Tendencias21

Humanos y ratones usamos razonamiento deductivo

Humanos y ratones compartimos la capacidad de inferencia: ambas especies pueden descubrir el sentido oculto de una premisa mediante el razonamiento deductivo. Aunque los humanos tardamos menos.

Una investigación desarrollada en el Champalimaud Centre for the Unknown de Lisboa, especializado en biomedicina, ha descubierto que los humanos y los ratones compartimos una misma facultad cognitiva: la capacidad de inferencia.

Se trata de la capacidad natural que nos permite extraer conclusiones de premisas. Por su propia naturaleza, la premisa implica algo que no está manifestado explícitamente.

La inferencia nos permite acceder al sentido oculto de la premisa, por lo que podemos considerarla una forma de razonamiento deductivo.

Lo sorprendente no es que seamos capaces de deducir quién es el asesino en una película que estamos viendo, algo que ocurre con frecuencia, sino que los ratones compartan con nosotros esa facultad superior.

Los investigadores del Centro Champalimaud lo comprobaron poniendo a prueba tanto a grupos de ratones como de seres humanos. Los resultados de su estudio, dirigido por Zachary Mainen, se publican en la revista Neuron.

Esa investigación descubrió que ratones y humanos tenemos parecida estrategia para “leer entre líneas”, así como identificó las regiones cerebrales implicadas en la inferencia.

Inferencia en ratones

El experimento con ratones fue bastante exhaustivo. Los investigadores expusieron a estos roedores a diferentes situaciones entre las que tenían que elegir en función de premisas.

Por ejemplo, tenían que descubrir en un espacio cerrado qué grifo aportaba agua. Para ello tenían que hacer unas pesquisas y llegar a conclusiones.

No era una tarea sencilla porque el grifo que aportaba agua no era siempre el mismo, lo que obligaba a los ratones a deducir cuál era el que debían elegir en cada momento para calmar su sed.

Y no siempre la calidad del agua era la misma, todo un reto para los pequeños roedores: que en determinado momento no hubiera agua en un grifo no significa que pueda haberla después.

La conclusión que obtuvieron los investigadores fue que los ratones se valen de la inferencia para obtener siempre el mejor resultado: en pocas sesiones se daban cuenta de lo que estaba sucediendo y sabían cómo proceder.

Los ratones habían descubierto la trama oculta detrás de la evidencia e incluso eran capaces de cambiar de grifo cuando dejaba de arrojar agua de calidad, aunque la experiencia hubiera sido satisfactoria. Eso significa que no solo se guían por la sed, sino también por el buen gusto.

Inferencia en humanos

La experiencia con humanos se desarrolló mediante un videojuego. La estrategia consistía en descubrir, a partir de premisas, dónde estaba escondido un monstruo y tirarle piedras.

Los jugadores tenían que deducir dos cosas: cuál era el mejor sitio para golpear al monstruo y los previsibles movimientos del monstruo para evitarlo. Un juego parecido al de los ratones, pero más complejo.

Los investigadores descubrieron que los humanos usaban una estrategia muy parecida a la de los ratones para deducir información útil para su propósito, si bien tardaban mucho menos que los roedores para conseguirlo: bastaba una sesión.

Sin embargo, cuando la incertidumbre era mayor, el tiempo invertido en la inferencia aumentó en ambas especies.

Los investigadores también apreciaron que compartimos con los ratones la sensibilidad a los mismos desafíos.

Reacción neuronal

Por último, los investigadores descubrieron que un área del cerebro, llamada corteza orbitofrontal, es la que procura la capacidad de inferencia.

La corteza orbitofrontal está relacionada con las emociones y el comportamiento social, así como con la toma de decisiones. Ahora sabemos que posee también capacidad deductiva.

Los investigadores comprobaron que cuando esa región del cerebro estaba inactiva en los ratones, su comportamiento era más simple y no podían hacerse cargo de la realidad. Eran más ingenuos en su comportamiento.

Ahora se proponen profundizar en las versiones de inferencia humana y de ratón para estudiar mejor los mecanismos neuronales que subyacen a este proceso cognitivo. Seguramente necesitarán también de la inferencia para avanzar.

Sobre todo porque, aunque los ratones de laboratorio resultan muy útiles para la investigación científica, también se ha establecido que solo la mitad del ADN humano se alinea con el del ratón.

Referencia

Inference-Based Decisions in a Hidden State Foraging Task: Differential Contributions of Prefrontal Cortical Areas. Pietro Vertechi et alia. Neuron, February 11, 2020. DOI:https://doi.org/10.1016/j.neuron.2020.01.017

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los negocios del cambio climático ya están aquí 8 diciembre, 2022
    El cambio climático está cambiando la percepción social de la crisis planetaria, que ya se considera el fenómeno más importante del siglo: abre espacios para negocios de climatización eficiente con aerotermia, de ropa ecológica, ciudades flotantes, gimnasios autosuficientes, locales antiestrés o de robots autónomos que operan en lo peor del desierto.
    Miguel Ormaetxea Arroyo
  • Resuelto el misterio del oro de la Edad de Bronce 8 diciembre, 2022
    Un nuevo método láser ha permitido el estudio de joyas famosas y descubierto evidencia microbiana de una ruta comercial de la Edad del Bronce que se extendía desde Anatolia hasta el valle del Indo, en el actual Pakistán.
    CEZA/T21
  • Descubrimiento histórico en Suecia 8 diciembre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21
  • El cromosoma de la masculinidad podría desaparecer 7 diciembre, 2022
    Aunque lentamente el cromosoma Y que identifica a la masculinidad está desapareciendo en el ser humano, un grupo de investigadores ha descubierto que las ratas espinosas han desarrollado un nuevo gen sexual que les permite sobrevivir sin cromosoma Y. Al parecer, algo similar le espera a la humanidad en el futuro para evitar su extinción.
    Pablo Javier Piacente
  • Un enorme satélite de comunicaciones podría paralizar la observación astronómica 7 diciembre, 2022
    Un nuevo satélite gigante de comunicaciones que eclipsa a casi todas las estrellas en el cielo nocturno está oscureciendo la vista del Universo por parte de los telescopios, según la Unión Astronómica Internacional (IAU). La gigantesca "torre de telefonía móvil" en órbita, conocida como BlueWalker 3, está creando interferencias visibles e invisibles que podrían obstaculizar […]
    Pablo Javier Piacente
  • La nave Orión regresa a la Tierra este domingo después de su incursión lunar 7 diciembre, 2022
    La nave espacial Orión de la NASA está en camino de regresar a la Tierra el 11 de diciembre. La nave espacial realizó su segundo y último acercamiento cercano a la Luna a las 10:43 a. m. CST del lunes 5 de diciembre, justo antes de su sobrevuelo motorizado de regreso, pasando a una distancia […]
    EFE/T21
  • Sensores cuánticos aproximados al Sol serían capaces de detectar la materia oscura 7 diciembre, 2022
    Relojes atómicos y moleculares podrían interpretar las señales de las interacciones que se producen cuando la materia oscura se adhiere al Sol procedente del centro de la galaxia. Podrían resolver un misterio cósmico que intriga a los físicos desde hace más de 30 años y abrir las puertas a una "nueva física".
    Eduardo Martínez de la Fe
  • El oxígeno de la Tierra se habría originado por la propia destrucción de la corteza terrestre 6 diciembre, 2022
    Aproximadamente 2.800 a 2.500 millones de años atrás, el oxígeno estaba ausente en la Tierra. Una nueva investigación sostiene que la aparición del oxígeno, clave para el surgimiento y desarrollo de la vida en nuestro planeta, se debió a una fuente tectónica: el movimiento y la destrucción de la corteza terrestre derivó en su formación […]
    Pablo Javier Piacente
  • La consciencia sería para el cerebro como el humo que emana de una fábrica 6 diciembre, 2022
    El cerebro ha vivido una proeza épica desde que unos homínidos dejaran huellas bípedas sobre las cenizas de un volcán de Tanzania hace 3,66 millones de años, hasta que Armstrong pisó la Luna en 1969. Esta evolución cerebral nos ha convertido en los humanos que hoy somos y continuará transformándonos en el futuro: nos conducirá […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Multiplican por 1.000 las posibilidades de identificar señales extraterrestres 6 diciembre, 2022
    Breakthrough Listen es un nuevo proyecto astronómico destinado a buscar pruebas de inteligencia extraterrestre: ha comenzado las operaciones en el conjunto de radiotelescopios MeerKAT, en Sudáfrica. Durante los próximos dos años, el equipo buscará en más de un millón de estrellas cercanas, ampliando el número de objetivos observados por un factor de 1.000.
    Pablo Javier Piacente