Tendencias21

Humanos y ratones usamos razonamiento deductivo

Humanos y ratones compartimos la capacidad de inferencia: ambas especies pueden descubrir el sentido oculto de una premisa mediante el razonamiento deductivo. Aunque los humanos tardamos menos.

Una investigación desarrollada en el Champalimaud Centre for the Unknown de Lisboa, especializado en biomedicina, ha descubierto que los humanos y los ratones compartimos una misma facultad cognitiva: la capacidad de inferencia.

Se trata de la capacidad natural que nos permite extraer conclusiones de premisas. Por su propia naturaleza, la premisa implica algo que no está manifestado explícitamente.

La inferencia nos permite acceder al sentido oculto de la premisa, por lo que podemos considerarla una forma de razonamiento deductivo.

Lo sorprendente no es que seamos capaces de deducir quién es el asesino en una película que estamos viendo, algo que ocurre con frecuencia, sino que los ratones compartan con nosotros esa facultad superior.

Los investigadores del Centro Champalimaud lo comprobaron poniendo a prueba tanto a grupos de ratones como de seres humanos. Los resultados de su estudio, dirigido por Zachary Mainen, se publican en la revista Neuron.

Esa investigación descubrió que ratones y humanos tenemos parecida estrategia para “leer entre líneas”, así como identificó las regiones cerebrales implicadas en la inferencia.

Inferencia en ratones

El experimento con ratones fue bastante exhaustivo. Los investigadores expusieron a estos roedores a diferentes situaciones entre las que tenían que elegir en función de premisas.

Por ejemplo, tenían que descubrir en un espacio cerrado qué grifo aportaba agua. Para ello tenían que hacer unas pesquisas y llegar a conclusiones.

No era una tarea sencilla porque el grifo que aportaba agua no era siempre el mismo, lo que obligaba a los ratones a deducir cuál era el que debían elegir en cada momento para calmar su sed.

Y no siempre la calidad del agua era la misma, todo un reto para los pequeños roedores: que en determinado momento no hubiera agua en un grifo no significa que pueda haberla después.

La conclusión que obtuvieron los investigadores fue que los ratones se valen de la inferencia para obtener siempre el mejor resultado: en pocas sesiones se daban cuenta de lo que estaba sucediendo y sabían cómo proceder.

Los ratones habían descubierto la trama oculta detrás de la evidencia e incluso eran capaces de cambiar de grifo cuando dejaba de arrojar agua de calidad, aunque la experiencia hubiera sido satisfactoria. Eso significa que no solo se guían por la sed, sino también por el buen gusto.

Inferencia en humanos

La experiencia con humanos se desarrolló mediante un videojuego. La estrategia consistía en descubrir, a partir de premisas, dónde estaba escondido un monstruo y tirarle piedras.

Los jugadores tenían que deducir dos cosas: cuál era el mejor sitio para golpear al monstruo y los previsibles movimientos del monstruo para evitarlo. Un juego parecido al de los ratones, pero más complejo.

Los investigadores descubrieron que los humanos usaban una estrategia muy parecida a la de los ratones para deducir información útil para su propósito, si bien tardaban mucho menos que los roedores para conseguirlo: bastaba una sesión.

Sin embargo, cuando la incertidumbre era mayor, el tiempo invertido en la inferencia aumentó en ambas especies.

Los investigadores también apreciaron que compartimos con los ratones la sensibilidad a los mismos desafíos.

Reacción neuronal

Por último, los investigadores descubrieron que un área del cerebro, llamada corteza orbitofrontal, es la que procura la capacidad de inferencia.

La corteza orbitofrontal está relacionada con las emociones y el comportamiento social, así como con la toma de decisiones. Ahora sabemos que posee también capacidad deductiva.

Los investigadores comprobaron que cuando esa región del cerebro estaba inactiva en los ratones, su comportamiento era más simple y no podían hacerse cargo de la realidad. Eran más ingenuos en su comportamiento.

Ahora se proponen profundizar en las versiones de inferencia humana y de ratón para estudiar mejor los mecanismos neuronales que subyacen a este proceso cognitivo. Seguramente necesitarán también de la inferencia para avanzar.

Sobre todo porque, aunque los ratones de laboratorio resultan muy útiles para la investigación científica, también se ha establecido que solo la mitad del ADN humano se alinea con el del ratón.

Referencia

Inference-Based Decisions in a Hidden State Foraging Task: Differential Contributions of Prefrontal Cortical Areas. Pietro Vertechi et alia. Neuron, February 11, 2020. DOI:https://doi.org/10.1016/j.neuron.2020.01.017

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente