Tendencias21
El oro de la Tierra procede del choque de estrellas muertas

El oro de la Tierra procede del choque de estrellas muertas

El carbono o el hierro son materiales comunes en la Tierra y en el universo, pero el oro es una rareza. ¿De dónde procede? Según un estudio realizado por científicos del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica (CfA) de EEUU, todo el oro del cosmos podría haberse generado en colisiones de estrellas de neutrones, estrellas supergigantes que explotaron tras agotar el combustible de su núcleo.

El oro de la Tierra procede del choque de estrellas muertas

Valoramos el oro por muchas razones: por su belleza o su utilidad para la fabricación de joyas. Además, porque el oro es raro en la Tierra, en parte, porque también es poco común en el universo.

Por otro lado, el oro no se forma tan fácilmente como otros elementos, como el carbono o el hierro, sino que surge de eventos tan extremos como los brotes de rayos gamma cortos (GRB), que son destellos de rayos gamma de una duración menor a dos segundos, asociados con explosiones extremadamente energéticas en galaxias distantes.

Las observaciones de uno de estos fenómenos ha proporcionado a los científicos evidencias del resultado de la colisión de dos estrellas de neutrones, que son los de estrellas supergigantes que han explotado tras agotar el combustible de su núcleo.

Según los científicos, durante varios días hubo un resplandor persistente en la misma ubicación de los GRB analizados, lo que supondría que en el lugar se habrían producido cantidades sustanciales de elementos pesados, entre ellos, oro.

«Estimamos que la cantidad de oro producido y expulsado durante la fusión de dos estrellas de neutrones puede ser diez veces la masa de la luna” afirma el autor principal del estudio, Edo Berger, del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica (CfA) de EEUU en un comunicado del propio centro. Berger presentó su hallazgo ayer en una conferencia de prensa del CfA celebrada en Cambridge, Massachusetts (EEUU).

Observando una explosión muy lejana

Una explosión de rayos gamma es un destello de luz de alta energía (rayos gamma) fruto de una explosión extremadamente energética. La mayoría de estas explosiones se producen en el universo distante.

Berger y sus colaboradores estudiaron en concreto el GRB 130603B que, situado a una distancia de 3,9 mil millones de años luz de la Tierra, es una de las explosiones más cercanas de este tipo observadas hasta la fecha.

Hay dos tipos de brotes de rayos gamma: largos y cortos, dependiendo de cuánto tiempo dura cada destello. El GRB 130603B, detectado por el satélite Swift de la NASA el pasado tres de junio, duró menos de dos décimas de segundo.

Aunque los rayos gamma desaparecieron rápidamente, este brote también desplegó un brillo que se desvaneció despacio, dominado por luz infrarroja. Sus características y su comportamiento no fueron los del típico “brillo prolongado” que se crea cuando un chorro de partículas de alta velocidad choca contra un entorno circundante.

Hallazgo de una posible evidencia

En lugar de eso, el GRB 130603B se comportó como si derivase de elementos radioactivos exóticos. El material rico en neutrones expulsado tras un choque de estrellas de neutrones puede generar este tipo de elementos, que luego se someten a una desintegración radiactiva emitiendo un resplandor dominado por luz infrarroja. Esto es exactamente lo que observó el equipo.

«Hemos estado buscando una evidencia que enlazara un brote breve de rayos gamma con una colisión de estrellas de neutrones. El resplandor radiactivo del GRB 130603B puede ser esa evidencia», explica Wen-fai Fong, estudiante del CfA y coautor del artículo.

Los científicos calculan que alrededor de una centésima de masa solar de material fue eyectado por la explosión de rayos gamma, una parte de la cual era oro.

Combinando el oro estimado producido por un solo GRB corto con el número de explosiones acaecidas a lo largo de la historia del universo, los investigadores han establecido que todo el oro del cosmos podría proceder de este tipo de explosiones de rayos gamma. Los resultados de la investigación serán publicados en The Astrophysical Journal Letters, y ya se encuentran disponibles online.

Referencia bibliográfica:

E. Berger, W. Fong, R. Chornock. Smoking Gun or Smoldering Embers? A Possible r-process Kilonova Associated with the Short-Hard GRB 130603B. The Astrophysical Journal Letters (2013).

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un lago del tamaño de una ciudad se escondía bajo el hielo de la Antártida 11 mayo, 2022
    Un enorme lago del tamaño de una ciudad fue descubierto más de 3 kilómetros por debajo de la capa de hielo de la Antártida. El gran lago de agua líquida, de unos 42 kilómetros de largo y 15 kilómetros de ancho, se escondía en las profundidades de la capa helada más grande de la Tierra. […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren el origen de las "pecas" fugaces del Sol 11 mayo, 2022
    Un nuevo estudio, basado en datos aportados por la sonda Solar Orbiter de la ESA y la NASA, ha revelado el origen de pequeños y fugaces puntos brillantes en forma de "pecas" en el Sol, que emergen y se desvanecen en menos de un minuto en promedio: serían el resultado de cambios en el campo […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Ha tenido un hermano gemelo, perdido antes de nacer, sin nunca haberlo sabido? 11 mayo, 2022
    Ya es posible saber si una persona compartió el útero materno con un gemelo que desapareció sin dejar rastro, provocando una carencia inconsciente en el hijo superviviente que puede manifestarse en forma de problemas psicológicos y fisiológicos a lo largo de toda su vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubierto un tesoro de asteroides en el archivo del Hubble 11 mayo, 2022
    Utilizando 20 años de datos recopilados por el telescopio espacial Hubble, los astrónomos han identificado 1.701 rastros de asteroides desconocidos que facilitarán información sobre el sistema solar primitivo.
    MPG/T21
  • Un misterioso ADN revoluciona la edición de genes humanos 10 mayo, 2022
    Diminutas "máquinas celulares" llamadas "retrones" actúan en las profundidades de las bacterias: producen hebras simples de ADN para identificar infecciones. Ahora, los investigadores han utilizado por primera vez este misterioso ADN "Retron" para modificar genes en células humanas. Creen que este mecanismo natural podría simplificar la edición genética en humanos y otros animales.
    Pablo Javier Piacente
  • Captan los "gemidos" de un agujero negro supermasivo 10 mayo, 2022
    Un nuevo estudio logró extraer y hacer audible ondas sonoras registradas en el agujero negro supermasivo ubicado en el centro del cúmulo de Perseo, localizado a 240,1 millones de años luz de distancia de la Tierra. El resultado es un inquietante aullido sobrenatural: los científicos creen que las ondas de sonido podrían desempeñar un papel […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren el “camino a la Atlántida” a 600 metros de profundidad en el Océano Pacífico 10 mayo, 2022
    A más de 600 metros de profundidad en el Océano Pacífico, los científicos han descubierto una especie de calzada romana que se ha formado por la actividad volcánica: aunque no conduce a ninguna parte, ha sido denominada “camino a la Atlántida”.
    Redacción T21
  • Los microbios intestinales guardan el secreto de la eterna juventud 9 mayo, 2022
    El trasplante de microbiota fecal de ratones jóvenes a viejos puede revertir las características del envejecimiento en el intestino, los ojos y el cerebro, según un nuevo estudio. El descubrimiento abre la posibilidad para el desarrollo de terapias basadas en microbios intestinales, que combatan el deterioro en la vejez en los seres humanos.
    Pablo Javier Piacente
  • Una nave de la NASA visitará Apophis, el asteroide potencialmente más peligroso para la Tierra 9 mayo, 2022
    La misma nave espacial que traerá muestras del asteroide Bennu durante el próximo año volverá al espacio para seguir el rastro de Apophis, un enorme asteroide de unos 340 metros de ancho que se acercará a nuestro planeta en 2029. Aunque se ha confirmado que no constituye una amenaza concreta en los próximos 100 años, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El cerebro nos engaña durante la hipnosis 9 mayo, 2022
    Una investigación ha descubierto que el cerebro oculta información a la consciencia durante la hipnosis, para que la persona solo se perciba la voz del hipnotizador y se comporte como si lo imaginario fuera real.
    Eduardo Martínez de la Fe