Tendencias21

El caos clásico y el entrelazamiento cuántico están relacionados

Investigadores de la Universidad de California en Santa Bárbara y Google han descubierto que el caos de la física clásica y el entrelazamiento cuántico están relacionados. Esto quiere decir que un sistema cuántico, si se deja evolucionar, acabará en un estado de equilibrio similar al de las partículas de un gas soltadas en una habitación.

El caos clásico y el entrelazamiento cuántico están relacionados

Usando un pequeño sistema cuántico que consta de tres qubits superconductores, investigadores de la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB, EE.UU.) y Google han descubierto una relación entre aspectos de la física clásica y la cuántica que se creía que no estaban relacionados: el caos clásico y el entrelazamiento cuántico.

Sus hallazgos sugieren que sería posible usar los sistemas cuánticos controlables para investigar algunos aspectos fundamentales de la naturaleza.

«Es un poco sorprendente porque el caos es un concepto totalmente clásico: no hay idea de caos en un sistema cuántico», explica Charles Neill, investigador del Departamento de Física de la UCSB y autor principal de un artículo que aparece en la revista Nature Physics. «Del mismo modo, no hay concepto de entrelazamiento dentro de los sistemas clásicos. Y, sin embargo, resulta que el caos y el entrelazamiento están relacionados de forma realmente muy fuerte y clara».

Iniciada en el siglo XV, la física clásica generalmente examina y describe los sistemas más grandes que los átomos y las moléculas. Consta de cientos de años de estudio, incluidas las leyes del movimiento de Newton, la electrodinámica, la relatividad, la termodinámica, así como la teoría del caos -el campo que estudia el comportamiento de los sistemas altamente sensibles e impredecibles-.

Un ejemplo clásico de un sistema caótico es el tiempo, en el que un cambio relativamente pequeño en una parte del sistema es suficiente para frustrar las predicciones -y los planes de vacaciones- en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, en escalas de tamaño y longitud menores, como las relacionadas con los átomos y los fotones y sus comportamientos, la física clásica se queda corta. En el siglo XX la física cuántica surgió, con su ciencia al parecer contraria a la intuición y a veces controvertida, incluyendo las nociones de superposición (la teoría de que una partícula puede estar situada en varios lugares a la vez) y el entrelazamiento (partículas que están profundamente ligadas y se comportan como tales a pesar de la distancia física entre la una y la otra). Y así comenzó la búsqueda continua de las conexiones entre los dos campos.

Todos los sistemas son fundamentalmente sistemas cuánticos, dice Neill en la nota de prensa de la UCSB, pero los medios para describir en un sentido cuántico el comportamiento caótico de, por ejemplo, las moléculas de aire de una habitación vacía, siguen estando limitados.

El caos clásico y el entrelazamiento cuántico están relacionados

Un globo

Imagínese cogiendo un globo lleno de moléculas de aire, etiquetándolas de alguna forma por para poder seguirlas, y liberándolas en una habitación sin moléculas de aire, como señala el coautor e investigador de UCSB / Google Pedram Roushan.

Un posible resultado es que las moléculas de aire permanezcan agrupadas en una pequeña nube siguiendo la misma trayectoria alrededor de la habitación. Y, sin embargo, continúa, «como probablemente podemos intuir, las moléculas serán más propensas a despegar en una variedad de velocidades y direcciones, rebotando en las paredes e interactuando unas con otras, descansando cuando la sala esté suficientemente saturada con ellas».

«La física subyacente es el caos, en esencia», dice Rousham, en la información de la UCSB. El hecho de que las moléculas se paren -al menos en el nivel macroscópico- es el resultado de la termalización, el equilibrio que se produce cuando alcanzan una saturación uniforme dentro del sistema.

Pero en el mundo infinitesimal de la física cuántica, todavía hay pocas herramientas para describir ese comportamiento. La matemática de la mecánica cuántica, dice Roushan, no permite el caos descrito por las leyes del movimiento de Newton.

Para investigarlo, el equipo del laboratorio del profesor de física John Martinis idearon un experimento utilizando tres bits cuánticos o qubits, las unidades básicas de cálculo de la computadora cuántica.

A diferencia de los bits informáticos clásicos, que utilizan un sistema binario de dos estados posibles (por ejemplo, cero / uno), un qubit puede también utilizar una superposición de dos estados (cero y uno) como un solo estado.

Además, varios qubits pueden entrelazarse, o vincularse tan estrechamente que sus mediciones se correlacionan de forma automática. Mediante la manipulación de estos qubits con pulsos electrónicos, Neill hizo que interactuaran, giraran y evolucionaran en el análogo cuántico de un sistema clásico de alta sensibilidad.

Entropía y entrelazamiento

El resultado es un mapa de la entropía de entrelazamiento de un qubit que, con el tiempo, llega a parecerse mucho a la de la dinámica clásica: las regiones de entrelaamiento en el mapa cuántico se asemejan a las regiones de caos en el mapa clásico. Las islas de bajo entrelazamiento cuántico en el mapa coinciden con los lugares de bajo caos en el mapa clásico.

«Hay una clara conexión entre el entrelazamiento y el caos en estas dos imágenes,» dice Neill. «Y, resulta que la termalización es lo que conecta el caos y el entrelazamiento. Resulta que en realidad son las fuerzas impulsoras de la termalización.»

«Lo que cuenta es que en casi cualquier sistema cuántico, incluidos los ordenadores cuánticos, si dejamos que evolucione y empezamos a estudiar lo que sucede como función del tiempo, se producirá una termalización», añade Neill.

Los resultados del estudio tienen implicaciones fundamentales para la computación cuántica. A nivel de tres qubits, el cálculo es relativamente simple, dice Roushan, pero a medida que los investigadores construyen ordenadores cuánticos cada vez más sofisticados y potentes que incorporan más qubits para el estudio de problemas muy complejos que están más allá de la capacidad de la informática clásica -como los ámbitos del aprendizaje automático, la inteligencia artificial, la dinámica de fluidos o la química cuántica- un procesador optimizado para estos cálculos serán una herramienta muy poderosa.

«Esto significa que podremos estudiar las cosas que son completamente imposibles de estudiar en este momento, una vez tengamos sistemas más grandes», dice Neill.

Referencia bibliográfica:

C. Neill, P. Roushan, M. Fang, Y. Chen, M. Kolodrubetz, Z. Chen, A. Megrant, R. Barends, B. Campbell, B. Chiaro, A. Dunsworth, E. Jeffrey, J. Kelly, J. Mutus, P. J. J. O’Malley, C. Quintana, D. Sank, A. Vainsencher, J. Wenner, T. C. White, A. Polkovnikov, J. M. Martinis: Ergodic dynamics and thermalization in an isolated quantum system. Nature Physics (2016). DOI: 10.1038/nphys3830.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente