Tendencias21
El cerebro superior modula cómo sentimos el mundo

El cerebro superior modula cómo sentimos el mundo

Investigadores alemanes han descubierto que la percepción sensorial se decide en el cerebro superior, que es el que determina si una información generada por los sentidos suscita o no una reacción psicológica. La percepción sensorial es una calle de doble sentido.

El cerebro superior modula cómo sentimos el mundo

La percepción sensorial depende de las expectativas generadas en el cerebro superior, ha descubierto una investigación de la Universidad de Tubinga que ha descifrado las vías por las cuales el cerebro altera su propia percepción del mundo exterior.

Cuando interactuamos con el mundo, como cuando nos acercamos para tocar un objeto, el cerebro se anticipa y modula las señales sensoriales según su naturaleza.  

Por ejemplo, nosotros no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos. Tocamos las mismas zonas del cuerpo que nos hace sentir cosquillas cuando son tocadas por otra persona, pero no nos altera en absoluto si las tocamos nosotros.

La explicación es conocida desde hace tiempo: los receptores táctiles situados en la parte sensible de la piel pueden sentir el tacto como cualquier otro receptor, pero en algún punto del camino hacia las áreas del cerebro superiores donde se «percibe» este contacto, el sentimiento se altera.  Esto se debe a que cuando nuestro dedo toca nuestra propia piel, nuestro cerebro se anticipa al impacto y reduce la intensidad de la señal y evita la sensación de cosquillas.

La nueva investigación, desarrollada por Cornelius Schwarz y Shubhodeep Chakrabarti y publicada por Nature Communications, ha descubierto cómo funciona este proceso de la percepción.

Tres resultados

En primer lugar, ha determinado que la activación sensorial (el hecho de sentir algo a través de los sentidos) tiene lugar en el tronco cerebral y no en la ruta neuronal que recorre la señal provocada por la percepción.

En segundo lugar,  que, cuando el cerebro lo considera oportuno, las señales táctiles procedentes de la percepción sensorial se reducen y mitigan o anulan la reacción psicológica (caso de las cosquillas). Este descenso de la intensidad de la señal táctil se produce a  través de las áreas cerebrales superiores, lo que ha llevado a los investigadores a concluir que la percepción sensorial depende de las expectativas generadas en el cerebro superior.

Una tercera constatación de esta investigación es que pudo localizar dónde se inicia el bloqueo  de una señal sensorial cuando el cerebro no la reconoce o acepta: en la corteza somatosensorial primaria. Se trata de una zona del área superior del cerebro que es la responsable de nuestra percepción de la presión, la temperatura y algunos aspectos del dolor.

Chakrabarti explica en un comunicado que la corteza somatosensorial es la que avisa al tronco cerebral de la próxima llegada de la señal sensorial. El tronco cerebral clasifica entonces la señal sensorial entrante (antes de que llegue) y permite o no su acceso a la consciencia (la reacción psicológica). Y añade: “claramente, la percepción sensorial no es una calle de sentido único».

Toda esta investigación se desarrolló con ratas a las que sometieron a diferentes pruebas relacionadas con la percepción de sus bigotes. Durante cada prueba, los científicos registraron la actividad de las células individuales en el tronco cerebral de la rata utilizando electrodos.

¿Cómo percibimos el mundo?

Este estudio trae a colación una pregunta filosófica acerca de cómo construimos nuestro mundo en el nivel más básico: ¿representamos fielmente los estímulos del mundo exterior, o tenemos ideas preconcebidas sobre el mundo que usamos como una plantilla, y sólo nos damos cuenta cuándo fallan al mostrarnos lo que vemos o sentimos? La psicología ha encontrado evidencias para apoyar ambas líneas de discusión, señalan los investigadores.

«La razón por la que estas preguntas son tan difíciles de responder es porque las predicciones que genera el cerebro son muy difíciles de identificar», dice Cornelius Schwarz. «Sabemos que en la percepción activa, en algún lugar a lo largo de la línea, las señales son bloqueadas. Pero dónde se origina esa compuerta, en qué punto se interceptan las señales provenientes de los órganos sensoriales y qué vías neuronales toman estas señales, son preguntas que hemos intentado responder durante años». Esta investigación ha aclarado algunas de ellas.

La percepción es todo aquello que interpretamos de lo que sentimos. Puede ser activa (si nos interesa) o pasiva (si la ignoramos). Se forma a través de la estimulación sensorial, que introduce información al sistema nervioso procedente de nuestros sentidos.

Este proceso tiene tres fases concretas: la física (estimulación del órgano receptor sensorial), la fisiológica (la información sensorial se transforma en información neuronal que activa al sistema nervioso) y la fase psicológica, cuando la información pasa a la consciencia y genera una reacción de la persona.

Esta investigación ha desentrañado algunos de los secretos de todos estos procesos que nos permiten percibir el entorno en el que vivimos.

Referencia

Cortical modulation of sensory flow during active touch in the rat whisker system. Shubhodeep Chakrabarti & Cornelius Schwarz. Nature Communications, volume 9, Article number: 3907 (2018). DOI: https://doi.org/10.1038/s41467-018-06200-6

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Imprimen en 3D el primer tejido cerebral humano funcional 6 febrero, 2024
    Científicos de la Universidad de Wisconsin-Madison han impreso en 3D tejido cerebral que crece y funciona como el tejido cerebral humano. Las neuronas impresas se comunican entre ellas como si estuvieran en un tejido biológico. Este desarrollo perfecciona la técnica de los organoides cerebrales.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La brecha ecológica de género lastra la solución de la crisis planetaria 6 febrero, 2024
    Las mujeres son las más afectadas por el cambio climático y las que más tienen que aportar a la solución de la crisis planetaria. Aunque siguen excluidas mayoritariamente de los ámbitos de decisión medioambientales y de la ciencia del clima, no callan y actúan. Esta es su historia.
    Alicia Domínguez y Eduardo Costas.
  • Crean una máquina del tiempo evolutiva con los genomas de 51 especies de vertebrados 5 febrero, 2024
    Los investigadores acaban de mapear los genomas de 51 especies animales, incluyendo gatos, delfines, canguros, pingüinos, tiburones y tortugas: el descubrimiento tendría enormes implicaciones para comprender la salud y la evolución humanas, además de crear una "máquina del tiempo evolutiva".
    Pablo Javier Piacente
  • Nanopartículas en rocas antiguas esconden los secretos de la vida 5 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto que nanopartículas presentes en algunas de las rocas más antiguas del mundo ocultan pistas sobre los orígenes de la vida: los hallazgos podrían explicar por qué el fósforo se convirtió en un componente importante de la vida y cómo las moléculas se unieron por primera vez para formar ARN primitivo, en […]
    Pablo Javier Piacente