Tendencias21

Estudian la probabilidad de que haya animales y plantas en otros planetas

Dos científicos de EE.UU. han estudiado cómo surgieron los acontecimientos clave de la evolución de la vida en la Tierra, como la fotosíntesis, y han comprobado que sucedieron en diversas ocasiones, y en lugares distintos. Por eso creen que si hay vida en otros planetas, basta que haya pasado el tiempo suficiente y el entorno sea adecuado para que también haya vida compleja, como plantas y animales. Creen que la búsqueda de vida en otros planetas debe incluir también la búsqueda de huellas de seres más evolucionados.

Estudian la probabilidad de que haya animales y plantas en otros planetas

Si el origen de la vida en la Tierra es común con el de otros mundos, el universo debe ser un zoológico cósmico lleno de organismos multicelulares complejos.

Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la Universidad Estatal de Washington (WSU, noroeste de EE.UU.), utiliza la evolución de la vida en la Tierra como modelo para predecir lo que los humanos podrían encontrar en planetas y lunas distantes. Sus hallazgos aparecen en un nuevo artículo publicado en Life.

Los resultados de su trabajo, realizado en colaboración con William Bains, bioquímico del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), muestran que una vez que la vida se origina, la evolución de los organismos funcionalmente similares a las plantas o los animales de la Tierra vendrá de forma natural si tienen el tiempo suficiente y un entorno adecuado.

«Si el origen de la vida puede ocurrir con bastante facilidad, un porcentaje de organismos de otros mundos alcanzará niveles altos de complejidad similares a los de los animales o las plantas», dice Schulze-Makuch en la información de la WSU. «Por otro lado, si el origen de la vida es un evento raro, entonces lo más probable es que vivamos en un universo bastante vacío.»

Evolución

Hay límites físicos y químicos a cómo puede evolucionar la vida, y los científicos han determinado que muchas de esas condiciones se han cumplido en la Tierra. Por lo tanto, las rutas tomadas por las formas de vida terrestres a partir de organismos simples unicelulares hasta formar entidades más complejas pueden dar pistas de cómo podría desarrollarse la vida en otro lugar del cosmos.

En su estudio, Schulze-Makuch y Bains identificaron por primera vez las innovaciones evolutivas clave que impulsaron el desarrollo de la vida en la Tierra desde los microbios hasta seres humanos que hacen viajes espaciales. Éstas incluyen la transición de la vida unicelular a la vida multicelular, el surgimiento de la fotosíntesis, la evolución de la vida macroscópica y el surgimiento de la vida inteligente.

Luego analizaron si este tipo de sucesos evolutivos importantes ocurrieron muchas veces en diferentes organismos o se debieron a eventos aleatorios, aislados.

Encontraron que la mayoría de las innovaciones críticas se «inventaron» varias veces. Por ejemplo, la fotosíntesis se originó de forma independiente en cuatro puntos diferentes de la historia de la vida, y la pluricelularidad surgió varias veces en diferentes clases de organismos.

«Dado que tenemos múltiples ejemplos de estas adaptaciones evolutivas clave que ocurren a lo largo de la ruta entre el organismo más simple y los seres humanos, tenemos que aceptar que no son extremadamente improbables, sino que sólo requieren mucho tiempo y las condiciones adecuadas para surgir», dice Schulze-Makuch.

«Por lo tanto, en cualquier mundo donde la vida ha surgido y existe suficiente flujo de energía, estamos seguros de que encontraremos vida compleja, como animales.»

La única salvedad es que la investigación no se refiere a la probabilidad de que surja la vida en otras partes o de que haya extraterrestres con inteligencia como los humanos. La Tierra es el único planeta donde se sabe que existe la vida, y los seres humanos son la única especie de la que se sabe que ha desarrollado tecnología. Por lo tanto, es imposible decir si esto debe ser una ocurrencia común en otros mundos, un evento muy raro o algo intermedio.

Búsqueda

El trabajo tiene importantes implicaciones para la búsqueda de vida en otros mundos. Schulze-Makuch y Bains escriben que los científicos no sólo deberían esperan encontrar huellas biológicas microbianas en un planeta con vida, sino también las huellas resultantes de organismos multicelulares grandes y complejos, como la banda red edge, propia de la vegetación, que es la longitud de onda de luz que sugiere la existencia de plantas.

«En particular, nuestra investigación es relevante para la selección de herramientas usadas por los científicos en la búsqueda de vida en planetas de otros sistemas solares», dice Schulze-Makuch. «En las misiones futuras, los investigadores de la NASA, el Instituto SETI (de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) y otras organizaciones deben considerar el uso de instrumentos que sean capaces de encontrar señales de una biosfera global y diversa en otros mundos.»  El trabajo fue financiado con una subvención del Consejo Europeo de Investigación (ERC).

Referencia bibliográfica:

William Bains, Dirk Schulze-Makuch: The Cosmic Zoo: The (Near) Inevitability of the Evolution of Complex, Macroscopic Life. Life (2016). DOI: 10.3390/life6030025.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente