Tendencias21

La corteza motora del cerebro está implicada en la percepción del sonido

Reaccionar con movimientos ante la música, como bailando o llevando el compás con el pie, es posible porque la corteza auditiva del cerebro es auxiliada por la corteza motora, que le anticipa cuándo se va a producir un nuevo sonido, mejorando así su capacidad de decodificar flujos sonoros complejos, como la palabra o la música. El descubrimiento puede ayudar a niños disléxicos y pacientes con discapacidad auditiva.

La corteza motora del cerebro está implicada en la percepción del sonido

Ya sea bailando o llevando el compás de la música con el pie, todos somos capaces de constatar que las señales auditivas pueden provocar movimientos. Según un nuevo estudio, las señales motoras del cerebro mejoran la percepción del sonido, un efecto que se amplifica cuando el movimiento se sincroniza con el sonido.

Ya se sabe que el sistema motor del cuerpo, fruto de la integración de las informaciones sensitivas y motoras por el control del sistema nervioso central, está comunicado con las áreas sensoriales del cerebro. De hecho, rige los movimientos de los ojos y de otras partes del cuerpo para permitirnos orientar la mirada y el movimiento de los miembros en el espacio.

Sin embargo, al estar inmóviles nuestras orejas, el papel del sistema motor del cuerpo en la distinción de los sonidos no ha sido establecido claramente. Hasta ahora.

Benjamin Morillon, investigador de la Universidad McGill, se planteó un estudio para comprobar que las señales transmitidas por la corteza motora del cerebro podrían preparar a la corteza auditiva primaria a gestionar los estímulos sonoros y mejorar su capacidad de decodificar flujos sonoros complejos, como la palabra o la música.

Morillon y su equipo reunieron a 21 voluntarios que debían escuchar secuencias sonoras complejas e indicar si el tono de la melodía escuchada era más o menos elevado que el de la secuencia de referencia. Al mismo tiempo, los investigadores insertaron una melodía para distraer la atención de los participantes, con la finalidad de medir su capacidad de concentración en la melodía principal.

Dos etapas

El experimento se desarrolló en dos etapas: en la primera, los voluntarios escuchaban la melodía permaneciendo inmóviles. En la segunda,  volvían a escucharla llevando el compás con el dedo sobre una almohadilla táctil.

Mientras llevaban el compás, los investigadores registraron sus oscilaciones cerebrales, que son las señales neuronales que usan las diferentes partes del cerebro para comunicarse entre sí, mediante magnetoencefalografía (MEG). Se trata de una técnica no invasiva que registra la actividad funcional cerebral mediante la captación de campos magnéticos, permitiendo investigar las relaciones entre las diferentes estructuras cerebrales y sus funciones.

Las imágenes obtenidas mediante MEG en secuencias de milisegundos revelaron una intensificación de las oscilaciones neuronales rápidas procedentes del corteza motora y dirigidas hacia las áreas auditivas del cerebro. Estas oscilaciones ocurrieron en anticipación de la aparición del siguiente sonido distintivo.

Este resultado pone de manifiesto que la corteza motora del cerebro es capaz de anticipar el momento en el que se producirá un sonido, así como de transmitir esta información a las áreas auditivas del cerebro con la finalidad de prepararlas para la correcta interpretación del sonido que se va a producir.

Uno de los aspectos más llamativos de este descubrimiento es la anticipación de sonidos de la melodía principal por la sincronización de las señales transmitidas por la corteza motora, incluso cuando los voluntarios estaban inmóviles en la primera fase del experimento.

El hecho de marcar el ritmo con el dedo ha dado un resultado todavía más concluyente sobre esto, confirmando que la corteza motora del cerebro contribuye de forma importante a la percepción auditiva.

La corteza motora del cerebro está implicada en la percepción del sonido

Oir en el bullicio

Este fenómeno puede observarse cuando intentamos escuchar a alguien en medio de un bullicio, explica Morillon en un comunicado.

En la vida cotidiana, muchos mecanismos nos ayudan a concentrarnos en un interlocutor cuando hay ruido ambiente, por ejemplo prestando atención al timbre y tonalidad de su voz, volvernos físicamente hacia él, observar sus labios e incluso utilizar el principio de una frase para adivinar el resto, o estar atento al ritmo de la palabra. Este es el mecanismo que hemos aislado en el marco de nuestro estudio para ilustrar cómo funciona en el cerebro, señala Morillon.

Una mejor comprensión del vínculo entre el movimiento y el tratamiento auditivo podría ayudar a desarrollar mejores tratamientos para los trastornos auditivos o del habla, según esta investigación.

Este descubrimiento tiene incidencias en la investigación clínica sobre las estrategias de readaptación, especialmente en los niños disléxicos y los pacientes con discapacidad auditiva, añade Morillon.

Aprendiendo a utilizar mejor el sistema motor, especialmente aprendiendo a sincronizar su movimiento con el ritmo de la palabra del interlocutor, se podría mejorar la comprensión de la palabra, concluye el investigador.

Referencia

Motor origin of temporal predictions in auditory attention. PNAS 2017 ; published ahead of print October 2, 2017, doi:10.1073/pnas.1705373114 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente