Tendencias21

La atmósfera de los exoplanetas influye en su rotación y los hace más habitables

Mediante un modelo climático tridimensional, astrofísicos de la Universidad de Toronto (Canadá) han teorizado que el efecto de la atmósfera de los exoplanetas -planetas externos a nuestro sistema solar- en la rotación de los mismos es suficiente para provocar que tengan ciclos día-noche, al igual que la Tierra, lo que en principio los haría más aptos para la vida.

La atmósfera de los exoplanetas influye en su rotación y los hace más habitables

Un estudio realizado por astrofísicos de la Universidad de Toronto (Canadá) sugiere que los exoplanetas -planetas fuera de nuestro sistema solar- son más propensos a tener agua líquida y a ser habitables de lo que pensábamos.

«Los planetas con océanos potenciales podrían tener un clima mucho más similar a la Tierra de lo que se pensaba», señala Jeremy Leconte, postdoc en el Instituto Canadiense de Astrofísica Teórica de la Universidad de Toronto, y autor principal de un estudio publicado ayer en Science Express.

El pensamiento de los científicos es que los exoplanetas se comportan de una manera contraria a la de la Tierra: es decir, que siempre muestran el mismo lado a su estrella. Si es así, los exoplanetas girarían en sincronía con su estrella de modo que siempre estaría el mismo hemisferio frente a ella, mientras que el otro hemisferio se encontraría en una perpetua y fría oscuridad.

El estudio de Leconte sugiere, sin embargo, que durante el giro de los exoplanetas alrededor de sus estrellas, lo hacen a una velocidad tal que permite un ciclo día-noche similar al de la Tierra.

«Si estamos en lo correcto, no hay una noche permanente y fría en los en exoplanetas que haga que el agua permanezca atrapado en una capa de hielo gigantesca. Si este nuevo dato sobre el clima de los exoplanetas aumenta o no la capacidad de los mismos para desarrollar vida sigue siendo una cuestión abierta», aclara, en la nota de prensa de la universidad, recogida por EurekAlert!

Modelo tridimensional

Leconte y su equipo llegaron a estas conclusiones a través de un modelo climático tridimensional que desarrollaron para predecir el efecto de la atmósfera de un planeta determinado en la velocidad de su rotación, «lo que da lugar a cambios en el clima», explica Leconte. «La atmósfera es un factor clave que afecta a la rotación de un planeta, cuyo impacto puede ser de suficiente importancia para superar la rotación sincrónica y poner un planeta en un ciclo día-noche».

Aunque los astrónomos siguen a la espera de pruebas observacionales, los argumentos teóricos sugieren que muchos exoplanetas deberían ser capaces de mantener una atmósfera más masiva que la Tierra.

En el caso de la Tierra -con su relativamente delgada atmósfera- la mayor parte de la luz del Sol llega a la superficie del planeta, lo que maximiza el efecto del calor en toda la atmósfera y produce un clima más moderado en todo el planeta. Mediante la creación de las diferencias de temperatura en la superficie, entre el día y la noche y entre el ecuador y los polos, el calentamiento solar impulsa vientos que redistribuyen la masa de la atmósfera.

Fuerza de marea

El impacto es tan significativo que supera al efecto de fricción de marea ejercido por una estrella en cualquier satélite que esté en órbita alrededor de ella, al igual que la Tierra lo hace con la Luna.

«La Luna siempre nos muestra el mismo lado, porque las mareas producidas por la Tierra crean una fricción que altera su espín», señala Leconte. «La Luna está en rotación síncrona con la Tierra debido a que el tiempo que tarda en girar una vez sobre su eje es igual al tiempo que toma para orbitar alrededor de la Tierra. Es por eso que hay un lado oscuro de la luna. La teoría de las mareas, sin embargo, omite los efectos de una atmósfera».

Los investigadores dicen que un gran número de exoplanetas terrestres conocidos no deberían estar en un estado de rotación síncrona, como se creía inicialmente. Mientras que sus modelos muestran que tendrían un ciclo día-noche, lo que les hace mucho más similares a la Tierra, la duración de sus días podría ser de entre unas semanas y unos meses.

Referencia bibliográfica:

Jérémy Leconte, Hanbo Wu, Kristen Menou, Norman Murray. Asynchronous rotation of Earth-mass planets in the habitable zone of lower-mass stars. Science (2015) DOI: 10.1126/science.1258686

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente
  • Toda la biblioteca privada de Darwin ya está disponible en Internet 13 febrero, 2024
    La biblioteca privada de Charles Darwin ha sido completamente reconstruida y está disponible en Internet por primera vez, coincidiendo con el 215 cumpleaños del naturalista. El catálogo, de 300 páginas, contiene 7.400 títulos con un total de 13.000 volúmenes entre libros, escritos y revistas, que están al alcance de todo el mundo sin salir de […]
    Redacción T21
  • El metro de Londres implanta IA para vigilar la red subterránea 13 febrero, 2024
    El metro de Londres ha probado herramientas de vigilancia con IA en tiempo real para detectar posibles situaciones de riesgo o de conflicto y permitir al personal intervenir rápidamente. Detecta comportamientos agresivos e identifica a las personas que se cuelan sin pagar.
    Redacción T21
  • La memoria universal promete revolucionar a la informática 12 febrero, 2024
    La memoria universal podría reemplazar tanto a la RAM como al almacenamiento interno en los ordenadores de uso masivo, brindando una alternativa más rápida y más eficiente a nivel energético. Un nuevo estudio muestra un posible enfoque revolucionario de la memoria universal: empleando un nuevo material denominado GST467, los investigadores apreciaron que la memoria mejora […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente