Tendencias21

Hace 4.500 millones de años hacía calor en Marte

Un antiguo meteorito marciano ha revelado que Marte sufrió un efecto invernadero hace 4.500 millones de años: provocó una subida de la temperatura y fluyó agua por su superficie.

Hace 4.500 millones de años, la atmósfera de Marte era suficientemente caliente como para mantener el agua en estado líquido, ha comprobado un equipo internacional de científicos.

Los resultados de esta investigación, desarrollada por científicos de la universidades de Paris, Lorraine y Bretaña Occidental (Francia), de Copenhague (Dinamarca) y de Tokio (Japón), se publican en la revista Science Advances.

Los científicos llegaron a esta conclusión tras examinar un meteorito marciano encontrado en 2012 en el noroeste de África y denominado NWA 7533.

Marte surgió entre 2 y 3 millones de años después de que el sistema solar comenzara a formarse: una reciente investigación estima incluso que su formación pudo prolongarse a lo largo de 20 millones de años.

El sistema solar primitivo que lo acogió era entonces un lugar caótico, por lo que se cree que en su alumbramiento Marte fue intensamente golpeado por planetesimales, pequeños protoplanetas considerados embriones planetarios.

Rocas que hablan de Marte

A lo largo de su vida, Marte ha expulsado rocas procedentes de sus accidentados procesos geológicos: después de mucho tiempo perdidas en el espacio, algunas de esas rocas terminaron cayendo en la Tierra.

De los aproximadamente 60.000 meteoritos que se han descubierto en nuestro planeta, al menos 126 se han identificado como originarios del planeta Marte, señala un observatorio de la NASA.

El meteorito marciano analizado por los científicos es único por su composición química, similar a las rocas que se encuentran en el hemisferio sur marciano, así como porque contiene los fragmentos más antiguos de la corteza de Marte.

Efecto invernadero en Marte

El análisis de este meteorito reveló que la oxidación de la corteza de Marte, vinculada a los múltiples impactos que estaba sufriendo, podría haber inducido, por efecto invernadero, un calentamiento de la atmósfera que explica la presencia de agua líquida en su superficie.

Las misiones espaciales ya habían comprobado con anterioridad que, hace más de 3.700 millones de años, por la superficie de Marte fluía agua líquida.

Esa constatación representa un enigma porque entonces la radiación solar era un 30% menor, en términos de producción de energía, que en la actualidad: no podía calentar al planeta rojo lo suficiente como para que mantuviera agua en estado líquido.

Diferentes modelos han sugerido que el agua líquida presente en Marte podía ser el resultado de un efecto invernadero provocado por un magmatismo intenso.

Magmatismo intenso

El magmatismo se produce por la fusión de material sólido disperso, agua y gases, que conforma una masa o magma. Genera volúmenes masivos de gases de efecto invernadero que pudieron ascender hasta la atmósfera de Marte.

Esta conclusión no ha podido confirmarse por la escasez de muestras marcianas antiguas, pero al examinar este meteorito tan particular, los científicos descubrieron que los antiguos fragmentos de la corteza marciana se formaron durante los poderosos impactos que experimentó el joven planeta y que estos fragmentos sufrieron una oxidación progresiva durante su enfriamiento.

El estudio también establece que esta oxidación temprana de la corteza marciana liberó una gran cantidad de gas hidrógeno (H2) a una atmósfera espesa en CO2, provocando un efecto invernadero que calentó la temperatura en la superficie del planeta rojo.

Los científicos consideran que ese calentamiento de Marte duró unos pocos años, pero que fue suficiente para generar un clima cálido y permitir la presencia de agua líquida en la superficie.

Nuevas pistas sobre el origen cósmico del agua

El estudio aporta nuevas pistas no sólo para comprender el origen del agua en Marte, sino también en otros planetas como el nuestro.

En general se piensa que el agua procede de asteroides y cometas, pero otras hipótesis señalan que, seguramente, surge sin más durante la formación de los planetas. El análisis de un antiguo meteorito marciano apoya esta segunda hipótesis.

Referencia

Early oxidation of the martian crust triggered by impacts. Zhengbin Deng et al. Science Advances, 30 Oct 2020: Vol. 6, no. 44, eabc4941. DOI: 10.1126/sciadv.abc4941

 

Foto: Se cree que las rayas oscuras, de 100 metros de largo, que fluyen cuesta abajo en Marte, se han formado por corrientes de agua. Crédito: NASA/JPL/University of Arizona

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario