Tendencias21
Identificadas las bases genéticas de la felicidad y del sentido de la vida

Identificadas las bases genéticas de la felicidad y del sentido de la vida

Una nueva investigación ha identificado las bases genéticas de la felicidad y del sentido de la vida. Un total de ocho variantes biológicas marcan la diferencia entre las personas que se consideran dichosas y conformes con sus vidas, y las que se sienten mal y perdidas.

Identificadas las bases genéticas de la felicidad y del sentido de la vida

Una nueva investigación ha podido establecer con gran precisión las bases genéticas del bienestar humano y de algo no menos importante: el sentido de la vida.

La diferencia entre ambos conceptos es importante: uno hace referencia al así llamado bienestar hedónico (sensación de felicidad) y otro al bienestar eudaimónico (sentir que nuestra vida tiene sentido).

Cada día se presta más atención a estos aspectos de la vida humana porque afectan a las políticas sociales y a la economía. El bienestar de la población se ha convertido en las sociedades desarrolladas en una aspiración básica, ya que medir el progreso sólo por el PIB (Producto Interior Bruto) resulta insuficiente: el bienestar subjetivo está estrechamente ligado a la salud y este vínculo se acrecienta aún más en la edad avanzada.

Investigaciones anteriores han demostrado que las diferencias individuales que manifiestan las personas al calificar sus índices de bienestar, ya sea hedónico o eudaimónico, se deben en parte a diferencias genéticas entre ellas.

Incluso se han identificado las primeras variantes genéticas que marcan la diferencia para que las personas puedan sentirse o no felices. Se considera que aproximadamente un tercio de la variación en el grado de felicidad de las personas es de origen genético o hereditario.

En 2016, tal como informamos en otro artículo, una investigación estableció incluso que la genética es uno de los  factores que favorecen la satisfacción vital de los ciudadanos de los países. Según sus resultados, las naciones más propensas a la felicidad gracias a su ADN se encuentran en África, Latinoamérica y el norte de Europa.

La nueva investigación fue llevada a cabo con la participación de más de 220.000 personas y forma parte del proyecto europeo WELL-BEING. Estuvo dirigida por la profesora Meike Bartels y el estudiante de doctorado Bart Baselmans, ambos de la Vrije Universiteit de Amsterdam.

Ocho variantes genéticas de la felicidad

Estos investigadores han profundizado en los resultados anteriores e identificaron dos variantes genéticas para el sentido de la vida (bienestar eudaimónico) y seis variantes genéticas para la felicidad (bienestar hedónico). Los resultados se han publicado en la revista Scientific Reports.

El estudio analizó muestras de ADN y las respuestas a un cuestionario de los participantes. El bienestar eudaimónico y su componente principal, el sentido de la vida, se evaluaron usando la pregunta: “¿Hasta qué punto siente que su vida tiene sentido?”. El bienestar, hedónico junto con su componente principal, la felicidad general, se determinó con la pregunta: «En términos generales, ¿cuán feliz se siente?».

El hecho de que se hayan encontrado variantes genéticas para el bienestar eudaimónico indica que cada persona es diferente y que las diferencias entre personas en procesos complejos, como para lo que cada uno significa la vida, se deben en parte a diferencias biológicas, señalan los investigadores.

Meike Bartels explica al respecto en un comunicado que «Vivimos en una sociedad en la que se espera que todos prosperen, obtengan lo mejor y vivan una vida significativa. Si tenemos una idea mejor de las causas de las diferencias entre las personas, podemos usar esa información para ayudar a las a que se sienten menos felices o no dan con el sentido de su vida. También descubrimos que hay factores ambientales que son importantes para la felicidad, pero no para el sentido de la vida, y viceversa. En el futuro nos gustaría identificar qué factores ambientales son responsables de esta discrepancia.»

Las diferencias individuales

Baselmans añade: «estos resultados muestran que las diferencias genéticas entre las personas no solo desempeñan un papel en las diferencias que manifiestan cuando hablan de su felicidad, sino también en las diferencias cuando hablan del sentido de sus vidas.»

Y añade: «Hemos identificado qué variantes genéticas en el ADN conducen a diferencias en el sentido de la vida». Las variantes genéticas se expresan principalmente en el sistema nervioso central, mostrando la participación de diferentes áreas del cerebro.

Los autores concluyen que los estudios deberían tener en cuenta que el bienestar hedonista y el eudaimónico comparten contribuciones genéticas coincidentes y tomar ambos en consideración a fin de aumentar nuestra comprensión sobre la etiología del bienestar.

Referencia

A genetic perspective on the relationship between eudaimonic –and hedonic well-being. B. M. L. Baselmans & M. Bartels. Scientific Reportsvolume 8, Article number: 14610 (2018). DOI:https://doi.org/10.1038/s41598-018-32638-1
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente