Tendencias21

El cerebro se puede dormir por partes

Científicos del MIT han activado usando la luz (optogenética) una región específica del cerebro de ratones, y han demostrado así que a estos les puede entrar somnolencia solo con eso, sin llegar a dormirse del todo. Este efecto señala que el cerebro no siempre está completamente dormido o totalmente despierto, como se pensaba hasta ahora. El hallazgo podría impulsar el desarrollo de anestésicos que generen un estado de sueño natural.

El cerebro se puede dormir por partes

Normalmente, se considera que el cerebro está totalmente despierto o completamente dormido. Sin embargo, neurocientíficos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han descubierto un circuito cerebral que puede hacer que pequeñas regiones del cerebro se duerman o permanezcan menos alerta, mientras que el resto del cerebro está despierto.

Este circuito tiene su origen en una estructura del cerebro conocida como núcleo reticular del tálamo (TRN, por sus siglas en inglés). Esta estructura transmite señales al tálamo y luego a la corteza cerebral, induciendo aquellas ondas cerebrales lentas y oscilantes que son características del sueño profundo.

Dichas oscilaciones se dan también durante el coma y bajo el efecto de la anestesia general, y están relacionadas con una disminución de la excitación neuronal (actividad eléctrica de las células del cerebro). Con una activación suficiente en el TRN, las ondas lentas pueden «apoderarse» de todo el cerebro.

Funciones de la TRN

Los investigadores creen que el TRN puede ayudar al cerebro a consolidar nuevos recuerdos, mediante la coordinación de las ondas lentas entre diferentes partes del cerebro. Esta coordinación permite a esas regiones compartir información con mayor facilidad.

«Quizá, durante el sueño, las ondas lentas se extienden al mismo tiempo por diversas regiones específicas del cerebro para que estas intercambien información entre sí, mientras que otras partes no lo hacen», explica al respecto Laura Lewis, investigadora del MIT  y una de los principales autoras del estudio, en un comunicado de dicho centro.

Por otra parte, la estructuraTRN también sería responsable de lo que sucede en el cerebro cuando las personas con falta de sueño experimentan la sensación de «andar por la nubes», al tiempo que luchan por mantenerse despiertas, añaden los científicos.

Control local del sueño

Hasta la fecha, la mayoría de investigaciones sobre el sueño se habían centrado en el control global del sueño, que ocurre cuando el cerebro entero está inundado de ondas lentas  que se crean cuando los conjuntos de neuronas son silenciados durante breves períodos.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que los animales privados de sueño pueden exhibir ondas lentas en algunas partes de su cerebro mientras todavía están despiertos, lo que apunta a que este órgano también puede controlar el estado de alerta a nivel local.

El equipo del MIT centró su investigación delcontrol local del estado de alerta o somnolencia en la TRN porque la ubicación física de esta estructura indica que debe jugar un papel en el sueño.

La TRN rodea el tálamo como una concha y actúa como «guardián» de la información sensorial que entra en el tálamo, que a su vez envía la información a la corteza para su posterior procesamiento.

Utilizando la optogenética, una técnica que permite estimular o silenciar neuronas con luz, los investigadores encontraron que si estimulaban débilmente la TRN en ratones despiertos, aparecían ondas lentas en una pequeña parte de la corteza de sus cerebros. Con una mayor estimulación, toda la corteza mostró ondas lentas.

«También encontramos que cuando se induce estas ondas lentas a través de la corteza, los animales comienzan a comportarse como si tuvieran somnolencia. Dejan de moverse, y  su tono muscular se reduce», explica Lewis.

Los investigadores creen que la TRN afina el control del cerebro sobre regiones cerebrales locales, aumentando o reduciendo las ondas lentas en algunas regiones, lo que favorece la comunicación entre ellas o provoca que algunas áreas pasen a estar menos alerta. Esto puede explicar lo que sucede en los seres humanos cuando son privados de sueño y permanecen momentáneamente «desconectados», sin llegar a conciliar el sueño del todo.

Lewis cree que esto ocurre porque el cerebro comienza la transición hacia el sueño «durmiendo» algunas regiones locales, incluso si nos obligamos a permanecer despiertos.

Sueño natural y anestesia general

La comprensión de cómo el cerebro controla la excitación neuronal podría ayudar a los investigadores a diseñar nuevos fármacos para dormir, así como anestésicos que generen un estado más parecido al sueño natural. 

Estos anestésicos podrían estimular la TRN para inducir estados de sueño no REM o NREM, que están divididos en tres etapas que progresivamente llevan desde la fase más superficial del sueño a la fase de sueño más profundo.

Referencia bibliográfica:

Laura D Lewis, Jakob Voigts, Francisco J Flores, Lukas I Schmitt, Matthew A Wilson, Michael M Halassa, Emery N Brown. Thalamic reticular nucleus induces fast and local modulation of arousal state. eLife (2015). DOI: 10.7554/eLife.08760.
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente