Tendencias21
La creencia en las fuerzas del mal ha ayudado a la evolución

La creencia en las fuerzas del mal ha ayudado a la evolución

Las creencias populares en las fuerzas del mal han sido el instrumento evolutivo natural para controlar las epidemias, aislar a los infectados y proteger a la comunidad. La religión se habría desarrollado para explicar las amenazas o eventos naturales.

La creencia en las fuerzas del mal ha ayudado a la evolución

Una investigación desarrollada en la Escuela de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Melbourne (Australia) ha descubierto algo sorprendente: una estrecha relación entre las creencias en fuerzas espirituales que actúan sobre el mal (vitalismo moral) y las enfermedades infecciosas: a más creencias, menos enfermedades.

Hasta mediados del siglo XIX, la gente creía que las enfermedades infecciosas eran causadas por seres espirituales. La ciencia estableció entonces que agentes microscópicos, los gérmenes patógenos, eran los causantes de estos episodios.

A pesar del avance de la medicina desde entonces, este estudio comprobó que todavía existen comunidades en nuestro planeta que creen que las enfermedades están asociadas a creencias religiosas sobre el bien y el mal: la salud es algo bueno, la enfermedad es algo maligno.

Y observaron que en los grupos donde más intensas son estas creencias, particularmente en brujas y demonios, la incidencia de enfermedades es mucho mayor que en otros colectivos menos vitalistas.

Según los autores de esta investigación, esta asociación está reforzada porque estas creencias contribuyen a controlar las enfermedades. Es decir, la cuestión no es que hay enfermedades donde hay más creencias, sino que más bien las creencias surgen como reacción defensiva ante las enfermedades.

Cuando en la cultura de estas comunidades una persona está enferma, se la aísla, rechaza o asesina para evitar que el mal se propague. De esta forma, según los autores de esta investigación, las creencias contribuyen a preservar la salud del colectivo.

Se trataría de un mecanismo primitivo para controlar los patógenos que en algún momento se presentan en una comunidad: “estas creencias refuerzan las estrategias de comportamiento que funcionan para prevenir la infección”, escriben los autores en su artículo, publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B.

Brock Bastian, autor principal de esta investigación, explica en la revista LiveScience que, “históricamente estas creencias pueden haber evolucionado para explicar los efectos de los patógenos».

Y añade: este descubrimiento «abre nuevas ideas sobre el surgimiento de la religión como un sistema de creencias que se desarrolló para explicar las amenazas o eventos naturales».

Metodología

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores consultaron a 3.140 participantes de 28 países sobre sus creencias, especialmente si pensaban que el mal de ojo (la supuesta capacidad de dañar a otra persona a través de la mirada), la brujería, el diablo y las fuerzas malignas, eran amenazas reales.

Además, consultaron una base de datos de 58.000 personas distribuidas en 50 países, a los que se les preguntó, entre 1995 y 1998, si creían en el diablo como símbolo del mal en la Tierra, tal como sugieren algunas religiones.

Los datos obtenidos a través de esta base de datos se completaron con información relativa sobre los encuestados, especialmente sobre su clase social, nivel educativo, orientación política y nivel de religiosidad.

En sus evaluaciones, los científicos observaron asimismo la clase social de los individuos, su nivel de educación, orientación política y la fuerza de la práctica religiosa.

Los datos obtenidos de ambas fuentes, la encuesta y la base de datos histórica, se relacionaron finalemente con otra información relevante: las enfermedades infecciosas que se produjeron en el entorno de los informantes.

Vitalismo moral preventivo

Gracias a esta comparativa, descubrieron la relación entre creencias y enfermedades y establecieron que en los lugares donde las infecciones de la población se generalizan, proliferan más las creencias en el demonio, el mal de ojo o el poder de las brujas para hacer el mal.

Es decir, las personas que viven en lugares con altas probabilidades de contraer una enfermedad grave, manifiestan un mayor grado de vitalismo moral y tienen más posibilidades de participar en comportamientos (ritos) destinados a protegerse de los espíritus malignos.

Los investigadores concluyen que, en el caso de las comunidades analizadas, la creencia en las fuerzas del mal como origen de las enfermedades benefició a la comunidad y le proporcionó una ventaja evolutiva ante los riesgos de contraer infecciones contagiosas.

Asimismo señalan que esas creencias perduran todavía en las sociedades modernas, a pesar de que el conocimiento científico ha establecido con claridad el origen biológico de las enfermedades infecciosas y de que la medicina haya conseguido controlar a la mayoría de los patógenos.

Referencia

Explaining illness with evil: pathogen prevalence fosters moral vitalism. Brock Bastian et al. Proceedings of the Royal Society B, 30 October 2019. DOI:https://doi.org/10.1098/rspb.2019.1576
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los relámpagos volcánicos habrían encendido la llama de la vida en la Tierra primitiva 12 febrero, 2024
    Cuando la Tierra era joven y salvaje, los procesos en nuestro planeta transformaron una mezcla de ingredientes en lo necesario para impulsar la vida. Para esto es crucial el nitrógeno, un nutriente esencial para formar proteínas, aminoácidos y ácidos nucleicos. Los científicos han descubierto evidencias geológicas que indican que las descargas de rayos asociadas con […]
    Pablo Javier Piacente
  • La genética tiene mucho que decir sobre el asesinato de una madre adoptiva 12 febrero, 2024
    Según la genética, el comportamiento de los hijos adoptados está mayoritariamente influido por los padres biológicos, mientras que el parecido entre padres e hijos en una familia adoptiva es muy pequeño. Además, un hijo adoptado no tiene vínculos genéticos con su madre adoptiva y puede heredar ciertas maneras de pensar de sus padres biológicos, especialmente […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • Europa logra un récord mundial de fusión nuclear 12 febrero, 2024
    En un importante logro científico, investigadores de la instalación Joint European Torus (JET) han establecido un récord energético mundial de 69 megajulios liberados en energía de fusión sostenida y controlada. Otro impulso para el futuro reactor europeo a gran escala ITER.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente