Tendencias21
La IA penetra en el sistema cuántico que origina la materia y la vida

La IA penetra en el sistema cuántico que origina la materia y la vida

La Inteligencia Artificial (IA) es capaz de penetrar en el interior de una molécula y aprender de sus electrones para describir el comportamiento del sistema cuántico que da forma a la materia y a la vida.

Investigadores alemanes han logrado la proeza de introducir la Inteligencia Artificial (IA) en el sistema cuántico que da forma a las moléculas que componen la materia y la vida.

Las moléculas son componentes básicos de la materia y de la vida, pero están formadas por átomos y electrones que no siguen las leyes de la física clásica, sino de la mecánica cuántica.

Esta característica de la arquitectura de la naturaleza ha originado la química cuántica, una rama de la química teórica que describe el comportamiento de la materia a nivel molecular.

Las aplicaciones de la química cuántica abarcan tanto a la materia orgánica como inorgánica, pero ambas están sometidas a las paradojas de la mecánica cuántica.

Una de esas paradojas es la dualidad onda partícula, según la cual una partícula elemental puede comportarse simultáneamente como onda o como partícula: difícil saber dónde y cómo está en cada momento.

Una ecuación cuántica

Para resolver el problema que representa esta dualidad para las aplicaciones prácticas de la mecánica cuántica, el físico austriaco Erwin Schrödinger ideó en 1925 una ecuación que describía cualquier estado de una partícula como si fuese una onda.

La ecuación permite calcular la probabilidad de que suceda un evento cuántico, aunque el resultado final no se presenta como algo concreto: solo determina las probabilidades de encontrar partículas y ondas en un determinado lugar y momento, pero no el comportamiento preciso de una partícula u onda en particular.

Sin embargo, la solución de la ecuación de Schrödinger es un problema matemático extremadamente difícil en la práctica, para el cual aún no se conoce una solución calculable exacta y eficiente.

Ahora hemos descubierto que la Inteligencia Artificial puede ayudar a resolverla, según una investigación de la Universidad Libre de Berlín cuyos resultados se publican en la revista «Nature Chemistry».

Inteligencia Artificial cuántica

Los autores de esta investigación desarrollaron un proceso de aprendizaje profundo con el que la ecuación de Schrödinger se puede resolver mediante una inédita combinación de precisión y rapidez.

El aprendizaje profundo es una rama de la Inteligencia Artificial que, mediante algoritmos de aprendizaje automático, replica en una máquina la capacidad que tenemos los seres humanos de obtener ciertos tipos de conocimientos.

Más particularmente, el aprendizaje profundo replica la capacidad cerebral de análisis predictivo, que nos permite hacer predicciones acerca del futuro o de acontecimientos no conocidos, justo lo que busca la ecuación de Schrödinger​​.

«Creemos que nuestro enfoque tendrá un impacto significativo en la química cuántica», dice el director de esta investigación, Frank Noé, en un comunicado.

Función de onda

El objetivo de la mecánica cuántica es predecir las propiedades químicas y físicas de las moléculas únicamente sobre la base de la disposición espacial de sus átomos. De este modo se pueden evitar los costosos y laboriosos experimentos de laboratorio, explican los investigadores.

El objeto central de la ecuación de Schrödinger aplicada a la química cuántica es la función de onda, es decir, un cálculo matemático que describe el comportamiento de los electrones en el interior de la molécula, en función de probabilidades predecibles.

La función de onda es extremadamente difícil de describir en todos sus matices, por lo que muchas veces ni siquiera se intenta: la ecuación determina más bien la energía de una molécula, sin ir más lejos.

Otros métodos utilizados hasta ahora ensamblan la función de onda con una gran cantidad cálculos matemáticos, lo que los hace inviables desde el punto de vista informático para un cálculo exacto de solo un puñado de átomos, explican los investigadores.

La IA, una solución mejor

El procedimiento propuesto por la nueva investigación integra en la IA las propiedades físicas fundamentales del sistema cuántico de las moléculas y obtiene unos resultados que combinan precisión y eficiencia computacional en la descripción de la dinámica de sus partículas, destaca otro de los científicos, Jan Hermann.

La red neuronal profunda desarrollada en este trabajo es un enfoque completamente nuevo para la representación de las funciones de onda electrónicas: aprende los patrones de movimiento complejos de los electrones alrededor de los núcleos atómicos y calcula así con mayor precisión las probabilidades del comportamiento del sistema cuántico de las moléculas.

De esta forma, la IA puede resolver con mayor eficiencia y rapidez la difícil ecuación de Schrödinger, uno de los grandes desafíos de la física, aunque los autores reconocen que todavía quedan muchos retos por resolver antes de que su ingenioso método pueda utilizarse para aplicaciones industriales.

No es la primera vez que la IA se adentra en el universo cuántico. Este mismo año investigadores rusos crearon una red neuronal capaz de predecir el comportamiento de un sistema cuántico y de determinar si representa una ventaja cuántica respecto a otros dispositivos.

Referencia

Deep-neural-network solution of the electronic Schrödinger equation. Jan Hermann et al. Nature Chemistry, volume 12, pages891–897(2020). DOI:https://doi.org/10.1038/s41557-020-0544-y

Foto: Gerald. Pixabay.

 

 

 

 

 

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

5 comentarios

RSS Lo último de Tendencias21

  • Los agujeros negros supermasivos y las primeras galaxias crecieron al mismo tiempo 16 febrero, 2024
    Es probable que ya existieran agujeros negros supermasivos en los primeros momentos de la historia cósmica: habrían acelerado la formación de nuevas estrellas en el Universo temprano, incluso cuando crecían con sus galaxias. Un nuevo análisis de imágenes y datos obtenidos por el telescopio James Webb sugiere que los agujeros negros y las galaxias coexistieron […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA podría estar atrofiando poco a poco nuestros cerebros, según un nuevo estudio 16 febrero, 2024
    De la misma forma que el GPS de los smartphones ha dañado nuestro sentido de la cognición espacial y la memoria, según sugieren algunos estudios, la Inteligencia Artificial (IA) también podría afectar progresivamente nuestra capacidad para tomar decisiones de forma independiente, de acuerdo a una nueva investigación. La hipótesis plantea que los chatbots de IA […]
    Pablo Javier Piacente
  • El Metaverso surgió de la imaginación y se hizo real gracias al progreso tecnológico 16 febrero, 2024
    El Metaverso inició su recorrido en la ciencia ficción y se hizo real inspirado en novelas como “Snow Crash" de Neal Stephenson y apoyado en tecnologías que han posibilitado universos paralelos para la experiencia humana. La novela "Ready Player One" de Ernest Cline y su adaptación cinematográfica dirigida por Steven Spielberg, han desempeñado un papel […]
    Carlos Peña González (*)
  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21