Tendencias21
Estados Unidos dispone de una industria que transforma la basura en petróleo

Estados Unidos dispone de una industria que transforma la basura en petróleo

Una empresa de Estados Unidos va a poner en marcha este mes en Missouri una industria que transforma la basura en petróleo. Es capaz de hacer lo mismo que hace la Tierra durante millones de años en sólo dos horas: obtener hidrocarburos de la materia orgánica. Si transformara todos los desechos animales de Estados Unidos casi igualaría a las importaciones anuales de crudo del país. La técnica se llama despolimerización térmica y, aunque no es nueva, la compañía protagonista ha conseguido vencer los obstáculos técnicos que impedían su desarrollo. Por Raúl Morales.

Estados Unidos dispone de una industria que transforma la basura en petróleo

Neumáticos, bolsas de plástico, desechos hospitalarios, ordenadores viejos e incluso armas biológicas son algunos de los desechos de carbono que pueden transformarse en petróleo, según la empresa norteamericana Changing Wolrd Technologies (CWT), que pondrá en funcionamiento a finales de mes una nueva técnica, denominada despolimerización térmica, potencialmente capaz de transformar la basura en gasolina.

La técnica consiste en imitar la forma en que la Tierra produce hidrocarburos a partir de la materia orgánica, si bien en un tiempo mucho más corto: dos horas, frente a los millones de años que emplea nuestro planeta para obtener el mismo resultado.

Para CWT, esta tecnología es capaz de resolver algunos de los más agudos problemas ecológicos, como la polución y la gestión de los residuos, particularmente los tóxicos, ya que el procedimiento aplicado los volvería inofensivos.

CWT toma los desperdicios y los hace pasar por unos cubos a presiones y temperaturas diferentes (entre 250ºC y 500ºC) con la finalidad de convertir las cadenas de carbono en pequeños trozos que se recomponen a la salida del proceso.

Comienzo en Missouri

CWT ya dispone de una pequeña industria en Filadelfia que desde 1999 experimenta con la técnica de la despolimerización. La primera estructura industrial, con un presupuesto de 20 millones de dólares, ya está lista para convertir los desechos de algunas industrias de alimentación de Missouri en petróleo.

Tal como se explica en Phipadelhia Inquirer, esta fábrica transformará 200 toneladas de carcasas de pavo en 20 toneladas de gas, 600 barriles de petróleo (equivalentes a 95.000 litros) y 80.000 litros de agua pura, lo que representa una alternativa a la transformación en harina de los desechos animales.

Según los dirigentes de CWT, en teoría es posible convertir la totalidad de los desechos animales de Estados Unidos en el equivalente a 4 mil millones de barriles de petróleo al año, lo que representa más del 95% de las importaciones de crudo del 2001, por lo que el propósito de CWT es adentrarse en la producción y distribución de petróleo en abierta competencia con la industria tradicional.

CWT ha anunciado que el costo del petróleo que saldrá de su factoría de Missouri será de 15 dólares el barril, cuando el precio actual de un producto equivalente se sitúa entre los 5 y los 13 dólares. La compañía confía sin embargo en bajar hasta esos precios competitivos en la medida en que la producción aumente.

Tecnología antigua con nuevo rostro

En realidad la tecnología no es nueva, ya que desde los años 80 se sabe que la biomasa puede ser despolimerizada y que los residuos orgánicos son susceptibles de ser transformados en hidrocarburos, pero hasta ahora se había descartado porque consumía más energía que la era capaz de producir.

CWT ha conseguido resolver este problema utilizando agua en vez de energía para la transformación de la basura en petróleo, consiguiendo así una tasa de conversión de la energía del 85%, de los que únicamente el 15% se consume en el proceso.

El proyecto de CWT nace respaldado por el apoyo de la Agencia gubernamental de Protección Ambiental, que ha aportado 5 millones de los 20 millones de dólares de la inversión inicial necesarios para la construcción de la industria de Missouri. Otras industrias están en el horizonte de la empresa, así como la posibilidad de transformar a partir de 2005 residuos múltiples.

En los medios industriales hay gran expectación por conocer las primeras aplicaciones innovadoras de esta tecnología, aunque también hay reservas sobre las posibilidades reales de que consiga todo lo que se propone. De resultar factible y rentable, esta tecnología puede revolucionar el mercado de la energía en el mundo.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El cerebro es como una máquina del tiempo 6 febrero, 2022
    El cerebro actualiza cada 15 segundos la información que procede de los ojos para que podamos gestionar la vida cotidiana sin que caigamos en alucinaciones. Es como una máquina del tiempo que nos proporciona estabilidad visual.
    Redacción T21
  • Las ardillas tienen el secreto de los viajes al espacio profundo 5 febrero, 2022
    La pérdida de masa muscular que sufren los astronautas en el entorno de gravedad cero del espacio se puede subsanar replicando el mecanismo natural que usan las ardillas para hibernar y despertarse meses después en perfecto estado físico.
    Redacción T21
  • Las primeras células se agruparon de forma autónoma, tanto en la Tierra como en Marte 4 febrero, 2022
    La formación autónoma de poblaciones de protocélulas o células primitivas, utilizando la energía presente en superficies naturales, podría haber sido el punto de partida de una ruta que habría culminado en la transformación de entidades no vivas en organismos vivos, según un nuevo estudio. 
    Pablo Javier Piacente
  • El agua de la Tierra existía antes que surgiera nuestro planeta 4 febrero, 2022
    La composición química del agua que hoy disfrutamos en la Tierra y que es primordial para la vida existía desde mucho antes de la formación de nuestro planeta: se conformó gracias a depósitos de gas que incluían vapor de agua, en los primeros 200.000 años del Sistema Solar.
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Existe un mundo paralelo oculto? Un experimento con neutrones parece sugerirlo 4 febrero, 2022
    Un experimento desarrollado con neutrones en el reactor nuclear de Grenoble ha descubierto nuevos indicios de que las partículas que desaparecen inexplicablemente podrían haber emigrado a un universo paralelo. Y pueden volver al nuestro.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las lunas podrían ser la clave para que los planetas alberguen vida 3 febrero, 2022
    Las lunas podrían ser un elemento crucial para que un planeta tenga la capacidad de albergar vida: según un nuevo estudio, los satélites naturales deben ser grandes en proporción al tamaño del planeta anfitrión, para que las posibilidades de hallar vida se incrementen.
    Pablo Javier Piacente
  • El Sol produce grietas en la magnetosfera de la Tierra 3 febrero, 2022
    El campo magnético de la Tierra o magnetosfera nos protege del viento solar y de los efectos perjudiciales del clima espacial, pero no siempre ofrece una protección completa. Un mecanismo en la magnetosfera permite que las partículas solares se deslicen a través de esta primera línea de defensa, generando un proceso que puede debilitar ciertas […]
    Pablo Javier Piacente
  • El grafeno sirve para generar materia y antimateria a partir del vacío 3 febrero, 2022
    El grafeno puede utilizarse para imitar la producción de partículas y antipartículas que se produce en el vacío que rodea a las estrellas de neutrones. Genera electrones supralumínicos que proporcionan una corriente eléctrica superior a la permitida por la física cuántica de la materia condensada.
    Redacción T21
  • Muchos exoplanetas similares a la Tierra pueden tener vida 3 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que muchos de los 1.500 exoplanetas similares a la Tierra que han sido identificados pueden tener poderosos campos magnéticos que los protegen de la radiación cósmica y favorecen las condiciones para la vida.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Las bacterias intestinales practican sexo para obtener vitamina B12 2 febrero, 2022
    Se sabía que las bacterias intestinales necesitan vitamina B12, pero una nueva investigación muestra que estas bacterias transfieren genes a través del "sexo" para adquirir sus vitaminas. Los microbios intestinales beneficiosos comparten la capacidad de adquirir este preciado recurso entre sí a través de un proceso llamado "sexo bacteriano".
    Pablo Javier Piacente