Tendencias21
La contaminación del aire reduce la felicidad

La contaminación del aire reduce la felicidad

Un estudio centrado en las ciudades chinas revela que los estados de ánimo positivos expresados ​​en las redes sociales tienden a disminuir cuando la contaminación del aire empeora. Esta provoca depresión y ansiedad a corto plazo.

La contaminación del aire reduce la felicidad

Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han descubierto que la contaminación del aire en las ciudades de China puede estar contribuyendo a bajos niveles de felicidad entre la población urbana del país.

 

Durante muchos años, China ha estado luchando para hacer frente a los altos niveles de contaminación ambiental que están paralizando sus principales ciudades. De hecho, un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Hong Kong (China) descubrió que la contaminación del aire causa un promedio de más de un millón de muertes prematuras cada año en el país asiático, y le cuesta a su economía 38 mil millones de dólares.

 

Las partículas en suspensión en el aire se han convertido en el principal contaminante del aire en las ciudades chinas en los últimos años, y las partículas finas son particularmente peligrosas para los pulmones de las personas.

 

Esta nueva investigación ha estado liderada por Siqi Zheng, el Profesor Asociado a Samuel Tak Lee en el Departamento de Estudios Urbanos y Planificación del Centro del MIT, y el Director de la Facultad del MIT China Future City Lab.

 

Efectos de la contaminación

 

A pesar de una tasa de crecimiento económico anual del 8 por ciento, los niveles de satisfacción entre la población urbana de China no han aumentado tanto como se esperaría. La contaminación del aire causada por la industrialización del país, la quema de carbón y el aumento del uso de automóviles, ha tenido un impacto significativo en la calidad de vida en las zonas urbanas.

 

Las investigaciones han demostrado anteriormente que la contaminación del aire es perjudicial para la salud, el rendimiento cognitivo, la productividad laboral y los resultados educativos. Pero la contaminación del aire también tiene un impacto más amplio en la vida social y el comportamiento de las personas, según explica Zheng en un comunicado.

 

«La contaminación también tiene un costo emocional», señala Zheng. «La gente no está contenta, y eso significa que pueden tomar decisiones irracionales». En los días contaminados, se ha demostrado que las personas tienen más probabilidades de involucrarse en conductas impulsivas y arriesgadas que luego pueden lamentar, posiblemente como resultado de la depresión y la ansiedad a corto plazo.

 

Redes sociales: medidores de estados de ánimo a tiempo real

 

Con el fin de explorar con más profundidad los efectos de la contaminación del aire en la vida cotidiana de las personas en ciudades chinas altamente contaminadas, los investigadores utilizaron datos en tiempo real de las redes sociales. Así, rastrearon cómo los cambios en los niveles diarios de contaminación afectan la felicidad de las personas en 144 ciudades chinas.

 

En el pasado, los niveles de felicidad se solían medir mediante cuestionarios. Sin embargo, tales encuestas proporcionan una sola instantánea; Las respuestas de las personas tienden a reflejar su sensación general de bienestar, en lugar de su felicidad en determinados días.

 

«Las redes sociales dan una medida en tiempo real de los niveles de felicidad de las personas y también proporcionan una gran cantidad de datos en muchas ciudades diferentes», señala Zheng.

 

Los investigadores utilizaron información sobre los niveles urbanos de partículas ultrafinas (con diámetro aerodinámico inferior a 2,5 micras) de las lecturas diarias de calidad del aire publicadas por el Ministerio de Protección Ambiental de China.

Para medir los niveles de felicidad diarios de cada ciudad, el equipo aplicó un algoritmo de aprendizaje automático para analizar los 210 millones de publicaciones, de marzo a noviembre de 2014, etiquetadas geográficamente de la plataforma de microblogging más grande de China: Sina Weibo.

 

Para cada post, los investigadores aplicaron el algoritmo de análisis de sentimiento entrenado en la máquina para medir el sentimiento de la publicación. Luego calcularon el valor de la mediana para esa ciudad y día, el llamado índice de felicidad expresada, que oscila entre 0 y 100, donde 0 indica un estado de ánimo muy negativo y 100 muy positivo.

 

Finalmente, fusionaron este índice con la concentración diaria de partículas ultrafinas y los datos del clima. Encontraron una correlación significativamente negativa entre la contaminación y los niveles de felicidad. Además, las mujeres eran más sensibles a los niveles más altos de contaminación que los hombres, al igual que las que tenían ingresos más altos.

 

Cuando los investigadores observaron el tipo de ciudades de las que se originaron los tweets, encontraron que las personas de las ciudades más limpias y muy sucias eran las más afectadas por los niveles de contaminación.

 

Esto puede deberse a que las personas que están particularmente preocupadas por su salud y la calidad del aire tienden a mudarse a ciudades limpias, mientras que las que están en ciudades muy sucias son más conscientes del daño a su salud por la exposición a contaminantes a largo plazo, explica Zheng.

 

Ahora, el profesor espera continuar su investigación sobre el impacto de la contaminación en el comportamiento de las personas y cómo los políticos de China responderán a la creciente demanda pública de aire más limpio.

 

Referencia
 
Air pollution lowers Chinese urbanites’ expressed happiness on social media. S. Zheng et al. Nature Human Behaviour, 21 January 2019. DOI: doi.org/10.1038/s41562-018-0521-2.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21