Tendencias21

El gusto por la música se puede modular con estimulación cerebral

Es posible intensificar o atenuar el placer asociado al hecho de escuchar música, e incluso el deseo de escuchar más, estimulando o desactivando ciertos circuitos cerebrales, ha descubierto un estudio. Los circuitos que rigen el sistema de recompensa se pueden manipular también para tratar trastornos como la obesidad, la depresión o la dependencia.

El gusto por la música se puede modular con estimulación cerebral

Una investigación ha descubierto que la estimulación cerebral puede conseguir que mejore el gusto por la música, así como que aumente la emoción y la motivación a escuchar música.

También comprobó que la inhibición de esa estimulación cerebral reduce todos estos parámetros, lo que pone de manifiesto que el placer vinculado a la música puede ser modulado.

La estimulación magnética transcraneal es una forma no invasiva de estimulación de la corteza cerebral. Permite la estimulación incruenta del tejido nervioso sin dolor, y permite interferir de forma controlada la actividad normal del cerebro humano.

Hasta ahora se creía que el gusto por la música era una experiencia subjetiva, que dependía de las características de cada persona. También que los gustos musicales son relativos y que el placer derivado de la música procede de sus características estructurales, como los acordes o ritmos.

Lo que ha descubierto esta investigación, desarrollada en la Universidad McGill, es algo más complejo: que es posible intensificar o atenuar el gusto por la música, así como el impulso irresistible de escuchar algo en particular, estimulando o desactivando algunos circuitos cerebrales.

Anteriores estudios basados en imágenes cerebrales habían demostrado que escuchar una música agradable moviliza los circuitos frontoestriatales, una parte fundamental del sustrato neuro- fisiológico de las funciones ejecutivas. Estos circuitos son los que rigen el sistema de recompensa, un conjunto de mecanismos realizados por el encéfalo que permite asociar ciertas experiencias cotidianas a una sensación de placer.

Sin embargo, hasta ahora nadie había comprobado si estos circuitos frontoestriatales son indisociables de la recompensa que ofrece la música, o si se pueden manipular para modificar las medidas subjetivas y sicológicas del placer musical.

Sistema de recompensa

En esta nueva investigación, liderada por Ernest Mas Herrero, los científicos han concentrado la EMT en la corteza prefrontal dorsolateral izquierda, una región del cerebro de la que ya se sabía que debidamente estimulada modula el funcionamiento de los circuitos frontoestriatales para la secreción de dopamina. La dopamina es el neurotransmisor clave del mecanismo de la recompensa.

Durante tres sesiones diferentes, los investigadores aplicaron una EMT excitante, inhibidora o neutra a la corteza prefrontal dorsolateral izquierda de sujetos sanos. A lo largo del experimento, los participantes escucharon sus piezas musicales preferidas, así como otras seleccionadas por los investigadores.

Luego tenían que asignar un valor en tiempo real al placer que sentían, al mismo tiempo que los investigadores medían sus respuestas psicofisiológicas. Los participantes tenían también la posibilidad de comprar las piezas musicales propuestas por los investigadores, para medir la motivación a volver a escucharlas.

Los resultados fueron concluyentes: la EMT mejora el gusto por la música, aumenta las puntuaciones en las medidas psicofisiológicas de la emoción y el impulso de los participantes a comprar determinadas piezas musicales, al mismo tiempo que la inhibición de la EMT reducía todos estos parámetros.

Música y placer

Para los investigadores, tal como explican en un comunicado, estos descubrimientos demuestran que el funcionamiento de los circuitos frontoestriatales es esencial para disfrutar del placer que nos proporciona la música. También que el papel de estos circuitos en el aprendizaje y la motivación puede ser inseparable del placer.

En esta investigación, los científicos recurrieron a una combinación de EMT y de imágenes por resonancia magnética funcional para determinar cuáles eran las regiones y qué circuitos precisos son los responsables de los cambios observados.

La prueba de que la EMT pueden cambiar el placer y el valor asociados a la música no es sólo la demostración de que estos circuitos están implicados en las complejas reacciones que desencadena la música en nosotros, sino que además tiene aplicaciones clínicas.

Gran parte de los trastornos psicológicos, como la dependencia, la obesidad y la depresión, derivan de un mal funcionamiento del circuito cerebral de la recompensa. Al saber que este circuito se puede manipular en el caso de la música, abre la posibilidad a otras numerosas aplicaciones en las que sea médicamente necesario estimular o inhibir el sistema de recompensa.

Referencia

Modulating musical reward sensitivity up and down with transcranial magnetic stimulation. Nature Human Behaviour (2017). DOI:10.1038/s41562-017-0241-z

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Identifican en Marte el impacto de meteorito más grande registrado en el Sistema Solar 1 noviembre, 2022
    Un seismo que sacudió el planeta rojo en 2021 fue el resultado del impacto de un meteorito masivo, según revelaron los científicos de la NASA. Se trata del impacto de meteorito más grande registrado hasta hoy en todo el Sistema Solar: el cráter producido mide 150 metros de ancho y 21 metros de profundidad. Al […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un enorme asteroide potencialmente peligroso para la Tierra 1 noviembre, 2022
    Un asteroide cercano y potencialmente peligroso es el más grande identificado en los últimos 8 años, según los investigadores. Con casi un kilómetro y medio de ancho, desarrolla una órbita que, en el futuro, podría acercarlo lo suficiente a la Tierra como para plantear un grave problema y poner a prueba los sistemas de defensa […]
    Pablo Javier Piacente
  • Podría haber 4 quintillones de objetos extraterrestres en nuestro sistema solar 1 noviembre, 2022
    En nuestro sistema solar podría haber hasta 4 quintillones de objetos tecnológicos extraterrestres. La mayoría serían muy pequeños para ser detectados, pero otros podrían ser como el misterioso Oumuamua, según astrónomos de Harvard.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los científicos chillan: nos estamos quedando sin futuro 1 noviembre, 2022
    La rebelión científica está viviendo una escalada de acciones que advierte del triste final que espera a nuestra civilización si seguimos mirando hacia otro lado ante la crisis planetaria: la indiferencia social, el negacionismo de los intereses creados y la inconciencia de las instituciones, nos están dejando sin futuro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 31 octubre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna nunca se separará de la Tierra, aunque se aleja progresivamente 31 octubre, 2022
    Un nuevo estudio que analizó las capas de roca en un parque australiano ha descubierto que la Luna estaba 60.000 kilómetros más cerca de la Tierra hace 2.500 millones de años, y que, aunque se está alejando de nuestro planeta 3,8 centímetros por año, nunca se separará de la Tierra.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubrimiento histórico en Suecia 31 octubre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21
  • Las imágenes del cerebro pueden revelar lo que está pensando una persona 31 octubre, 2022
    Las imágenes de resonancia magnética del cerebro permiten conocer lo que está pensando una persona de forma no invasiva, pero no viola su intimidad porque no se puede aplicar sin su consentimiento y su preparación. Puede favorecer la comunicación con las personas que no pueden hablar o escribir.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Sorpresa en el mundo de los insectos: son casi como nosotros 31 octubre, 2022
    Una investigación ha demostrado que a las abejas les apasiona jugar a la pelota y que incluso pueden aprender a "marcar goles", lo que demuestra que tienen una mente sofisticada y que no son seres robóticos. Son casi como nosotros.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia celebra este lunes el Día de la Materia Oscura 2022 30 octubre, 2022
    La ciencia celebra este lunes 31 de octubre en todo el mundo el Día de la Materia Oscura, esa fuerza enigmática del universo que es invisible, está en todas partes, une galaxias y distorsiona el espacio. Los científicos juegan con las partículas elementales intentando crearla en laboratorio.
    Redacción T21