Tendencias21
El hidrato de gas de Alaska puede dar energía a 100 millones de hogares durante 10 años

El hidrato de gas de Alaska puede dar energía a 100 millones de hogares durante 10 años

Investigadores norteamericanos han descubierto que el hidrato de gas almacenado en el subsuelo helado de Alaska puede dar energía a 100 millones de hogares durante diez años, si bien no se sabe todavía qué cantidad de este volumen puede ser aprovechado industrialmente. El hidrato de gas, también conocido como “hielo que arde”, es en realidad hielo que esconde en su interior gas, el cual prende cuando se le acerca una fuente de calor. Estados Unidos, Japón e India están intensificando sus investigaciones para usar el denominado “hielo que arde” como una fuente de energía sostenible, al considerar que puede ser un puente hasta que nuevas fuentes limpias se puedan usar de una manera más amplia, como el hidrógeno o la energía solar. Por Raúl Morales

El hidrato de gas de Alaska puede dar energía a 100 millones de hogares durante 10 años

En el futuro, el gas natural extraído de trozos de hielo recogido debajo del lecho oceánico o debajo del permafrost ártico podría alimentar nuestros coches, calentar nuestras casas o proporcionar energía a nuestras fábricas. Esta es la idea del Gobierno de los Estados Unidos, que está llevando a cabo investigaciones para sacar partido al hidrato de gas, hielo con gas encerrado en su estructura molecular que prende cuando se le acerca una fuente de calor. El resultado sería una fuente de energía abundante, sostenible y limpia.

“Estos hidratos de gas pueden ser un puente hacia nuestro futuro energético, hasta que nuevas fuentes limpias se puedan usar de una manera más amplia, como el hidrógeno o la energía solar”, comenta Tim Collet, coautor de este estudio, en un comunicado de la American Chemical Society – ACS.

El hidrato de gas, conocido como “hielo que arde”, es una promesa, según el Gobierno estadounidense, para reducir la utilización de fuentes energéticas fósiles que emiten gran cantidad de dióxido de carbono.

El noviembre pasado, Collet y su equipo de investigadores dieron un paso de gigante en este nuevo camino. En un estudio sobre el terreno, estimaron que se podrían extraer hasta 85 billones de pies cúbicos de gas natural del hidrato de gas que yace en Alaska. Esta cantidad sería suficiente para proporcionar energía a 100 millones de hogares durante más de una década.

“Definitivamente es un gran granero de energía”, dice Collet. “Pero todavía no sabemos qué cantidad de este volumen puede ser producido a escala industrial”. Ese volumen dependería de la habilidad de los científicos para extraer metano “útil” (principal ingrediente del gas natural) del hidrato de gas de un modo eficiente y a un precio razonable. Ingenieros y científicos de todo el mundo están investigando este material para comprender cómo se forma y cómo puede ser usado.

El hidrato de gas de Alaska puede dar energía a 100 millones de hogares durante 10 años

En frío y a gran presión

Aunque se conoce el hidrato de gas desde hace décadas, sólo desde hace poco se está intentando usar como una fuente de energía alternativa. Este material se forma cuando el gas metano procedente de la descomposición de materia orgánica entra en contacto con el agua a baja temperatura y a gran presión. Estas condiciones existen sólo a mucha profundidad debajo de los océanos y en ciertas partes de tierra firme, pero a gran profundidad. Por ejemplo en la capa de hielo (permafrost) permanentemente congelado que existe en los niveles superficiales del suelo de las regiones muy frías.

Hoy en día los investigadores están encontrando grandes “almacenes” de esta posible fuente de energía en todo el mundo, sobre todo en los Estados Unidos, India y Japón. En los Estados Unidos, por ejemplo, Alaska y el Golfo de Méjico dispondrían de importantes yacimientos.

Estados Unidos no es el único país que ha acelerado la investigación del hidrato de gas. De hecho, India y Japón tienen programas de investigación mucho más ambiciosos.

“Una vez que hemos llegado a saber cómo encontrar los depósitos más prometedores de hidrato de gas, nuestro reto es conocer cómo producirlo de un modo seguro y comercialmente viable”, comenta otro de los autores del estudio, Ray Boswell.

Técnicas para extraerlo

Según estos investigadores, están ante un trabajo que no es exclusivamente de ingeniería, sino en el que la química va a jugar un papel importante de igual modo. En concreto, a la hora de adivinar cómo responderán los hidratos a los diferentes métodos de producción.

Una de las técnicas más prometedoras para extraer ese metano “preso” en los hidratos consiste, simplemente, en despresurizar los depósitos. Otro método consiste en intercambiar las moléculas de metano con dióxido de carbono.

Hasta ahora se ha trabajado siempre con el supuesto de que, en teoría, los trabajadores encargados de extraer esta nueva fuente de energía podrían usar la misma técnica de perforación que se usa habitualmente para sacar de la tierra el gas o el petróleo.

En 2000 el Gobierno de los Estados Unidos inició un proyecto para la investigación y el desarrollo de esta nueva posibilidad. En este proyecto se involucraron universidades, administraciones públicas y empresas privadas. Los resultados comienzan a verse ahora. Los investigadores son especialmente optimistas respecto los yacimientos de Alaska y del Golfo de México.

“El hidrato de gas es algo totalmente factible”, comenta Collet. “Pero cuándo y dónde depende de las necesidades, de la motivación o del suministro de otras fuentes de energía. En los próximos cinco años, las investigación de su potencial estará más completa”, puntualiza.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente