Tendencias21
Espectacular aumento de los parásitos en las especies marinas

Espectacular aumento de los parásitos en las especies marinas

Una investigación ha detectado una espectacular subida en la cantidad de parásitos en los peces y organismos marinos, debido supuestamente a la actividad humana. El promedio de Anisakis por pez aumentó 90 veces en todo el mundo entre 1962 y 2015 y de la larva de Pseudoterranova una vez y media entre 1978 y 2015.

Espectacular aumento de los parásitos en las especies marinas

Ante el aumento de enfermedades en especies marinas en los últimos años, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos) ha estudiado cómo han cambiado algunos parásitos con el tiempo, consultando registros antiguos y muestras de museos.

Este equipo, liderado por la profesora Chelsea Wood, descubrió que el número promedio de Anisakis por pez aumentó 90 veces en todo el mundo entre 1962 y 2015. Por su parte, la larva de Pseudoterranova lo hizo una vez y media entre 1978 y 2015.
 

Estos dos géneros de gusanos nematodos parásitos infectan a una variedad de criaturas marinas, incluidos peces, mariscos, ballenas y focas, lo que puede enfermar a los humanos si se consumen en pescados o calamares crudos o poco cocidos.
 

Brotes alarmantes de enfermedades, como la que causó la muerte masiva de estrellas marinas en el noreste del Pacífico desde 2013, han suscitado una preocupación por la salud pública. No estaba claro si este incremento en las enfermedades se debía a una aumento real en la cantidad de patógenos y parásitos, o si los científicos solo los detectaban con más frecuencia porque prestaban más atención.

Espectacular aumento de los parásitos en las especies marinas

Un método peculiar
 

Primero, Wood y su equipo revisaron artículos de revistas antiguas para rastrear el cambio a largo plazo del Anisakis y el Pseudoterranova. Su aumento en las últimas décadas implica que “en la actualidad, podría ser un poco más arriesgado consumir mariscos crudos que en la década de 1970”, explica Wood en un declaraciones  a la revista Hakai. «Aún así, las medidas de salud pública en los países desarrollados son lo suficientemente buenas para “mantener estas exquisiteces a salvo”, añade.

Los gusanos son un problema mayor para sus huéspedes acuáticos: los peces infectados pueden sufrir daños en los órganos, y los peces debilitados tienen más probabilidades de enfermarse y morir.
 

Para remontarse a muestras más antiguas, el equipo se adentró en la colección de peces preservados en el Museo Burke de la Universidad de Washington, que Wood describe como una cápsula del tiempo de parásitos. “Se conservan junto con el espécimen y aún son detectables”, explica Wood. “Se puede ver cómo eran los parásitos en un pez de 1888”.
 

Al observar 306 lenguados de la especie platija limón (Parophrys vetulus) recolectados en Puget Sound, Washington, los investigadores encontraron un aumento de ocho veces del parásito nematodo Clavinema mariae desde la década de 1930, que no había sido reportado previamente. Si bien este parásito no afecta a los humanos, es una plaga importante.
 

Skylar Hopkins, ecologista de parásitos en Virginia Tech (Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia), afirma que la capacidad de estudiar las cargas históricas de parásitos con fines comparativos es un gran problema para los ecólogos. “Esto abre un mundo completamente nuevo para estudiar el pasado», explica.
 

Cambios en los ecosistemas
 

No está claro qué causó exactamente los cambios en las cargas de parásitos en los peces, pero es probable que los humanos hayan tenido algo que ver. En el caso del lenguado, la escorrentía agrícola en Puget Sound podría aumentar la población de copépodos que albergan los parásitos. Esta subclase de crustáceo es una importante fuente de alimento para los peces.
 

Wood señala que los diferentes parásitos podrían reaccionar a los cambios en su entorno de maneras distintas. Según ha descubierto, en las áreas con una la alta presión de pesca, los parásitos con ciclos de vida complejos y de múltiples huéspedes tienden a disminuir, mientras que los que tienen ciclos de vida más simples tienden a aumentar.
 

Según Hopkins, es importante comprender cómo los cambios ambientales afectan a los parásitos, incluso los que generalmente no afectan a los humanos, para predecir cómo podrían reaccionar a los cambios en el futuro y cómo esos cambios podrían repercutir en el ecosistema. “Los parásitos están arraigados a las redes alimentarias”, explica.

Referencia
Abundance of an economically important nematode parasite increased in Puget Sound between 1930 and 2016: Evidence from museum specimens confirms historical data. Howard I et al. Journal of Applied Ecology, 2018. DOI: 10.1111/1365-2664.13264.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Sergio Miguel Tomé: el universo es un sistema computacional 10 febrero, 2022
    Una nueva teoría afirma que un sistema computacional oculto bajo las leyes naturales rige el funcionamiento del universo. El nuevo paradigma, además de afectar a la física porque modifica el concepto de fenómeno físico, también tiene implicaciones para las matemáticas y las ciencias cognitivas. Para desarrollarlo se necesita una investigación de físicos e informáticos.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Científicos europeos consiguen un nuevo récord mundial de energía 10 febrero, 2022
    Utilizando el combustible de futuras plantas de energía de fusión, los científicos de JET en Oxford han duplicado con creces el récord histórico de 1997: obtuvieron 59 megajulios de energía y una potencia de salida de poco más de 11 megavatios durante cinco segundos.
    IPP/T21
  • Los europeos contemporáneos son genéticamente esteparios 9 febrero, 2022
    La ascendencia de la estepa en composición genética europea contemporánea ha contribuido a una constitución fuerte, con una estatura alta y una mayor circunferencia de la cadera y la cintura, pero también a un mayor nivel de colesterol en la sangre, según un estudio.
    Pablo Javier Piacente
  • Un cometa del tamaño de un planeta menor se nos acercará en 2031 sin riesgo de colisión 9 febrero, 2022
    Un equipo de investigadores ha confirmado que 2014 UN271, también llamado Bernardinelli-Bernstein, es el cometa más grande jamás observado. Con un diámetro de 137 kilómetros, hará su mayor acercamiento a la Tierra en 2031, sin riesgo de colisión, después de tres millones de años lejos del sistema solar.
    Pablo Javier Piacente
  • Una tormenta de fuego azotó la Tierra hace 13.000 años y luego la congeló 9 febrero, 2022
    Hace 13.000 años, un 10 % de nuestro planeta quedó súbitamente a merced del fuego: el incendio global se habría producido por la caída de un cometa de 100 kilómetros de ancho. Luego que la Tierra ardió, las temperaturas bajaron de nuevo y el planeta pasó por una breve edad de hielo. 
    Pablo Javier Piacente
  • Los mejillones podrían salvar a la humanidad por segunda vez 9 febrero, 2022
    Al igual que ocurrió al principio de los tiempos humanos, los mejillones cultivados en las mismas costas que alimentaron a las primeras migraciones de nuestra especie, pueden salvar a la humanidad de su extinción ante una eventual crisis alimentaria global.
    Redacción T21
  • Campaña para mantener a UK y Suiza en el espacio científico europeo 8 febrero, 2022
    La comunidad científica europea se moviliza para que el Reino Unido y Suiza no se queden fuera del programa estrella de la UE en materia de I+D debido a cuestiones políticas. Reclama un espacio único de investigación para afrontar los desafíos globales.
    Redacción T21
  • El universo no está tan "afinado" para la vida como pensamos, según un estudio 8 febrero, 2022
    El “ajuste fino” sería una ilusión: la vida inteligente no se habría generado en el Universo a partir de una serie de condiciones precisas y exactamente sincronizadas. Por el contrario, probablemente habría evolucionado bajo circunstancias muy diferentes, alejadas de la idea de un ajuste perfecto.
    Pablo Javier Piacente
  • Los chimpancés curan sus heridas con ungüento de mosquitos masticados 8 febrero, 2022
    Los chimpancés aplican mosquitos masticados para tratar heridas abiertas, lo que podría ser evidencia de automedicación en animales. Esos insectos podrían tener propiedades calmantes: se ha demostrado científicamente que algunos tienen incluso efectos antibióticos o antivirales.
    Redacción T21
  • Descubren cómo el cerebro convierte una idea en música 8 febrero, 2022
    Científicos alemanes han descubierto cómo el cerebro convierte una idea musical en el movimiento de los dedos cuando tocamos el piano, así como que, cuando tocamos a dúo, nuestros cerebros comparten una misma longitud de onda.
    MPS/T21