Tendencias21
El proceso de la visión se activa antes de que veamos algo

El proceso de la visión se activa antes de que veamos algo

El cerebro se prepara para recibir las impresiones luminosas de la visión desde que abrimos los ojos, aunque estemos a oscuras. El proceso neuronal se pone en marcha antes de que realmente veamos algo.

El proceso de la visión se activa antes de que veamos algo

El sentido de la vista o visión es posible gracias a un órgano receptor, el ojo, que recibe las impresiones luminosas y las transforma en señales eléctricas que transmite al cerebro por las vías ópticas. A partir de esas señales, el cerebro construye las imágenes que vemos.

Aunque todo este proceso es bien conocido desde hace tiempo, lo que ocurre dentro del cerebro en ese pequeño espacio de tiempo no está bien descifrado científicamente. Una nueva investigación desarrollada por Valentin Riedl, de la Universidad Técnica de Munich (TUM) y su equipo, ha descubierto lo que pasa en el cerebro durante el proceso de la visión.

Esta investigación ha determinado que el cerebro se  prepara para recibir las impresiones luminosas tan pronto como se abren los ojos, un fenómeno que no se había observado hasta ahora. Eso significa que el proceso de la visión se activa en el cerebro antes de que realmente veamos algo.

Se ha podido descubrir observando el comportamiento de los dos neurotransmisores más importantes del cerebro. Los neurotransmisores son mensajes químicos que las neuronas utilizan para intercambiar información.

Los dos neurotransmisores más importantes son el glutamato y el GABA. El glutamato media en la información sensorial, entre otros cometidos, y está presente en casi el 90% de las sinapsis del cerebro. Participa por tanto activamente en el proceso de la visión.

El GABA participa también en la comunicación entre neuronas, pero si el glutamato lo que hace es activar las neuronas, el GABA las inhibe. Esta función inhibidora predomina sobre la excitadora  en el sistema nervioso y de esta forma el cerebro modula los estímulos sensoriales.

Al abrir los ojos

Un ejemplo de este proceso ocurre en el momento de la visión: esta investigación ha podido demostrar que la distribución de esos dos neurotransmisores cambia tan pronto como abrimos los ojos, sin importar si realmente vemos algo.

El cerebro altera las concentraciones de los dos neurotransmisores para procesar los estímulos visuales en función de los requerimientos de cada momento. Cuando tenemos los ojos cerrados, los niveles de GABA son altos, es decir, las neuronas especializadas en la visión están inhibidas. No es necesario activarlas porque no tenemos que ver nada.

Sin embargo, desde que abrimos los ojos, los niveles de GBA disminuyen rápidamente, aunque la habitación esté a oscuras y no podamos ver nada. El cerebro espera todavía un poco más, hasta que aparezca el primer estímulo visual (la luz de la mesa de noche, por ejemplo) para aumentar la concentración de glutamato, el neurotransmisor que activa las neuronas de la visión. Ahora vemos todo a la perfección.

El estudio es único en el sentido de que el equipo utilizó espectroscopia de resonancia magnética (MRS) para medir las concentraciones de los neurotransmisores en detalle y, sobre todo, en paralelo. Los resultados se publican en The Journal of Neuroscience.

Metodología

Durante el experimento, un grupo de voluntarios estuvieron a oscuras durante cinco minutos con los ojos cerrados. Luego abrieron los ojos y miraron a la oscuridad. Finalmente, se les mostró un estímulo visual (tablero de ajedrez) que se encendió y apagó rápidamente. Durante todo el experimento, las concentraciones de ambos neurotransmisores en la corteza visual se midieron simultáneamente, no sólo por MRS, sino también por  imagen por resonancia magnética funcional (IRMf), un método común para visualizar la actividad cerebral humana.

“Los resultados de los dos métodos coincidieron perfectamente. Al combinar las dos técnicas, no solo podemos decir que hay una mayor actividad en una región, sino que también, por primera vez, podemos atribuir específicamente esa actividad a los dos neurotransmisores”, explica Riedl en un comunicado.

Los hallazgos de Riedl y su equipo también tienen relevancia clínica. Por ejemplo, se sospecha que la distribución de los dos neurotransmisores se altera permanentemente en trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia.

“Hasta la fecha, sin embargo, no hay pruebas de esto. Un examen que utiliza tanto la espectroscopia como la fMRT proporcionaría información mucho más precisa y de gran alcance sobre las concentraciones de los neurotransmisores en los pacientes», concluye Riedl.

Referencia

Opposite Dynamics of GABA and Glutamate Levels in the Occipital Cortex during Visual Processing. Katarzyna Kurcyus et al. Journal of Neuroscience 14 November 2018, 38 (46) 9967-9976. DOI: https://doi.org/10.1523/JNEUROSCI.1214-18.2018

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El Telescopio Espacial James Webb retrata a Eärendel, la estrella más distante que conocemos 8 agosto, 2022
    WHL0137-LS o Eärendel tiene el récord de ser la estrella más temprana y distante que los humanos hemos tenido la fortuna de ver. Ahora, el telescopio espacial James Webb ha capturado una imagen más detallada de esta antigua estrella, que se encendió alrededor de 900 millones de años después del Big Bang y posee entre […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los días en la Tierra duran más y la ciencia aún no puede explicarlo 8 agosto, 2022
    Los relojes atómicos, combinados con mediciones astronómicas precisas, han revelado que la duración de un día en la Tierra se alarga repentinamente y los científicos no saben por qué. Aunque en las últimas décadas la rotación de la Tierra se ha acelerado, desde 2020 esa aceleración constante ha cambiado curiosamente a una desaceleración: los días […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una técnica genética permitirá repoblar especies en peligro de extinción 8 agosto, 2022
    Ratones con células de rata han producido esperma de rata gracias a una técnica de modificación genética que podría ser útil para conservar especies en peligro de extinción o para crear híbridos, sin que eso signifique que Parque Jurásico pueda salir de la ciencia ficción.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren 200 pozos en la Luna con una temperatura ideal para la habitabilidad humana 7 agosto, 2022
    La Luna tiene espacios subterráneos con temperaturas constantes a 17 grados Celsius que podrían acoger a futuras expediciones humanas durante largos períodos de tiempo, protegidas de las temperaturas extremas del exterior, así como de los rayos cósmicos, la radiación solar y de los micrometeoritos que bombardean la superficie selenita.
    Redacción T21
  • Graban una colisión estelar a 20.000 millones de años luz de la Tierra 6 agosto, 2022
    Los astrónomos han grabado por primera vez una colisión estelar que ocurrió a 20.000 millones de años luz de la Tierra. Su resplandor viajó a través del universo hasta ser captada en el rango milimétrico de longitudes de onda de radiofrecuencia por el telescopio ALMA.
    Redacción T21
  • Los humanos vivieron en América del Norte hace casi 40.000 años 5 agosto, 2022
    Una nueva investigación sostiene que la meseta de Colorado, en América del Norte, habría sido ocupada por humanos mucho antes de lo pensado. El hallazgo de restos descuartizados de mamuts y signos de fuego controlado son evidencias contundentes de presencia humana en el área de Nuevo México, en Estados Unidos. La datación ha confirmado que los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revelada la distribución de la materia oscura más antigua jamás observada en el Universo 5 agosto, 2022
    Los científicos han desvelado la naturaleza de la materia oscura que rodea a un cúmulo de galaxias en el escenario que presentaban hace 12 mil millones de años, mucho más atrás en el tiempo que lo logrado hasta hoy. Los hallazgos dejan ver que las reglas fundamentales de la cosmología pueden diferir al examinar la […]
    Pablo Javier Piacente
  • Huellas humanas fantasmagóricas de la Edad de Hielo, descubiertas en el desierto de Utah 5 agosto, 2022
    Huellas humanas fantasmagóricas de más de 12.000 años de antigüedad, que aparecen y desaparecen en el desierto del Gran Lago Salado de Utah, sorprenden a los científicos: ofrecen información sobre la vida familiar en la época del Pleistoceno.
    Redacción T21
  • Una extraña galaxia en forma de rueda, la nueva sorpresa del Telescopio Espacial James Webb 4 agosto, 2022
    Ubicada a 500 millones de años luz de distancia de la Tierra, la galaxia Cartwheel ha sido retratada al detalle por el telescopio James Webb de la NASA. Además de su sugerente forma, muy similar a una rueda de un antiguo carruaje, esta zona del cosmos arroja luz sobre los procesos de formación de nuevas […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una nueva tecnología nos acerca a la inmortalidad 4 agosto, 2022
    Una nueva técnica recientemente desarrollada restaura la función de células y órganos en cerdos después de la muerte: los científicos lograron recobrar la circulación sanguínea en todo el cuerpo y otras funciones celulares. Si se logran restaurar ciertas funciones celulares en el cerebro muerto, y los avances se replican en humanos, se podrían recuperar prácticamente […]
    Pablo Javier Piacente