Tendencias21
Detectan una línea de nieve en un sistema solar en formación

Detectan una línea de nieve en un sistema solar en formación

Utilizando el telescopio ALMA de Chile, científicos de ESO (Observatorio Austral Europeo) han observado las líneas de nieve de un sistema solar muy joven. Las líneas de nieve son las regiones en las que empieza a formarse nieve de las distintas sustancias: agua, pero también dióxido de carbono, metano y monóxido de carbono, entre otras. Esta nieve cubre los granos de polvo y facilita que se vayan formando planetas y cometas.

Detectan una línea de nieve en un sistema solar en formación

Por primera vez se ha obtenido una imagen de una línea de nieve en un remoto sistema planetario sumamente joven.

La línea de nieve, situada en el disco que rodea a la estrella de tipo solar TW Hydrae, promete revelar información sobre la formación de planetas y cometas, los factores que influyen en su composición, y la historia de nuestro Sistema Solar. Los resultados se publicaron ayer en la revista Science Express.

Utilizando el telescopio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) de Chile, los astrónomos han obtenido la imagen de la línea de nieve en un sistema planetario bebé.

En la Tierra, las líneas de nieve se forman a grandes altitudes en las que las temperaturas, al bajar, transforman la humedad del aire en nieve. Esta línea puede verse claramente en una montaña, en la que vemos bien delimitada la cumbre nevada y la zona en la que comenzamos a distinguir la superficie rocosa, libre de nieve.

Las líneas de nieve en torno a estrellas jóvenes se forman de un modo similar, en las regiones más alejadas y frías de los discos a partir de los cuales se forman los sistemas planetarios. Comenzando en la estrella y moviéndose hacia fuera, el agua (H2O) es la primera en congelarse, formando la primera línea de nieve.

Más allá de la estrella, a medida que la temperatura cae, otras moléculas más exóticas pueden llegar a congelarse y convertirse en nieve, como es el caso del dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), y el monóxido de carbono (CO).

A 175 años luz de la Tierra

Estos diferentes tipos de nieve dan a los granos de polvo una cobertura externa que ejerce como pegamento y juega un papel esencial a la hora de ayudar a estos granos a superar su habitual tendencia a romperse tras una colisión, permitiéndoles, por el contrario, convertirse en piezas fundamentales para la formación de planetas y cometas. La nieve, además, aumenta la cantidad de materia sólida disponible y puede acelerar de forma sorprendente el proceso de formación planetaria.

Cada una de estas diferentes líneas de nieve — para el agua, el dióxido de carbono, el metano y el monóxido de carbono — puede estar relacionada con la formación de diferentes tipos de planetas.

Por ejemplo, los planetas rocosos y secos se forman en la parte interior de la línea de nieve del agua (más cerca de la estrella), donde solo puede existir el polvo. En el otro extremo se encuentran los planetas gigantes gaseosos, que se forman más allá de la línea de nieve del monóxido de carbono.

Alrededor de una estrella parecida a nuestro Sol, en un sistema solar similar, la línea de nieve del agua se correspondería con la distancia que hay entre las órbitas de Marte y Júpiter, y la línea de nieve del monóxido de carbono se correspondería con la órbita de Neptuno.

La línea de nieve detectada por ALMA es la primera detección de una línea de nieve de monóxido de carbono en torno a TW Hydrae, una estrella joven que se encuentra a 175 años luz de la Tierra. Los astrónomos creen que este incipiente sistema planetario comparte muchas características con nuestro propio Sistema Solar cuando tenía tan solo unos pocos millones de años.

“ALMA nos ha proporcionado la primera imagen real de una línea de nieve en torno a una estrella joven, lo cual es extremadamente emocionante, ya que esto nos habla de un periodo muy temprano en la historia de nuestro Sistema Solar”, afirma Chunhua “Charlie” Qi (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, Cambridge, EE.UU.) uno de los dos autores principales del artículo, en la nota de prensa de ESO (Observatorio Austral Europeo). “Ahora podemos ver detalles antes ocultos sobre las lejanas regiones heladas de otro sistema planetario similar al nuestro”.

Vida

Pero la presencia de monóxido de carbono podría tener consecuencias más allá de la simple formación de planetas. El monóxido de carbono es necesario para la formación del metanol, pieza fundamental de las moléculas orgánicas, más complejas y esenciales para la vida.

Si los cometas transportasen estas moléculas a planetas en formación similares a la Tierra, entonces esos planetas estarían equipados con los ingredientes necesarios para la vida.

Hasta ahora, nunca se habían obtenido imágenes directas de las líneas de nieve porque siempre se forman en el plano central del disco protoplanetario, una zona relativamente estrecha, de manera que no podían precisarse su ubicación ni su tamaño.

Por encima y debajo de esta estrecha región en la que se encuentran las líneas de nieve, la radiación estelar impide la formación de hielos. La concentración de polvo y gas en el plano central es necesaria para proteger el área de la radiación, de manera que el monóxido de carbono y otros gases puedan enfriarse y congelarse.

Con la ayuda de un truco muy ingenioso, este equipo de astrónomos logró penetrar en el disco y mirar muy de cerca dónde se formaba la nieve. En lugar de buscar nieve — dado que no puede observarse directamente — buscaron una molécula conocida como diazinio (diazenylium) (N2H+), que brilla intensamente en la parte milimétrica del espectro y es, por tanto, un objetivo perfecto para un telescopio como ALMA.

Esta frágil molécula se destruye con facilidad en presencia de gas monóxido de carbono, por lo que solo aparecería, en cantidades detectables, en regiones en las que el monóxido de carbono se hubiese transformado en nieve y no pudiese destruirlo. Esencialmente, la clave para encontrar nieve de monóxido de carbono está en encontrar diazinio.

La extraordinaria sensibilidad de ALMA y su alta resolución han permitido a los astrónomos rastrear la presencia y la distribución del diazinio y encontrar un límite claro y definido, situado aproximadamente a unas 30 unidades astronómicas de la estrella (30 veces la distancia entre la Tierra y el Sol).

De hecho, esto proporciona una imagen negativa de la nieve de monóxido de carbono en el disco que rodea a TW Hydrae, lo cual puede utilizarse para ver con precisión la línea de nieve del monóxido de carbono en el lugar en que las teorías predicen que debería estar — el borde interior del anillo de diazinio.

«Para estas observaciones tan solo utilizamos 26 de las 66 antenas que componen el total de ALMA. En otras observaciones de ALMA ya hay indicios de líneas de nieve alrededor de otras estrellas, y estamos convencidos de que futuras observaciones, con todo el conjunto de antenas, revelarán mucho más y proporcionarán mucha más información reveladora sobre la formación y evolución de los planetas. Espere y verá”, concluye Michiel Hogerheijde, del Observatorio de Leiden, en los Países Bajos.

Referencia bibliográfica:

Chunhua Qi, Karin I. Öberg, David J. Wilner, Paola d’Alessio, Edwin Bergin, Sean M. Andrews, Geoffrey A. Blake, Michiel R. Hogerheijde, y Ewine F. van Dishoeck. Imaging of the CO Snow Line in a Solar Nebula Analog. Science (2013). DOI: 10.1126/science.1239560.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en China un gigantesco bosque a 192 metros de profundidad 12 mayo, 2022
    Un equipo de científicos chinos ha descubierto un nuevo sumidero gigante con un bosque en sus profundidades. El sumidero tiene 192 metros de profundidad y alberga árboles antiguos de 40 metros de altura, que estiran sus ramas hacia la luz solar que se filtra a través de la superficie.
    Pablo Javier Piacente
  • Para un ciego de nacimiento, los números son cubos y las letras cuadrados bidimensionales 12 mayo, 2022
    Los científicos han descubierto a un ciego de nacimiento que tiene una forma rara de sinestesia, un fenómeno neurológico en el que símbolos, fenómenos y estados adquieren cualidades adicionales. Los números, los días de la semana y los meses los percibe como cubos, cuadrados, puertas o círculos con texturas diferentes.
    Redacción T21
  • Las creencias paranormales requieren un cerebro diferente 12 mayo, 2022
    Las personas que comparten creencias paranormales tienen una configuración cognitiva diferente que enfatiza la intuición y la ilusión, al mismo tiempo que condiciona el juicio analítico y reduce la percepción de la aleatoriedad. 
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un lago del tamaño de una ciudad se escondía bajo el hielo de la Antártida 11 mayo, 2022
    Un enorme lago del tamaño de una ciudad fue descubierto más de 3 kilómetros por debajo de la capa de hielo de la Antártida. El gran lago de agua líquida, de unos 42 kilómetros de largo y 15 kilómetros de ancho, se escondía en las profundidades de la capa helada más grande de la Tierra. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren el origen de las "pecas" fugaces del Sol 11 mayo, 2022
    Un nuevo estudio, basado en datos aportados por la sonda Solar Orbiter de la ESA y la NASA, ha revelado el origen de pequeños y fugaces puntos brillantes en forma de "pecas" en el Sol, que emergen y se desvanecen en menos de un minuto en promedio: serían el resultado de cambios en el campo […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Ha tenido un hermano gemelo, perdido antes de nacer, sin nunca haberlo sabido? 11 mayo, 2022
    Ya es posible saber si una persona compartió el útero materno con un gemelo que desapareció sin dejar rastro, provocando una carencia inconsciente en el hijo superviviente que puede manifestarse en forma de problemas psicológicos y fisiológicos a lo largo de toda su vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubierto un tesoro de asteroides en el archivo del Hubble 11 mayo, 2022
    Utilizando 20 años de datos recopilados por el telescopio espacial Hubble, los astrónomos han identificado 1.701 rastros de asteroides desconocidos que facilitarán información sobre el sistema solar primitivo.
    MPG/T21
  • Un misterioso ADN revoluciona la edición de genes humanos 10 mayo, 2022
    Diminutas "máquinas celulares" llamadas "retrones" actúan en las profundidades de las bacterias: producen hebras simples de ADN para identificar infecciones. Ahora, los investigadores han utilizado por primera vez este misterioso ADN "Retron" para modificar genes en células humanas. Creen que este mecanismo natural podría simplificar la edición genética en humanos y otros animales.
    Pablo Javier Piacente
  • Captan los "gemidos" de un agujero negro supermasivo 10 mayo, 2022
    Un nuevo estudio logró extraer y hacer audible ondas sonoras registradas en el agujero negro supermasivo ubicado en el centro del cúmulo de Perseo, localizado a 240,1 millones de años luz de distancia de la Tierra. El resultado es un inquietante aullido sobrenatural: los científicos creen que las ondas de sonido podrían desempeñar un papel […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren el “camino a la Atlántida” a 600 metros de profundidad en el Océano Pacífico 10 mayo, 2022
    A más de 600 metros de profundidad en el Océano Pacífico, los científicos han descubierto una especie de calzada romana que se ha formado por la actividad volcánica: aunque no conduce a ninguna parte, ha sido denominada “camino a la Atlántida”.
    Redacción T21