Tendencias21

Internet eleva a ciencia la clasificación de la psicología humana

Todos los seres humanos pueden englobarse en uno de los cuatro tipos de personalidad establecidos por una investigación que analizó datos de 1,5 millones de personas de todo el mundo: medio, reservado, egocéntrico y modélico. Internet ha hecho posible la proeza, que eleva a ciencia la clasificación de la psicología humana.

Internet eleva a ciencia la clasificación de la psicología humana

Los seres humanos se aglutinan en torno a 4 tipos de personalidad diferentes que evolucionan con el tiempo, según un estudio realizado con millón y medio de personas del que son autores investigadores de la Northwestern University, en Estados Unidos. Los resultados se han publicado en Nature Human Behavior.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron datos procedentes de cuatro cuestionarios que fueron respondidos por 1,5 millones de personas de diferentes partes del mundo.

Estos cuestionarios, que se fueron elaborando durante décadas, incluían entre 44 y 300 preguntas. Los investigadores aplicaron a todas las respuestas un algoritmo especialmente diseñado para este trabajo.

El algoritmo estableció alrededor de 16 grupos de personalidad utilizando métodos de agrupamiento tradicionales. Sin embargo, los investigadores impusieron restricciones adicionales, reduciendo los conglomerados a cuatro tipos de personalidad distintos: medio, reservado, egocéntrico y modélico.

Los cuatro tipos

Las personas integradas en el grupo medio, llamado así porque abarca a la mayoría de la gente, se describen como extrovertidas, nerviosas y poco abiertas. Las mujeres son más proclives a pertenecer a este tipo de personalidad.

El grupo de personas reservadas lo forman personas emocionalmente estables, pero no son abiertas ni neuróticas. Se les considera agradables y responsables, si bien al mismo tiempo tímidos e inseguros, reacios a compartir sus emociones.

Las personas definidas como egocéntricas son menos amables, más cerrados a los demás y menos responsables. Son extrovertidas, pero no francas, y prefieren mantener las cosas como están, más que cambiarlas. Se les considera personas tóxicas, ya que son poco tolerantes y pretenden imponer sus opiniones sobre las demás. Los más jóvenes encajan más en este grupo.

Por último, las personas del grupo modélico, son generalmente líderes, se interesan por lo que dicen los demás, y además son amables y responsables. Este tipo predomina asimismo en las mujeres y se va desarrollando con la edad.

Evolución con la edad

En general, señalan los investigadores, estos cuatro tipos de personalidad evolucionan todos con la edad. Las personas mayores, por ejemplo, tienden a ser menos neuróticas y más conscientes de los que tienen menos de 20 años.

Cuando se analiza un grupo tan grande de personas, emergen tendencias, ya que es evidente que las personas cambian con el tiempo, lo que añade un nuevo elemento a la investigación futura sobre la personalidad humana y sus diferentes manifestaciones.

Especifican que el trabajo puede ayudar especialmente a psicólogos y psiquiatras, ya que pueden encontrar en estos tipos de personalidad una herramienta más para diagnosticar cualquiera de los trastornos mentales más comunes, cuyas manifestaciones pueden encajar en alguno de los perfiles extraídos de esta investigación.

El concepto de tipos de personalidad sigue siendo controvertido en psicología, con pruebas científicas difíciles de encontrar. Los intentos previos basados ​​en pequeños grupos de investigación crearon resultados que a menudo no eran replicables. Esta investigación, que por su magnitud ha sido posible gracias a Internet, cambia el panorama.

«Los tipos de personalidad solo existían en la literatura de autoayuda y no tenían cabida en las revistas científicas», dijo Luis Amaral, uno de los autores de la investigación, en un comunicado. «Ahora, creemos que esto cambiará debido a este estudio».

Referencia

A robust data-driven approach identifies four personality types across four large data sets. Martin Gerlach et al. Nature Human Behaviour (2018). DOI:https://doi.org/10.1038/s41562-018-0419-z
 

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario