimiento se ha producido mediante un experimento con ratones, a los que sometieron a una serie de experiencias provocadoras de estrés, como por ejemplo dejarlos en espacios abiertos expuestos a depredadores, según se explica en un comunicado de la Universidad de California en San Francisco.

Mientras vivían esa experiencia, los investigadores registraron la actividad de las células del hipocampo. Observaron que cuando los ratones se sentían inseguros, se activaban las neuronas de una parte del hipocampo llamada CA1 ventral (vCA1).

El hipocampo es una de las principales estructuras del cerebro que se localiza, tanto en humanos como en otros primates, en el interior del lóbulo temporal. Desempeña funciones importantes en la memoria y el manejo del espacio, así como en regular las hormonas que controlan las emociones.

Neuronas de posición, neuronas de ansiedad

Ya se sabía que determinadas neuronas del hipocampo se activan también cuando un individuo atraviesa un espacio. Se llaman neuronas de posición o células del lugar. La nueva investigación ha identificado otras neuronas del hipocampo especializadas en desencadenar la ansiedad y las han llamado células o neuronas ansiosas.

Como el mismo proceso de regulación de las emociones se produce también en humanos, y no sólo en los ratones del experimento, los investigadores suponen que estas neuronas de la ansiedad pueden formar parte también de la biología humana.

Si esto es así, esta investigación ha abierto nuevos caminos a la investigación sobre el origen de la ansiedad y su tratamiento, especialmente porque ha encontrado una manera de controlar las neuronas de la ansiedad, al menos en los ratones, y conseguido modificar su comportamiento.

Para alcanzar este segundo resultado, los investigadores utilizaron una técnica denominada optogenética para enviar un rayo de luz sobre las neuronas de la ansiedad y reducir su actividad.

En consecuencia, consiguieron que los ratones recuperaran un comportamiento confiado y sin ansiedad, lo que les permitió disfrutar del espacio en el que estaban sin pensar en el riesgo que representa la posibilidad de que aparezca un depredador.

También a la inversa

Otra cosa que descubrieron es que este interruptor de la ansiedad no funciona sólo un una dirección. Cambiando los parámetros de la luz, aumentaron la actividad de las neuronas de la ansiedad y provocaron el pánico en los ratones, incluso en los espacios que consideraban seguros.

Los investigadores no creen que estas neuronas del hipocampo sean las únicas implicadas en la aparición de la ansiedad. Consideran más bien que son una parte de un circuito más extenso a través del cual el animal percibe informaciones relacionadas con la ansiedad.

Esta investigación abre nuevos caminos a la investigación neurológica sobre los mecanismos de la ansiedad en humanos y posibles nuevos tratamientos para una enfermedad mental que afecta a más de 260 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Hasta ahora, los trastornos de ansiedad se relacionan con bajos niveles en un neurotransmisor que reducen la actividad del sistema nervioso central y desencadenan la ansiedad. Los tratamientos actuales se basan en ansiolíticos y antidepresivos.

Las investigaciones se orientarán ahora a determinar si el interruptor cerebral de la ansiedad funciona de la misma forma en humanos, algo que se considera plausible por las similitudes que tenemos en algunos aspectos con los ratones.

Referencia
Anxiety Cells in a Hippocampal-Hypothalamic Circuit. Neuron, January 31, 2018. DOI:https://doi.org/10.1016/j.neuron.2018.01.016

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un nuevo cohete chino fuera de control amenaza a la Tierra 3 noviembre, 2022
    China permitirá una vez más que un cohete fuera de control caiga del cielo, concretamente este 4 de noviembre: no es la primera vez que una etapa del cohete Long March 5B puede caer sobre un área poblada. La estructura, de 21 toneladas métricas, ha comenzado un reingreso descontrolado y potencialmente peligroso a la atmósfera […]
    Pablo Javier Piacente
  • La reproducción en ratones responde a criterios de calidad neuronal y la agresión a la cantidad 3 noviembre, 2022
    El cerebro del ratón dispone de una puerta que regula la activación de neuronas según se precise aparearse con una hembra o atacar a otro macho: en el primer caso opta por la calidad, en el segundo por la cantidad de neuronas implicadas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Explican científicamente por qué los gatos tienen siete vidas 3 noviembre, 2022
    Una combinación de la reducción de la velocidad de aterrizaje debido a la aerodinámica, de las propiedades de resorte de sus patas y de la relación entre la masa corporal y el diámetro de sus huesos, le dan al gato las siete vidas que se le atribuyen.
    N+1/T21
  • Los colores que vemos viven en nuestros ojos, nuestro cerebro, nuestra cultura y el entorno 2 noviembre, 2022
    El color está en los ojos y el cerebro del espectador: la forma en que vemos y describimos los tonos varía ampliamente entre las personas por múltiples razones. Según un nuevo estudio, estas variaciones están determinadas por variables como nuestra estructura ocular individual, la forma en que nuestro cerebro procesa las imágenes, qué idioma hablamos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 2 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Pistas químicas resuelven uno de los misterios de los violines Stradivarius 2 noviembre, 2022
    Unas pistas químicas han resuelto uno de los misterios que convierten a los Stradivarius en los mejores violines del mundo: la madera contiene un tratamiento a base de proteínas que podría influir en el sonido del instrumento, dándole su inconfundible claridad.
    CERIC/T21
  • Las matemáticas descubren cuál es la mejor defensa para un equipo de fútbol 2 noviembre, 2022
    Físicos argentinos han desarrollado un modelo informático fabricado con imágenes reales de partidos de fútbol que calcula la mejor defensa para un equipo: lo que marca la diferencia no es la cooperación para los pases, sino la distancia entre los jugadores.
    N+1/T21
  • Identifican en Marte el impacto de meteorito más grande registrado en el Sistema Solar 1 noviembre, 2022
    Un seismo que sacudió el planeta rojo en 2021 fue el resultado del impacto de un meteorito masivo, según revelaron los científicos de la NASA. Se trata del impacto de meteorito más grande registrado hasta hoy en todo el Sistema Solar: el cráter producido mide 150 metros de ancho y 21 metros de profundidad. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un enorme asteroide potencialmente peligroso para la Tierra 1 noviembre, 2022
    Un asteroide cercano y potencialmente peligroso es el más grande identificado en los últimos 8 años, según los investigadores. Con casi un kilómetro y medio de ancho, desarrolla una órbita que, en el futuro, podría acercarlo lo suficiente a la Tierra como para plantear un grave problema y poner a prueba los sistemas de defensa […]
    Pablo Javier Piacente
  • Podría haber 4 quintillones de objetos extraterrestres en nuestro sistema solar 1 noviembre, 2022
    En nuestro sistema solar podría haber hasta 4 quintillones de objetos tecnológicos extraterrestres. La mayoría serían muy pequeños para ser detectados, pero otros podrían ser como el misterioso Oumuamua, según astrónomos de Harvard.
    Eduardo Martínez de la Fe