Tendencias21
El sentido del tacto engaña a veces al cerebro

El sentido del tacto engaña a veces al cerebro

El síndrome del miembro fantasma pueden percibirlo también las personas sanas porque el sentido del tacto engaña al cerebro, haciéndole confundir manos y pies y la derecha con la izquierda.

El sentido del tacto engaña a veces al cerebro

El síndrome del miembro fantasma es la percepción de que un miembro amputado todavía está conectado al cuerpo y funcionando. Entre el 50% y el 80% de las personas que han sufrido una amputación experimentan estas sensaciones fantasmas.

Todavía no se sabe con certeza el origen de esta percepción, pero un grupo de investigadores de la Universidad de Bielefeld, de la Universidad de Hamburgo, ambas en Alemania, y de la Universidad de Nueva York (USA), ha descubierto que las personas sanas también pueden experimentar sensaciones fantasmas porque el sentido del tacto engaña al cerebro.

Lo comprobaron generando estímulos  táctiles en cada una de las manos y pies de los participantes en el estudio, combinando alternativamente el lado derecho e izquierdo de ambas extremidades, así como las extremidades superiores y las inferiores.

Los voluntarios tenían que indicar dónde habían registrado el impacto sensorial en un proceso que se repitió cientos de veces. Para darle mayor rigor al experimento, alternaban la posición de las manos y de los pies donde iban a recibir el estímulo táctil: unas veces las cruzaban y otras no.

Y lo que ocurrió es que con frecuencia un toque en una mano se sentía en la otra mano, o un toque en el pie izquierdo se percibía en la mano izquierda, o viceversa.

«Sorprendentemente, en el 8% de los casos, los sujetos atribuyeron el primer toque a una parte del cuerpo que ni siquiera se había tocado. Esto es una especie de sensación fantasma», explica Stephanie Badde, una de las investigadoras, en un comunicado.

El estudio demuestra cómo las personas sanas a veces pueden atribuir erróneamente una sensación táctil al lado equivocado de su cuerpo (registro el impulso táctil en la mano izquierda en vez de en la derecha, donde realmente ha ocurrido), o incluso a una parte completamente equivocada del cuerpo (por ejemplo, un toque en una mano percibido por un pie).

¿Mapa neuronal?

El nuevo estudio cuestiona que el cerebro disponga de un mapa neuronal en el que están reflejadas las extremidades y del que depende cualquier reacción ante un estímulo percibido en el miembro de referencia: si nos pica un mosquito, golpeamos el brazo de la picadura para eliminarlo. Nunca golpeamos el brazo donde no ha intervenido el mosquito.

“Nuestros hallazgos demuestran que otras características del tacto también se usan para atribuir un estímulo sensorial a determinadas partes del cuerpo «, dice Tobías Heed, otro de los investigadores.

Otra suposición que cuestiona esta investigación se refiere a la creencia de que la percepción espacial influye en la reacción al estímulo sensorial, y que para ello el cerebro se basa en el supuesto mapa neuronal.

“Cuando las extremidades se colocan al otro lado del cuerpo de lo que generalmente están, por ejemplo, cuando se cruzan las piernas, los dos sistemas de coordenadas entran en conflicto”, señala Heed. Y el cerebro se equivoca.

Esta alteración de la ubicación espacial de una extremidad propicia las sensaciones fantasmas en las personas sanas, según esta investigación.

Los tres errores del cerebro

Exista o no un mapa cerebral de las extremidades, esta investigación ha establecido que las sensaciones fantasmas dependen de tres características que pueden confundir al cerebro.

La primera y más importante es la identidad de la extremidad, ya sea una mano o un pie. En determinadas circunstancias, el cerebro las confunde y reacciona erróneamente a un estímulo sensorial.

El segundo factor más importante que a veces confunde al cerebro es el lado del cuerpo al que pertenece la extremidad tocada, lo que explica por qué un toque en el pie izquierdo a veces se puede sentir erróneamente en la mano izquierda.

El tercer factor que puede confundir al cerebro es la posición de la extremidad en cuestión, que cambia por ejemplo al cruzar los brazos o las piernas.

Si tocamos la pierna izquierda cuando está cruzada y ocupando la posición de la pierna derecha, el cerebro puede confundirse y atribuir el  estímulo sensorial a la pierna derecha: el cerebro no se ha dado cuenta del cambio de posición de la extremidad y da paso a la sensación fantasma.

«Los hallazgos podrían usarse, por ejemplo, para impulsar nuevas investigaciones sobre la génesis del dolor fantasma», concluye Heed.

Otra posible aplicación de esta investigación: “Los desarrollos que utilizan el tacto en sistemas artificiales se basan actualmente en la suposición firme de que el problema del tacto debería poder resolverse mediante el uso de uno o varios mapas cerebrales. Pero podría ser que otros principios de procesamiento sean más eficientes para algunos tipos de comportamiento”, añade Heed.

Referencia

Feeling a Touch to the Hand on the Foot. Stephanie Badde et al. Current Biology, VOLUME 29, ISSUE 9, P1491-1497.E4, MAY 06, 2019. DOI:https://doi.org/10.1016/j.cub.2019.02.060

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21