Tendencias21

Detectan remotas galaxias devoradas por agujeros negros

Astrónomos japoneses han detectado restos de tres galaxias que fueron devoradas por agujeros negros supermasivos hace 4.600 millones de años. Hoy figuran entre los objetos más brillantes del universo.

Utilizando el Telescopio Subaru, el Observatorio W. M. Keck y el Observatorio Gemini, tres instalaciones localizadas en Hawai, investigadores de la Universidad de Tokio han confirmado el descubrimiento de tres cuásares duales, dos de ellos nunca revelados hasta hoy.

Los cuásares poseen en cada caso un par de agujeros negros supermasivos en colisión, lo que demuestra que fueron parte de galaxias que se han fusionado. Aportan una información de trascendencia sobre la forma en la cual han evolucionado las galaxias.

Los cuásares duales conforman un fenómeno tan extraño como apasionante. Indican la presencia de galaxias que se han acoplado, debido a la actividad de agujeros negros supermasivos que “devoran” rápidamente toda la materia existente a su alrededor, tanto de su propia galaxia como de su vecina.

De esta forma, ambas galaxias quedan resumidas y compactadas en los cuásares duales, que como su nombre lo indica presentan dos puntos luminosos.

Los cuásares duales hallados y desconocidos hasta hoy, separados por 13.000 años luz de distancia. Foto: Silverman et al.

Extraños e inusuales

De acuerdo a una nota de prensa, solamente un 0,3% de los cuásares son duales. Esto nos indica que son la expresión de un momento único en la historia de las galaxias: el instante en el cual los agujeros negros supermasivos alcanzan su máximo potencial y literalmente degluten dos galaxias, la propia y la vecina. Sin embargo, el hallazgo es sumamente trascendente porque la detección de cuásares duales es realmente muy compleja, teniendo en cuenta el amplio espacio del universo que necesita abarcarse.

Los investigadores destacaron que el descubrimiento alentará nuevas investigaciones utilizando observaciones espectroscópicas de alta resolución, ya que de hallarse más cuásares duales los astrónomos contarán con datos de relevancia para mejorar su comprensión del crecimiento de las galaxias, como así también de la dinámica de los agujeros negros supermasivos.

Misterios y desafíos

Como para tener una idea de la ubicación de estos extraños fenómenos cósmicos, se puede decir que la luz producida por uno de los cuásares duales se emitió hace 4.600 millones de años. Los cuásares son objetos extremadamente luminosos y están dotados de un gran caudal energético, considerando que reciben el impulso de gigantescos agujeros negros, millones o miles de millones de veces más masivos que el Sol.

La luz que emite un cuásar es generada por una enorme cantidad de gas que se inyecta en el agujero negro supermasivo que lo sustenta. Esta increíble disponibilidad de luz hace posible que puedan ser visibles desde los puntos más lejanos del espacio.

Sin embargo, para poder encontrarlos es imprescindible abarcar grandes extensiones del universo. Si tenemos en cuenta además que los cuásares duales son un ínfimo porcentaje de todos los cuásares, la búsqueda de estos objetos se hace aún más compleja.

Como los cuásares más alejados de la Tierra son también los más antiguos, el desarrollo de investigaciones y observaciones al respecto puede ser de gran trascendencia para dilucidar los misterios existentes sobre la formación y evolución de las galaxias, intentando acercarnos a esa “historia del universo” que tanto desvela a la ciencia y a la humanidad en general.

Referencia

Dual Supermassive Black Holes at Close Separation Revealed by the Hyper Suprime-Cam Subaru Strategic Program. John D. Silverman et al. The Astrophysical Journal
(2020).DOI:https://doi.org/10.3847/1538-4357/aba4a3

Foto de portada: Rodion Kutsaev. Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario