Tendencias21
El primer mapa tomográfico del Universo cubre más de 3.000 millones de años luz

El primer mapa tomográfico del Universo cubre más de 3.000 millones de años luz

El primer mapa tomográfico del Universo cubre un cubo de más de 3.000 millones de años luz: muestra observaciones de casi 10.000 cuásares y grandes vacíos cósmicos más allá de los 10 mil millones de años luz.

Un equipo internacional de científicos, pertenecientes al gran estudio cosmológico SDSS/eBOSS, ha elaborado el primer mapa “tomográfico” (por secciones) del universo distante a gran escala, que hasta ahora solo existía en una dimensión, a lo largo de la línea de visión de telescopio de Tierra.

Para conseguirlo, utilizaron los últimos datos del así llamado Bosque Lyman-alpha, que indirectamente traza la densidad de la materia en la dirección de los objetos brillantes, los cuásares.

El mapa así obtenido cubre un cubo de más de 3.000 millones de años luz, además de ofrecer las observaciones de casi 10,000 cuásares.

El mapa constituye una nueva herramienta para estudiar la historia del Universo y sus estructuras. Los resultados se publican en la revista JCAP.

Mapa de la materia

El Universo está lleno de materia «ordinaria», como la que constituye las estrellas, pero también y sobre todo de materia «oscura», cuya naturaleza constituye uno de los mayores enigmas de la física.

Incluso a escalas muy grandes, mucho más grandes que la distancia típica entre galaxias, la distribución de toda esta materia no es homogénea y las propiedades estadísticas de las fluctuaciones contienen mucha información sobre nuestro Universo.

Siguiendo esta distribución, podemos leer la huella de la inflación, un período particular del Universo primordial; el efecto de las oscilaciones que tuvieron lugar en el plasma primordial antes de que los electrones e iones se recombinen para formar átomos; el impacto de la masa de neutrinos; o la firma de propiedades microscópicas de la materia oscura, como su masa o sus interacciones.

Cartografía a gran escala

Para cartografiar el Universo a gran escala en los primeros tiempos posibles (hace más de 10 mil millones de años), el enfoque más efectivo se basa en una observación específica, llamada Bosque Lyman-alfa.

El bosque de Lyman-alfa, en espectroscopia astronómica, es el conjunto de líneas de absorción que aparecen entre la transición Lyman-alfa del hidrógeno neutro y la localización desplazada al rojo de esta transición en el espectro de un cuásar o una galaxia lejana.

El bosque de Lyman-alpha permite estudiar la distribución de hidrógeno a gran escala en el Universo en tiempos particularmente antiguos: entre aproximadamente 10 y 12 mil millones de años (que corresponde a los cambios hacia el rojo entre 2.1 y 4.), mientras que la edad actual del Universo es de 13.8 mil millones de años.

En total, se utilizaron mediciones del Bosque de Lyman-alpha a partir de observaciones de casi 10.000 quásares. Otro equipo ya había obtenido una tomografía similar que explotaba Lyman-alpha, pero cubría un volumen aproximadamente 100 veces más pequeño.

Aplicaciones por venir

El nuevo mapa se puede utilizar para varias aplicaciones en cosmología. Ofrece un primer catálogo de grandes vacíos cósmicos detectados más allá de los 10 mil millones de años luz.

Los vacíos cósmicos son regiones del espacio intergaláctico, ubicadas entre los filamentos que constituyen la «red cósmica», donde la densidad de la materia es particularmente baja.

Además, ofrece mediciones cosmológicas del contenido en la materia del Universo y el crecimiento de grandes estructuras son accesibles mediante mapas 3D de la materia: permite determinar las propiedades de los huecos o calcular correlaciones con otros objetos astrofísicos.

Los desarrollos en torno a esta nueva herramienta, y su explotación científica, acaban de comenzar, destacan los investigadores.

 

Referencia

A tomographic map of the large-scale matter distribution using the eBOSS – Stripe 82 Lyα forest. C. Ravoux et al. Journal of Cosmology and Astroparticle Physics, Volume 2020, July 2020. DOI: https://doi.org/10.1088/1475-7516/2020/07/010

RedacciónT21

1 comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Partículas invisibles de polvo cósmico habrían propagado la vida por toda la Vía Láctea 20 febrero, 2024
    Una nueva investigación sostiene que el polvo cósmico podría ser responsable de la propagación de la vida por toda la galaxia, mediante un proceso conocido como panspermia. Esta no es una idea nueva, pero en este trabajo se ha calculado qué tan rápido podría suceder: gracias a la presión de la radiación solar, pequeños granos […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un misterioso encuentro cósmico modificó la órbita de la Tierra hace millones de años 20 febrero, 2024
    Alrededor de 56 millones de años atrás, en el límite entre el Paleoceno y el Eoceno, la temperatura de la Tierra se elevó hasta 8 grados Celsius. Una nueva investigación postula que un encuentro superficial entre el Sistema Solar y otra estrella podría haber cambiado la órbita de la Tierra, con la intensidad suficiente como […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un antibiótico que puede superar a muchas cepas de bacterias resistentes 20 febrero, 2024
    Investigadores de la Universidad de Harvard han creado un antibiótico que puede superar muchas bacterias resistentes a los medicamentos. Estas cepas se han convertido en una amenaza mortal y creciente para la salud mundial.
    Redacción T21
  • Los satélites espía proporcionan información sobre los cambios históricos en los ecosistemas 20 febrero, 2024
    Más de un millón de imágenes desclasificadas de antiguos programas de espionaje estadounidenses podrían utilizarse para la investigación y conservación ecológica, a partir de los recientes avances tecnológicos en el procesamiento y análisis de imágenes. Llamamiento científico para aprovechar esta oportunidad.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Algunos virus antiguos moldearon nuestros cuerpos y cerebros 19 febrero, 2024
    Los virus antiguos que infectaron a los vertebrados hace cientos de millones de años desempeñaron un papel fundamental en la evolución de nuestros cerebros avanzados y cuerpos de gran tamaño, según un nuevo estudio. De acuerdo a los científicos, una secuencia genética adquirida de retrovirus es crucial para la producción de mielina, y ese código […]
    Pablo Javier Piacente
  • Las minilunas podrían transformarnos en una especie interplanetaria 19 febrero, 2024
    "Minilunas" aún no descubiertas pueden orbitar la Tierra: teniendo en cuenta su proximidad a nuestro planeta, estos pequeños cuerpos serían excelentes herramientas para potenciar la exploración espacial. En concreto, algunos científicos creen que estos diminutos satélites podrían permitir a la humanidad explorar con mayor facilidad el Sistema Solar, establecerse como una especie interplanetaria y vivir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean un robot con el cerebro de un insecto 19 febrero, 2024
    Investigadores europeos han desarrollado un robot que puede moverse como un insecto. Le integraron un modelo de la actividad neuronal que se mueve de la misma forma que lo hacen los insectos para navegar eficientemente en cualquier entorno, sin tener capacidad de aprendizaje.
    Redacción T21
  • ¿La cognición sería una función de onda? 19 febrero, 2024
    Las ondas cerebrales desempeñan un papel crucial para la formación de la memoria, de la misma forma que las ondas cuánticas estructuran las neuronas que posibilitan la cognición. Una nueva investigación sugiere que memoria y consciencia podrían formar parte de esa dinámica, aunque a escalas muy diferentes.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los simios también tienen sentido del humor 18 febrero, 2024
    Cuatro especies de grandes simios empiezan a burlarse de los demás en broma en edades tan tempranas como los humanos. Sus burlas son provocativas, persistentes y se caracterizan por elementos sorprendentes y divertidos. Llevan así 13 millones de años.
    Redacción T21
  • Hasta el pequeño cerebro de una hormiga desarrolla tareas complejas 17 febrero, 2024
    Las hormigas del desierto encuentran su camino durante una fase temprana de aprendizaje con la ayuda del campo magnético de la Tierra. El proceso de aprendizaje asociado deja huellas claras en su pequeño cerebro, capaz de asumir tareas complejas con menos de un millón de neuronas.
    Eduardo Martínez de la Fe