Tendencias21

El comportamiento social influye en el desarrollo del cerebro de los insectos

El cerebro de algunos insectos cambia en función de la tarea que desempeñan dentro de su comunidad, señala un estudio realizado por investigadores de la universidad de Washington. Las reinas de un tipo de avispa papelera de Costa Rica presentan cerebros mucho más desarrollados que las obreras, lo que implicaría que tareas más complejas demandan un desarrollo cerebral distinto. La investigación acerca de la dinámica social de los insectos en relación al desarrollo de sus cerebros es importante porque podría tener una extrapolación al ser humano, aseguran los investigadores. Por Yaiza Martínez.

El comportamiento social influye en el desarrollo del cerebro de los insectos

Un estudio realizado en la Universidad de Washington por un equipo de investigadores liderado por el profesor de sociología Sean O’Donell sugiere que la dinámica de las relaciones dentro de una comunidad de insectos propicia cambios en los cerebros de los individuos que la componen.

Los científicos sabían ya que algunos insectos sociales sufren transformaciones drásticas en su comportamiento según van madurando. Ahora, se ha descubierto además que los cerebros de una especie de avispa crecen cuando ésta se va dedicando a tareas cada vez más complejas.

Según informa la mencionada universidad en un comunicado, estos cambios en los cerebros individuales son profundos, y acontecen a medida que las sociedades de insectos evolucionan hacia una complejidad mayor que la que tenían anteriormente.

El estudio ha analizado a un tipo de avispa papelera primitivamente social. Las avispas son himenópteros de la familia de los véspidos, que constituyen nidos a modo de pequeños panales, sobre tierra, en las ramas e incluso en los salientes de los edificios. Se nutren del néctar de las flores y de jugos de frutas. Las especies típicas son la avispa papelera y la avispa icneumón.

Lo que ha descubierto el estudio de la Universidad de Washington es que hay una región clave en los cerebros de estas avispas papeleras que está más desarrollada en las hembras dominantes que en las subordinadas.

Cerebros más desarrollados

Se trata de la región llamada cuerpo seta o corpora pedunculata, relacionada con el aprendizaje y la memoria, sobre todo de los olores. Estudios con diversos tipos de insectos han señalado que el cuerpo seta está relacionado además con la memoria asociativa, el registro de los estímulos sensoriales, el control motor y la memoria espacial. Se ha llegado a comparar esta región del cerebro de los insectos con la corteza cerebral de los mamíferos.

La investigación realizada por O´Donell y sus colaboradores de la universidad de Texas se centró en la avispa de papel Mischocyttarus mastigophorus de un bosque tropical cercano a Monteverde, en Costa Rica.

Se trata de un grupo de avispas eusociales en los que la casta de obreras permanece subordinada debido al comportamiento agresivo de las hembras reproductoras. En investigaciones previas, O’Donell había analizado especies altamente sociales que viven en colonias de muchos miembros. Entre estas especies, la edad juega un importante papel en la organización de la comunidad, y las obreras que abandonan el nido para emigrar generalmente tenían cerebros mejor desarrollados.

El patrón es justo el opuesto en el caso de las avispas primitivamente sociales estudiadas. En este caso, las interacciones de dominación directa entre las hembras determinan la organización de tareas. La dominación y las interacciones sociales resultan más importantes que el salir fuera del nido, lo que explicaría el mayor desarrollo del cerebro en determinados miembros del grupo, señala O’Donell.

Plasticidad en el reparto de tareas

Las avispas estudiadas viven en colonias que pueden variar su número desde varios miembros a varias docenas de individuos. El reparto de tareas viene regido por la agresividad de las hembras dominantes, pero estas avispas de papel muestran una considerable plasticidad en su reparto de tareas.

Los investigadores examinaron el área cerebral de los cuerpos seta de estos insectos, situado en la parte superior de cada hemisferio cerebral de las avispas para saber cómo afectaba su situación a sus cerebros. Esta estructura tiene un vago parecido con el cerebro de los humanos y otros vertebrados.

Los científicos estaban especialmente interesados en el llamado cáliz, una parte del cuerpo seta donde se realizan las conexiones neuronales. Seleccionaron y marcaron a los miembros del grupo, incluidas las reinas, de siete nidos de avispas, observando luego su comportamiento.

Posteriormente, los individuos marcados fueron capturados de nuevo y se examinó sus cerebros. Los datos mostraron que los cálices de las reinas y de los miembros que permanecían en el nido eran mayores que los del resto de las avispas.

Aumento de tamaño

Este descubrimiento es opuesto a los hallazgos de otras investigaciones realizadas con especies altamente sociales de colonias extensas. Hace varios años, O’Donell estudió otro tipo de avispas, la Polybia aequatorialis, altamente social y que también vive en la misma región de Costa Rica. En estas comunidades, las obreras que salían del nido generalmente tenían cerebros más desarrollados. Lo mismo sucede en las abejas.

El incremento del cáliz de las Mischocyttarus mastigophorus está asociado con el dominio social más que con la tendencia de salir del nido a formar otros nidos fuera, publican los investigadores en Journal of Neurobiology.

Según O’Donell esto demuestra que la función que desempeña cada miembro de los grupos impulsa el desarrollo cerebral de los individuos de las especies altamente sociales.

La importancia de la investigación radica en que los insectos sociales son un buen modelo para comprender el diseño de los cerebros y las relaciones entre el diseño cerebral y la complejidad social.

Tiene además implicaciones para la sociedad humana porque su evolución podría afectar al desarrollo del cerebro. El comportamiento social podría demandar ciertas modificaciones en nuestro cerebro, asegura O’Donell.

Yaiza Martinez

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren el campo magnético más fuerte del universo 21 julio, 2022
    Los científicos han logrado medir el intenso campo magnético de una estrella de neutrones, con el apoyo del telescopio espacial chino Insight-HXMT. Luego de estudiar el espectro de rayos X del sistema, determinaron que su potencia era un sesenta por ciento superior al ejemplo que ostentaba el récord anterior. El nuevo campo magnético más poderoso […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Telescopio James Webb descubre la galaxia más antigua del universo conocido 21 julio, 2022
    La galaxia GLASS-z13 (GN-z13), un sistema de estrellas de 13.500 millones de años de antigüedad, ha sido identificada por el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, convirtiéndose en la galaxia más distante que han visto los ojos humanos hasta hoy. Los científicos creen que en el futuro será posible identificar galaxias relativamente brillantes en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan una posible erupción inminente en el Océano Pacífico 21 julio, 2022
    Un campo hidrotermal de 5.500 metros cuadrados ha sido localizado a 2.550 metros de profundidad y a 900 kilómetros al suroeste de la costa de México, muy cerca de una falla emergente y de cámaras de magma. Dos decenas de "fumarolas negras" señalan una posible erupción inminente en el Océano Pacífico.
    N+1/T21
  • Descubren en una cueva de Cantabria la Capilla Sixtina de las cianobacterias 21 julio, 2022
    Científicos españoles han descubierto en la cueva de Arredondo (Cantabria) más de 20 taxones, mayoritariamente de cianobacterias, entre las que se encuentran algunas amebas aún no descritas por la ciencia y probablemente más de 8 nuevos géneros cianobacterianos. Algunos pueden capturar CO2, combatir bacterias y virus o servir de alimento. Incluso revelarían cómo se formaron […]
    Firma invitada
  • La civilización maya fue víctima de un caos ambiental y político 20 julio, 2022
    En lo que podría leerse como una advertencia frente a ciertas condiciones actuales, un grupo de investigadores ha arrojado luz sobre la forma en la cual colapsó Mayapán, la capital maya. Al parecer, la debacle de la avanzada civilización prehispánica se debió a una combinación de factores ambientales, sociales y políticos: la sequía generó escasez […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las colisiones de asteroides producen diamantes de extrema complejidad y propiedades únicas 20 julio, 2022
    Las ondas de choque causadas por los asteroides que colisionan con la Tierra crean materiales con una variedad de estructuras de carbono complejas. Estos diamantes, dotados de propiedades mecánicas y electrónicas excepcionales, podrían usarse para avanzar en futuras aplicaciones en campos como la electrónica, la nanomedicina y la tecnología láser, según un nuevo estudio internacional. 
    Pablo Javier Piacente
  • El crecimiento ilimitado es una utopía sin base científica 20 julio, 2022
    La Tierra tiene un número limitado de átomos que impide su crecimiento más allá de un umbral. La humanidad está sobrepasando ese límite y exponiendo el planeta a un colapso mortal. ¿De verdad vale la pena correr el riesgo de seguir creciendo?
    Eduardo Costas, catedrático de Genética, UCM
  • Sorpresa científica: las hembras de la mosca de la fruta tienen más neuronas que los machos 20 julio, 2022
    Los cerebros de las hembras de la mosca de la fruta tienen más neuronas que el cerebro de los machos, aunque estos últimos tiene más células protectoras de neuronas que sus correspondientes femeninas. Es posible que esta configuración se origine por los comportamientos diferentes de ambos sexos.
    EPFL/T21
  • Detectan el primer agujero negro "invisible" fuera de la Vía Láctea 19 julio, 2022
    Un pequeño y silencioso agujero negro ha sido detectado fuera de la Vía Láctea: según los investigadores, es la primera vez que se logra identificar de manera concluyente un agujero negro inactivo e "invisible" que no está dentro de los límites de nuestra propia galaxia. Se ubica a aproximadamente 158.200 años luz de distancia de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las primeras variaciones genéticas que nos hacen humanos surgieron hace más de 100.000 años 19 julio, 2022
    Una nueva investigación desarrollada en España ha identificado los dos primeros momentos de la historia en los cuales distintas variantes genéticas habrían hecho única a la especie humana: uno ocurrió hace unos 40.000 años, asociado al crecimiento de la población del Homo sapiens y su salida de África. El otro, más antiguo, tuvo lugar hace […]
    Pablo Javier Piacente