Tendencias21

Los dinosaurios arrullaban con la boca cerrada

Es probable que los dinosaurios también arrullaran con la boca cerrada, como las palomas, en sus exhibiciones de apareamiento o para defender el territorio. Así lo creen científicos de EE.UU. y Canadá, que han estudiado cómo realizan este tipo de sonidos las aves, las descendientes de los dinosaurios.

Los dinosaurios arrullaban con la boca cerrada

A los dinosaurios se les representa a menudo en las películas con un rugido feroz, pero es probable que algunos dinosaurios murmuraran entre dientes o arrullaran con las bocas cerradas, según un estudio publicado en línea en la revista Evolution, que será publicado en la edición impresa de agosto.

La investigación, realizada en EE.UU. y Canadá, examina la evolución de una forma especializada de emisión de sonidos de los pájaros: la vocalización con la boca cerrada. El estudio surge de una nueva colaboración para comprender el origen y la evolución del singular órgano vocal de los pájaros y la gran variedad de sonidos que puede producir. Debido a que las aves descienden de los dinosaurios, la investigación también puede arrojar luz sobre cómo hacían sonidos aquellos animales.

Las vocalizaciones con la boca cerrada son sonidos que se emiten a través de la piel en la zona del cuello, mientras el pico se mantiene cerrado. Para hacerlos, las aves normalmente empujan el aire, que impulsa la producción de sonido en una bolsa esofágica en lugar de exhalar por el pico abierto.

Los arrullos de las palomas son un ejemplo de este comportamiento. En comparación con los sonidos emitidos a través de un pico abierto, las vocalizaciones con la boca cerrada son a menudo mucho más silenciosas y más bajas de tono. Las aves que hacen vocalizaciones con la boca cerrada generalmente lo hacen sólo para atraer a su pareja o defender su territorio. En otras ocasiones, emiten sonidos con la boca abierta.

Enfoque estadístico

Para comprender cuándo y cómo evolucionó la vocalización con la boca cerrada, investigadores de la Universidad de Texas en Austin, la Universidad del Medio Oeste de Arizona, la Universidad Memorial de Terranova (Canadá) y la Universidad de Utah utilizaron un enfoque estadístico para analizar la distribución de esta capacidad vocal entre las aves y otros grupos de reptiles. En total, los investigadores identificaron 52 de las 208 especies de aves investigadas que utilizan la vocalización con la boca cerrada.

«Observar la distribución de la vocalización con la boca cerrada en las aves que están vivas hoy en día podría decirnos cómo vocalizaban los dinosaurios», dice Chad Eliason, investigador post-doctoral en geociencias en la Universidad de Texas y co-autor del estudio, en la nota de su universidad. «Nuestros resultados muestran que la vocalización con la boca cerrada ha evolucionado al menos 16 veces en los arcosaurios, un grupo que incluye aves, dinosaurios y cocodrilos. Curiosamente, sólo los animales con un tamaño corporal relativamente grande (aproximadamente del tamaño de una paloma o más grande) utilizan el comportamiento de vocalización con la boca cerrada».

Tobias Riede, profesor de fisiología en la Universidad del Medio Oeste y primer autor del estudio, dice que la asociación con grandes cuerpos es una cuestión de física. «La inflación de una cavidad elástica podría presentar un desafío dependiente del tamaño», dice Riede. «La presión pulmonar requerida para inflar una cavidad depende de la tensión en la pared de la cavidad, y esta tensión aumenta para tamaños de cuerpo más pequeños.»

Circunstancias

Los investigadores todavía no están seguros acerca de cómo vocalizaban los antepasados ​​de los arcosaurios modernos. Pero la ocurrencia de la vocalización con la boca cerrada en las aves y los cocodrilos -los dos grupos de supervivientes de los arcosaurios- indica que la vocalización con la boca cerrada puede surgir en diversas especies de arcosaurios dependiendo de las circunstancias ambientales o de comportamiento, dice Riede.

«Algo estupendo de este trabajo es la demostración de que el comportamiento con la boca cerrada evolucionó muchas veces», dice Riede. «Eso sugiere que puede surgir con bastante facilidad y ser incorporado en las exhibiciones de apareamiento».

Debido a que los dinosaurios son miembros del grupo arcosaurio, y muchos tenían grandes tamaños de cuerpo, es probable que algunos dinosaurios hicieran vocalizaciones con la boca cerrada de una manera similar a las aves actuales, quizás durante exhibiciones de apareamiento. Sin embargo, en este punto del tiempo, no hay evidencia fósil directa que revele cómo sonaban los dinosaurios.

Julia Clarke, profesora de la Escuela Jackson de Geociencias y co-autora, dice que el estudio ofrece pistas. «Los dinosaurios no solo tenían plumas, sino que pudieron tener un abultado cuello y hacer sonidos con la boca cerrada».

Las investigaciones futuras de esta colaboración analizarán fósiles y la expresión génica, entre otros aspecos, para entender los sonidos que producían los dinosaurios y las aves extintas.

Referencia bibliográfica:

Tobias Riede, Chad M. Eliason, Edward H. Miller, Franz Goller, Julia A. Clarke: Coos, booms, and hoots: The evolution of closed-mouth vocal behavior in birds. Evolution (2016). DOI: 10.1111/evo.12988.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente