Tendencias21
La música nos emociona aunque no la escuchemos

La música nos emociona aunque no la escuchemos

Lo que sentimos al percibir una melodía está condicionado por las ideas que tenemos sobre el género musical al que pertenece. La misma música no provoca las mismas emociones en todo el mundo.

El impacto emocional de la música se produce aunque no la estemos escuchando: basta con que identifiquemos el género musical al que pertenece para que nuestro psiquismo reaccione.

Según un estudio de la Universidad de Flinders, en Australia, eso significa que la forma en la que reaccionamos ante la música no siempre está relacionada con las notas que componen una melodía, sino con las ideas que tenemos sobre el género musical al que pertenece.

Los resultados de esta investigación sugieren que, en algunas ocasiones, los prejuicios y los estereotipos influyen en nuestra respuesta emocional a la música, a pesar de que la música y la letra pueden estar expresando cosas completamente diferentes.

Los autores de esta investigación, Marco Susino y Emery Schubert, que se ha publicado en PLOS ONE, indican en su artículo que, aunque se conoce desde hace tiempo la importancia psicológica de las señalas extramusicales (etiquetas, títulos, argumentos), hasta ahora no se había podido medir su efecto sobre las emociones humanas.

Confirmado: depende de cada persona

En la literatura científica, algunos autores consideran que la emotividad se desprende de la propia esencia sonora del fragmento musical, mientras otros señalan que está condicionada por las características individuales de la persona que la percibe y con el significado que cada sujeto le otorga, tal como explica al respecto la doctora Soledad Cabreles.

La nueva investigación confirma esta segunda interpretación: establece que el conocimiento previo sobre el género musical afecta a las respuestas emocionales que una melodía suscita en nosotros, independientemente de lo que las notas musicales puedan provocar por sus características psicoacústicas.

Los autores consideran que han alcanzado una nueva evidencia empírica de que una misma letra, etiquetada como un género diferente a la que pertenece, provoca la emoción que corresponde a su etiqueta, aunque esté interpretada en la clave musical original.

Experimento con truco

Para el desarrollo de esta investigación, los autores convocaron a 276 voluntarios adultos de Australia y Cuba.

A todos se les entregó un breve conjunto de letras de canciones reales, con información sobre el género musical del que provenían, y se les preguntó qué sentimientos experimentaban cuando las leían.

Los ocho géneros musicales incluían gagaku (una especie de música clásica japonesa), samba brasileña, heavy metal, pop, hip hop y ópera de arte occidental.

Cuando una serie de letras se presentaba como gagaku japonés, por ejemplo, las respuestas emocionales eran casi siempre suaves, mientras que la samba se asociaba con la felicidad, la emoción y el baile. El heavy metal y el hip hop, por otro lado, evocaban ira.

Sin embargo, el experimento tenía truco: a algunos participantes se les dijo que las letras pertenecían a un género que en realidad no era cierto. A otros no se les dio ningún género en absoluto. Esencialmente, las letras eran las mismas, pero la etiqueta de género se modificó deliberadamente.

Resultados sorprendentes

Los resultados mostraron que las respuestas emocionales de las personas cambiaron para algunos géneros. Por ejemplo, una letra etiquetada como heavy metal produjo una respuesta emocional completamente diferente a cuando la misma letra se describió a los oyentes como Gagaku japonés, sin necesidad de tocar ninguna música.

Los investigadores también descubrieron que las personas de diferentes culturas tenían diferentes expectativas sobre el contenido emocional de la música, lo que cuestiona seriamente el antiguo dicho de que la música posee un lenguaje universal de emociones.

“La emoción en la música depende en gran medida y es moldeada por la cultura”, explica Susino en un comunicado.

Cuestión compleja

Aunque la música tiene un poder reconocido para provocar emociones, este trabajo enfatiza lo complejo que es comprender la capacidad de la música para comunicar emociones.

Demuestra que los humanos recurren a mucho más que solo al sonido o a la letra, a medida que experimentamos la pasión por la música.

Susino concluye que este descubrimiento tiene implicaciones para el bienestar emocional y la investigación futura en el campo de los estudios de las emociones y la música.

“Hasta ahora, creíamos que las emociones musicales siempre las desencadenaba la propia música. Estos resultados sugieren lo contrario”, sentencia.

Referencia

Musical emotions in the absence of music: A cross-cultural investigation of emotion communication in music by extra-musical cues. Marco Susino, Emery Schubert, PLOS ONE, November 18, 2020. DOI:https://doi.org/10.1371/journal.pone.0241196

 

Foto: Spencer Imbrock. Unplash.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • La IA podría ser el límite para todas las civilizaciones avanzadas en el Universo 10 abril, 2024
    Un nuevo estudio sugiere que el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) hacia una Superinteligencia Artificial (ASI) podría explicar por qué no hemos detectado aún otras civilizaciones avanzadas en el cosmos, a pesar de la alta probabilidad de su existencia: en vez de supernovas, plagas, guerras nucleares o eventos climáticos extremos que hayan sido un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Higgs ha podido dejar abierta la puerta a la Nueva Física 10 abril, 2024
    La muerte de Peter Higgs, que pasará a la historia como el descubridor del bosón que explica cómo se forma la materia, deja un legado en la historia de la física que todavía puede aportar algo más trascendente: la prueba definitiva de una Nueva Física más allá del Modelo Estándar.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren neuronas "zombis" en el cerebro, que serían claves en el proceso de aprendizaje 9 abril, 2024
    Las neuronas "zombis" son unidades vivas pero funcionalmente alteradas, que parecen "dormidas" en determinadas situaciones: los investigadores han revelado que cumplen un papel fundamental en el cerebelo, concretamente en aspectos relativos a la forma en la cual aprendemos.
    Pablo Javier Piacente
  • La Luna se invirtió por completo hace más de 4 mil millones de años 9 abril, 2024
    Hace unos 4.220 millones de años, poco después de que la Luna se formara a partir de un trozo de la Tierra que se desprendió durante una colisión violenta a principios de la historia del Sistema Solar, nuestro satélite se dio vuelta y comenzó así una etapa clave de su desarrollo. Así lo ha comprobado […]
    Pablo Javier Piacente
  • Arte rupestre de hace 2.000 años podría representar música psicodélica 9 abril, 2024
    Aunque la música psicodélica moderna no nació hasta la década de 1960, las influencias psicodélicas se pueden encontrar en el arte rupestre de hace miles de años. Grabados precolombinos en piedra, de 2.000 años de antigüedad, reflejan figuras humanas bailando en estado de trance chamánico.
    Redacción T21
  • Descubren antiguas partículas de polvo espacial provenientes de otro sistema estelar 8 abril, 2024
    Los astrónomos han descubierto una rara partícula de polvo atrapada en un antiguo meteorito extraterrestre, que fue formado por una estrella distinta a nuestro Sol. El polvo se habría originado luego de una supernova: las partículas son como "cápsulas del tiempo celestes" y proporcionan una instantánea de la vida de su estrella madre.
    Pablo Javier Piacente
  • Un lejano mundo deja ver una increíble explosión de luz en sus cielos "metálicos" 8 abril, 2024
    Utilizando datos del Telescopio Espacial CHEOPS de la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo centro de operaciones científicas se localiza en la Universidad de Ginebra, en Suiza, un equipo internacional de científicos logró detectar por primera vez un extraño fenómeno lumínico denominado “gloria” en un exoplaneta: el estallido de luz se apreció en WASP-76b, un mundo […]
    Pablo Javier Piacente
  • El ordenador cuántico desembarca en el mundo universitario 8 abril, 2024
    La última computadora cuántica System One de IBM se ha instalado en el Instituto Politécnico Rensselaer (RPI) en Nueva York. Es la primera máquina cuántica de IBM instalada en un campus universitario de Estados Unidos. Una revolución en el mundo académico que impulsa la formación de un ecosistema cuántico global.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Los cocodrilos imitan a las ballenas antes de aparearse 7 abril, 2024
    Los cocodrilos cortejan a las hembras lanzando un chorro de agua al aire, tal como hacen las ballenas cuando salen a la superficie. A ellas les encantan también los silbidos y las burbujas que les dedican sus parejas antes de aparearse. Se está elaborando un diccionario de cocodrilos.
    Redacción T21
  • Los drones policiales se implantan en Estados Unidos 6 abril, 2024
    Chula Vista, un suburbio de San Diego, California, con una población de 275.000 habitantes, es una de las pocas ciudades estadounidenses que utiliza sistemáticamente drones para ayudar a la policía en caso de emergencia. En activo desde 2018, el sistema está sirviendo de referencia a otros Estados y tal vez otros países.
    Redacción T21