Tendencias21

Descubren la sede de la consciencia en el cerebro

Científicos de la Universidad de Wisconsin han identificado la zona del cerebro donde se origina la consciencia y abierto la posibilidad de estimularla eléctricamente para recuperar a personas en estado de coma.

Una investigación de la Universidad de Wisconsin (USA) ha descubierto probablemente lo que puede ser la zona del cerebro en la que se origina la consciencia: el tálamo lateral central (CL).

Además, han comprobado que estimulando eléctricamente esa zona del cerebro, es posible despertar a monos anestesiados y provocar en ellos comportamientos normales de vigilia.

Para conseguir este efecto, los investigadores implantaron electrodos en los cerebros de los macacos y utilizaron una técnica conocida como estimulación cerebral profunda para enviar impulsos eléctricos a puntos específicos del cerebro.

Los investigadores enviaron esos impulsos al tálamo lateral central y observaron que los monos anestesiados abrieron los ojos, estiraron sus miembros, movieron sus caras y cuerpos y sus signos vitales cambiaron, tal como ocurre en estado de vigilia.

Sin embargo, al suspender la estimulación, los monos volvieron a caer en el estado de sueño provocado por la anestesia.

Doble efecto

La investigación tiene dos efectos significativos: el primero por haber identificado la zona del cerebro de la que depende la consciencia, y el segundo por haber dado tal vez con la posibilidad de recuperar la consciencia en personas que estén en estado de coma.

Respecto a la localización de la consciencia en el cerebro, esta investigación ha sido mucho más precisa que anteriores trabajos orientados a identificar el origen de la consciencia.

Esas investigaciones habían sugerido que ciertas áreas del cerebro, como la corteza parietal y el tálamo, estaban implicadas en los procesos de consciencia.

La nueva investigación ha ido más lejos, según explica el autor principal, Yuri Saalmann, profesor asistente en la Universidad de Wisconsin, Madison, porque grabaron al cerebro desde varios ángulos al mismo tiempo para ver cómo se comportaba toda la red neuronal en experiencias relacionadas con la consciencia.

Desde esa perspectiva cerebral global, estudiaron el comportamiento neuronal de los macacos como modelo animal, tanto en estado de vigilia, como durmiendo y anestesiados.

De esta forma acotaron la zona del cerebro directamente implicada en los procesos de consciencia y comprobaron que la corteza cerebral, también considerada clave para la consciencia, influía en el tálamo lateral central para mantenerlo activo.

Interruptor de consciencia

Una vez identificada esta región, comprobaron su relación con la consciencia cuando la estimularon eléctricamente mientras los macacos estaban anestesiados y observaron que despertaban durante el mismo tiempo que duraba la estimulación.

Estimularon con precisión múltiples sitios simultáneamente a una distancia de tan solo 200 millonésimas de metro con ráfagas de electricidad 50 veces por segundo, y comprobaron que esa acción actuaba como un interruptor para que el cerebro entrara y saliera de la anestesia.

Incluso probaron las respuestas neuronales a una serie de pitidos provocados a propósito en ese fugaz momento de estar despiertos, y descubrieron que la reacción cerebral era la misma que correspondía al momento de vigilia.

Habían dado en el blanco: por primera vez, consiguieron recuperar la consciencia en macacos inducidos a un estado de inconsciencia profundo, y al mismo tiempo precisaron un ciclo particular de la actividad cerebral que es crucial para la consciencia: el tálamo lateral central animado por la corteza.

Aplicación clínica

El segundo efecto de este descubrimiento tiene que ver con la posibilidad de que esta técnica de estimulación profunda aplicada al tálamo lateral central pueda eventualmente despertar a personas en estado de coma.

También podría servir para controlar a pacientes que estén en estado de anestesia para una intervención quirúrgica, con la finalidad de comprobar que están inconscientes de forma segura.

En cualquier caso, esta tecnología podría tardar años en traducirse en aplicaciones médicas.

En primer lugar, habría que realizar más estudios con monos para ver si son capaces de realizar tareas prácticas durante la estimulación cerebral profunda, antes de volver a dormirse.

Una vez que se comprobase esta eventualidad, habría que confirmar que el tratamiento es eficaz con nuevos ensayos con animales, antes de que sean aprobados para que se estudie su viabilidad con pacientes humanos en estado de coma.

No obstante, los investigadores están convencidos de que su descubrimiento podría afectar profundamente al tratamiento de los trastornos de consciencia.

Esta investigación complementa otra realizada por el neurocientífico  Adrian Owen, de la Universidad Western Ontario (Canadá), que el año pasado estableció por primera vez que la consciencia deja una huella en el cerebro y que esa huella puede servir de marcador para determinar si una persona en estado de coma registra algún tipo de consciencia.

Ahora sabemos que el tálamo lateral central está también implicado en este registro.

Referencia

Thalamus Modulates Consciousness via Layer-Specific Control of Cortex.  Yuri B. Saalmann et al. Neuron, February 12, 2020. DOI:https://doi.org/10.1016/j.neuron.2020.01.005

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente