Tendencias21

La masa de hielo de la Antártida se derrite más deprisa de lo esperado

La masa de hielo de la Antártida se está fundiendo más deprisa de lo esperado y puede contribuir a la subida del nivel de los océanos. Una investigación ha descubierto enormes lagos bajo el hielo debido a la presencia de fuertes vientos de aire caliente que desplazan la nieve y generan puntos calientes desde los cuales se vierte agua al mar.

La masa de hielo de la Antártida se derrite más deprisa de lo esperado

La capa de hielo de la Antártida oriental es más vulnerable de lo que se pensaba debido a un viento fuerte que aporta aire caliente y barre la nieve, según las conclusiones de un grupo de investigadores en climatología.

Su investigación combina modelos climáticos, observaciones de satélite y medidas sobre el terreno y se publica en la revista Nature Climate Change, explica la Universidad Libre de Bruselas en un comunicado.

En la Antártida hay suficiente hielo para hacer subir el nivel del mar varias decenas de metros, dicen los investigadores, y su estudio demuestra que la Antártida oriental es vulnerable al cambio climático.

En las últimas proyecciones sobre el clima del Panel Internacional sobre el Cambio Climático,  la contribución de la Antártida a la subida del nivel del mar se considera incierta, debido a lagunas en el conocimiento de los procesos de evolución de las plataformas de hielo.

Según los investigadores, se observan pocos efectos del cambio climático en la Antártida oriental porque esta región está muy aislada del resto del planeta. Sin embargo, para sorpresa de los investigadores, las plataformas de hielo situadas en algunas regiones de la Antártida oriental se están fundiendo más deprisa de lo previsto porque parece que son muy sensibles al cambio climático.

Estas plataformas de hielo son conocidas como indlandsis  o casquete glaciar, y a veces calota de hielo o capa de hielo. Se trata de la masa de hielo de gran espesor que cubre una región extensa de la superficie continental en las regiones polares de la Tierra. No debe confundirse con la banquisa, la capa de hielo flotante de extensión variable que se forma en los mares polares, ni con el casquete polar.

Puntos calientes

Gracias a una combinación única de medidas sobre el terreno y a datos de satélite, y a un modelo climático, los investigadores han sido capaces de explicar la rápida fundición de algunas de las plataformas de hielo de la Antártida oriental.

Han descubierto que vientos fuertes y persistentes aportan aire caliente y seco en la región y que se llevan la nieve. La superficie se vuelve entonces menos reflectante y absorbe más luz del Sol, lo que provoca un microclima más suave que genera unos puntos calientes.

Como las plataformas de hielo flotan sobre el mar, su fundición no contribuye directamente a la subida del nivel de las aguas. Sin embargo, estas plataformas que rodean a la Antártida juegan un papel fundamental en la estabilidad del casquete glaciar (indlandis) porque retienen el hielo que reposa sobre la tierra firme.

Ahora bien, si estas plataformas que rodean a la Antártida también se derriten, el hielo que está sobre tierra firme se vuelca en el mar haciendo subir su nivel, señalan los investigadores.
 

Cráter misterioso

Las investigaciones de este grupo pretendían aclarar el misterio que rodea a un cráter descubierto en 2015 en la plataforma de hielo del Rey Balduino. En su momento se pensaba que se debía al impacto de un meteorito.

Estos investigadores consideraban improbable esta hipótesis, por lo que en enero de este año se trasladaron hasta el cráter y descubrieron que en realidad se trataba de un lago colapsado cuyas aguas se vertían al océano a través de remolinos, es decir, se ha creado un pozo en medio del hielo.

Fue una sorpresa porque la mayor parte de los remolinos se observan en Groenlandia y nunca habían visto uno en una plataforma de hielo. A continuación descubrieron numerosos lagos ocultos bajo la superficie de hielo, alimentados por el agua del hielo derretido, algunos de los cuales miden muchos kilómetros.

Así constataron, con el apoyo de imágenes de video tomadas sobre el agua, que existía una gran cantidad de agua procedente del derretimiento del hielo en la región.

Casquete vulnerable

¿Podría ser un signo del cambio climático? El cráter no era nuevo para los investigadores, porque los satélites lo habían detectado en 1989. La cantidad de agua fundida varía enormemente de un año a otro, pero es más importante en los años cálidos.

El año pasado, un artículo publicado en una prestigiosa revista reveló que la contribución de la Antártida a la subida del nivel de los océanos dependía estrechamente de la estabilidad de estas plataformas de hielo.

Este nuevo estudio indica que la Antártida occidental es muy sensible al cambio climático y muestra que el casquete glaciar es también muy vulnerable. El estudio muestra también que la fundición de las plataformas no es de origen únicamente oceánico, sino  que el efecto combinado de los factores atmosféricos y oceánicos pone en peligro a estas plataformas.

Referencia

Meltwater produced by wind–albedo interaction stored in an East Antarctic ice shelf. Nature Climate Change (2016) doi:10.1038/nclimate3180

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Descubren en Inglaterra una “cápsula del tiempo” de la Edad de Hierro 24 febrero, 2022
    Una “cápsula del tiempo” descubierta en el noroeste de Inglaterra es el registro más completo de la vida de la Edad del Hierro jamás recuperado: diez casas circulares y más de 5.000 artefactos, que datan del año 800 antes de Cristo, permitirán entender por primera vez y en profundidad las prácticas culturales y rituales de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Revolucionario descubrimiento sobre una misteriosa y rápida señal de radio 24 febrero, 2022
    Una investigación ha descubierto que una serie de ráfagas de radio rápidas (FRB) detectadas el año pasado no solo se ubican mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos, sino que además aparecen en un cúmulo globular, un grupo de estrellas muy antiguas, algo totalmente inesperado y revolucionario para los astrónomos.
    Pablo Javier Piacente
  • Los metamateriales pueden resolver ecuaciones a la velocidad de la luz 24 febrero, 2022
    La computación analógica basada en interacciones de ondas electromagnéticas con metamateriales ha hecho posible el diseño de un ordenador analógico óptico y compacto que puede resolver ecuaciones diferenciales casi al instante.
    N+1/T21
  • La criptografía cuántica funciona también a través del aire urbano 24 febrero, 2022
    Físicos rusos han probado con éxito la criptografía cuántica por el aire en un entorno urbano: combinaron equipos de seguridad de la información cuántica con tecnología de transmisión de datos por láser y evaluaron la influencia de las condiciones climáticas en la calidad de su sincronización.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Integran una neurona orgánica artificial en una planta viva 23 febrero, 2022
    Una neurona artificial confeccionada con transistores electroquímicos orgánicos es capaz de integrarse a una planta carnívora y crear sinapsis artificiales: a través de este circuito neuronal, puede “engañar” al vegetal y hacer que sus hojas se cierren, sin que ninguna presa esté lista para ser devorada. 
    Pablo Javier Piacente
  • Encuentran compuestos orgánicos en un planeta del cinturón de asteroides 23 febrero, 2022
    Un cráter ubicado en el planeta enano Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, presenta extrañas manchas blancas: los astrónomos sostienen que se trata de depósitos de sal y materia orgánica. La presencia de estos compuestos refuerza la posibilidad de que Ceres esté atravesado por un océano subterráneo, parte del cual aún podría […]
    Pablo Javier Piacente
  • Seguramente se producirán más erupciones en lugares como La Palma y Tonga 23 febrero, 2022
    Una investigación europea ha documentado que las diferencias de temperatura en el manto superior de la Tierra permiten anticipar qué volcanes entrarán en erupción, pero no en qué momento. El geofísico Javier Fullea, de la UCM, que participó en esa investigación, anticipa en esta entrevista que seguramente se producirán más erupciones en lugares como La […]
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un tercer continente euroasiático existió hace 50 millones de años 23 febrero, 2022
    Balkanatolia era un continente que existió hace 50 millones años separado de Europa y Asia. Hace de 34 a 40 millones de años se unió con sus dos vecinos, allanando el camino para el reemplazo de los mamíferos europeos por mamíferos asiáticos.
    Redacción T21
  • El Telescopio Webb podría detectar civilizaciones alienígenas por su nivel de contaminación del aire 22 febrero, 2022
    El nuevo Telescopio Espacial James Webb podría ser capaz de identificar otras civilizaciones con avance tecnológico, a través de la detección de las "huellas" de su contaminación atmosférica, como por ejemplo la presencia de clorofluorocarbonos (CFC). Las tecnofirmas podrían finalmente resolver el misterio: ¿estamos solos en el Universo o existen otros mundos con civilizaciones tecnológicas?
    Pablo Javier Piacente
  • Una enorme llamarada que estalló desde el otro lado del Sol presagia futuras tormentas geomagnéticas 22 febrero, 2022
    Una colosal llamarada solar impactó con fuerza en el espacio hace pocos días: aunque en este caso no alcanzó a la Tierra por registrarse en el otro lado del Sol, podría presagiar futuras tormentas geomagnéticas que impacten en nuestro planeta cuando la región solar activa gire hacia nosotros.
    Pablo Javier Piacente