Tendencias21
Detectan remotas galaxias devoradas por agujeros negros

Detectan remotas galaxias devoradas por agujeros negros

Astrónomos japoneses han detectado restos de tres galaxias que fueron devoradas por agujeros negros supermasivos hace 4.600 millones de años. Hoy figuran entre los objetos más brillantes del universo.

Utilizando el Telescopio Subaru, el Observatorio W. M. Keck y el Observatorio Gemini, tres instalaciones localizadas en Hawai, investigadores de la Universidad de Tokio han confirmado el descubrimiento de tres cuásares duales, dos de ellos nunca revelados hasta hoy.

Los cuásares poseen en cada caso un par de agujeros negros supermasivos en colisión, lo que demuestra que fueron parte de galaxias que se han fusionado. Aportan una información de trascendencia sobre la forma en la cual han evolucionado las galaxias.

Los cuásares duales conforman un fenómeno tan extraño como apasionante. Indican la presencia de galaxias que se han acoplado, debido a la actividad de agujeros negros supermasivos que “devoran” rápidamente toda la materia existente a su alrededor, tanto de su propia galaxia como de su vecina.

De esta forma, ambas galaxias quedan resumidas y compactadas en los cuásares duales, que como su nombre lo indica presentan dos puntos luminosos.

Los cuásares duales hallados y desconocidos hasta hoy, separados por 13.000 años luz de distancia. Foto: Silverman et al.

Extraños e inusuales

De acuerdo a una nota de prensa, solamente un 0,3% de los cuásares son duales. Esto nos indica que son la expresión de un momento único en la historia de las galaxias: el instante en el cual los agujeros negros supermasivos alcanzan su máximo potencial y literalmente degluten dos galaxias, la propia y la vecina. Sin embargo, el hallazgo es sumamente trascendente porque la detección de cuásares duales es realmente muy compleja, teniendo en cuenta el amplio espacio del universo que necesita abarcarse.

Los investigadores destacaron que el descubrimiento alentará nuevas investigaciones utilizando observaciones espectroscópicas de alta resolución, ya que de hallarse más cuásares duales los astrónomos contarán con datos de relevancia para mejorar su comprensión del crecimiento de las galaxias, como así también de la dinámica de los agujeros negros supermasivos.

Misterios y desafíos

Como para tener una idea de la ubicación de estos extraños fenómenos cósmicos, se puede decir que la luz producida por uno de los cuásares duales se emitió hace 4.600 millones de años. Los cuásares son objetos extremadamente luminosos y están dotados de un gran caudal energético, considerando que reciben el impulso de gigantescos agujeros negros, millones o miles de millones de veces más masivos que el Sol.

La luz que emite un cuásar es generada por una enorme cantidad de gas que se inyecta en el agujero negro supermasivo que lo sustenta. Esta increíble disponibilidad de luz hace posible que puedan ser visibles desde los puntos más lejanos del espacio.

Sin embargo, para poder encontrarlos es imprescindible abarcar grandes extensiones del universo. Si tenemos en cuenta además que los cuásares duales son un ínfimo porcentaje de todos los cuásares, la búsqueda de estos objetos se hace aún más compleja.

Como los cuásares más alejados de la Tierra son también los más antiguos, el desarrollo de investigaciones y observaciones al respecto puede ser de gran trascendencia para dilucidar los misterios existentes sobre la formación y evolución de las galaxias, intentando acercarnos a esa “historia del universo” que tanto desvela a la ciencia y a la humanidad en general.

Referencia

Dual Supermassive Black Holes at Close Separation Revealed by the Hyper Suprime-Cam Subaru Strategic Program. John D. Silverman et al. The Astrophysical Journal
(2020).DOI:https://doi.org/10.3847/1538-4357/aba4a3

Foto de portada: Rodion Kutsaev. Unsplash.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Algunos virus antiguos moldearon nuestros cuerpos y cerebros 19 febrero, 2024
    Los virus antiguos que infectaron a los vertebrados hace cientos de millones de años desempeñaron un papel fundamental en la evolución de nuestros cerebros avanzados y cuerpos de gran tamaño, según un nuevo estudio. De acuerdo a los científicos, una secuencia genética adquirida de retrovirus es crucial para la producción de mielina, y ese código […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente