Tendencias21

El primer carguero impulsado con energía solar surcará los mares este año

La mayor naviera de Japón, Nippon Yusen, va a instalar paneles solares en uno de sus barcos más grandes, que surcará los mares movido parcialmente por esta fuente de energía a finales de este año. La capacidad de esos paneles será de 40 kW y permitirá un ahorro de más del 6% en combustible, así como entre un 1% y un 2% de emisiones a la atmósfera (20.000 toneladas de C02 al año). La empresa Oil Nippon, que es la encargada de desarrollar los paneles, espera comercializar esta tecnología, especialmente ideada para grandes buques de carga, en los próximos tres o cinco años. Por Raúl Morales.

El primer carguero impulsado con energía solar surcará los mares este año

Una de las principales compañías japonesas de transporte de mercancías por mar ha decidido trabajar con barcos propulsados con motores que, parcialmente, se alimentan con energía solar.

Se trata de Nippon Yusen, la naviera más grande del país que, en colaboración Nippon Oil, ha anunciado la instalación de paneles solares con una capacidad de 40 kW (una instalación estándar en una casa particular es de 3,5 kW) en el barco (de 60.000 toneladas de capacidad) encargado de transportar los coches fabricados por la también japonesa Toyota. Se estima que el gasto diario de combustible puede ser de unos 45.000 dólares.

El planteamiento de Nippon Yusen supone una novedad, ya que hasta ahora la energía solar sólo se usaba en los barcos para alimentar el sistema eléctrico de las instalaciones de la tripulación.

Los paneles solares diseñados para el buque de Nippon Yusen podrían ahorrar un 6,5% del combustible usado para alimentar los motores diesel que mueven la embarcación. Asimismo, según sus cálculos, el sistema también permitirá que se emita entre un 1% y un 2% menos de CO2 a la atmósfera, o sea, 20 toneladas al año.

La inversión total de este proyecto será de 1,4 millones de dólares y los paneles serán construidos por Nippon Oil. Desde el punto de vista técnico, los ingenieros tendrán sobre todo que enfrentarse con la acción de la sal marina y las vibraciones a la hora de fabricar e instalar los paneles.

“Las condiciones respecto al transporte terrestre son muy diferentes, ya que existe el riesgo de que el sistema se moje y, además, está sujeto a un constante movimiento”, comentó uno de los dirigentes de Nippon Yusen en declaraciones recogidas por Dailly Tech .

Se espera que el sistema esté instalado y en funcionamiento a finales de año. En total, los paneles solares (hasta un total de 328) proporcionaran el 0,2 % de la energía eléctrica del barco. La idea de la naviera es que ese porcentaje suba hasta el 2% de aquí a dos años. En 2010, Nippon Yusen tiene contemplado tener un segundo barco con esa capacidad.

Nippon Oil espera poder comercializar totalmente esta tecnología especialmente ideada para grandes buques de carga en los próximos tres o cinco años.

Más alternativas

El transporte de mercancías alrededor del mundo por barco es costoso energéticamente. Sin embargo, es capital para el comercio global. Por ese motivo, algunas navieras han empezado a tomar medidas para reducir estos costes, para lo cual se han fijado en fuentes de energía alternativas.

La energía eólica ya ha sido probada con éxito. En Alemania, la empresa Beluga Skysail probó recientemente la instalación de una gran vela capaz de generar el 20% de las necesidades energéticas de un barco de 10.000 toneladas, permitiendo un ahorro de hasta 1.500 dólares al día. El tiempo estimado para la recuperación de la inversión que supuso su desarrollo es de unos tres años.

El uso de energías limpias no es sin embargo la única opción a la han recurrido las navieras para ahorrar combustible y, en consecuencia, reducir las emisiones de CO2. Otra alternativa está siendo hacer barcos más grandes.

Según anunció el Wall Street Journal, la empresa coreana STX ha desarrollado el barco de mercancías más grande del mundo. Tiene la capacidad de transportar el equivalente a 22.000 TEU (Twenty-feet Equivalent Unit. Un TEU equivale a ,096 metros de largo x 2,438 metros de ancho x 2,591 metros de altura), es decir, cuatro veces el mayor barco de transporte de mercancías construido hasta la fecha, el Emma Maersk, que tenía una capacidad de 13.500 TEU.

El nuevo barco, alimentado con motores diesel, permitirá ahorrar un 40% de combustible por TEU. El problema surgirá cuando tenga que pasar por ciertos puertos, ya que sus increíbles medidas (460 metros de largo y 60 de ancho) no le permitirán atracar en cualquier puerto.

Hacer un comentario