Tendencias21

La reversión de los polos magnéticos no es inminente

La Anomalía del Atlántico Sur tiene una antigüedad de millones de años y no indica la inminencia de una reversión de los polos magnéticos. Habla, más bien, de un giro excéntrico a escala planetaria en el núcleo externo de la Tierra.

El campo magnético de la Tierra se debilita gradualmente en un área que se extiende desde África hasta América del Sur, debido a que el centro de este campo magnético está desviado 50 km respecto de su centro geográfico.

Este extraño comportamiento del campo magnético, conocido como Anomalía del Atlántico Sur (AAS), ha desconcertado a los geofísicos y está causando perturbaciones técnicas en los satélites que orbitan la Tierra.

Algunos científicos piensan que dicha anomalía es un efecto secundario de una reversión geomagnética pasada, de un cambio en la orientación del campo magnético terrestre.

Algo muy antiguo

Un nuevo estudio de la Universidad de Liverpool en el Reino Unido ha descubierto que el extraño comportamiento del campo magnético en la región del Atlántico Sur existe desde hace entre ocho y 11 millones de años.

El autor principal del estudio, Yael Engbers, explica en un comunicado que es la primera vez que el comportamiento irregular del campo geomagnético en la región del Atlántico Sur se documenta en una escala de tiempo tan larga y que este descubrimiento respalda estudios anteriores según los cuales existe un vínculo entre la AAS y las características sísmicas anómalas en el manto terrestre y el núcleo externo.

Rocas ígneas reveladoras

Tal como explican en un estudio publicado en PNAS, los investigadores analizaron el registro del campo magnético de la Tierra que se conserva en las rocas ígneas de la isla Santa Helena, que se encuentra en medio de la anomalía del Atlántico Sur.

Los registros geomagnéticos de las rocas, que cubren 34 erupciones volcánicas diferentes que tuvieron lugar entre ocho y 11 millones de años atrás, revelaron que, en ese lugar, la dirección del campo magnético para Santa Elena a menudo apuntaba lejos del Polo Norte, tal como lo hace hoy.

Reversión improbable

“Nuestros resultados nos mostraron que el campo magnético en Santa Elena tenía direcciones muy diferentes a lo largo del tiempo de erupción, lo que nos muestra que el campo en esta región era mucho menos estable que en otros lugares. Por lo tanto, desafía la idea de que la anormalidad solo ha existido durante unos pocos siglos. En cambio, toda la región probablemente ha sido inestable en una escala de tiempo de millones de años. Esto implica que la situación actual no es tan rara como algunos científicos habían asumido, por lo que es menos probable que represente el comienzo de una reversión”, escriben los autores en The Conversation.

Explican que el campo magnético de la Tierra cambia con el tiempo y que puede cambiar la polaridad por completo, con los polos magnéticos norte y sur cambiando de lugar, algo que sucedió por última vez hace 780.000 años.

Sin embargo, si la ASS es la última de una serie de características que se repiten a lo largo de millones de años, entonces sería menos probable una inminente reversión de los polos, destacan los científicos.

¿Giro excéntrico planetario?

Concluyen que, aunque todavía hay muchas preguntas sobre la causa exacta del comportamiento irregular en el Atlántico Sur, este estudio sugiere que, probablemente, sea el resultado de interacciones geofísicas en el misterioso interior de la Tierra.

Consideran por último que la anomalía puede ser parte de un «giro excéntrico a escala planetaria» en el núcleo externo de la Tierra, produciendo efectos anormales en el límite del núcleo-manto de nuestro planeta.

Referencia

Elevated paleomagnetic dispersion at Saint Helena suggests long-lived anomalous behavior in the South Atlantic. Andrew J. Biggin, and Richard K. Bono. PNAS, July 20, 2020. DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.2001217117

 

Imagen: Mapa de la Tierra que muestra la desviación actual de la dirección esperada del campo magnético. La estrella es la isla de Santa Elena. Universidad de Liverpool.

RedacciónT21

RedacciónT21

1 comentario

  • Todo tiene que ver.Por lo tanto el campo magnetico y el manto como el nucleo estan conectados pero por que me lo voy a callar.No hay tantisima inteligencia en la tierra?pues me encantaria ver como el hombre que dice saberlo todo y se atribuye tanto merito,es capaz de averiguarlo.Porque para cuando lo haga,sera tarde para rectificar