Tendencias21

La rotación diaria de la Tierra está codificada en cianobacterias, a nivel molecular

Un grupo de investigadores japoneses ha demostrado que el período de rotación diaria de la Tierra (24 horas) se codifica a nivel atómico en la proteína KaiC, una pequeña biomolécula de 10 nanómetros de diámetro que se expresa en las células de cianobacterias. Los científicos creen que los humanos y otros seres vivos podrían tener un mecanismo similar.

La rotación diaria de la Tierra está codificada en cianobacterias, a nivel molecular

Un grupo de investigadores japoneses ha demostrado que el período de rotación diaria de la Tierra (24 horas) se codifica a nivel atómico en la proteína KaiC, una pequeña biomolécula de 10 nanómetros de diámetro que se expresa en las células de cianobacterias.

Los resultados de esta investigación, señala la nota de prensa de los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón -recogida por EurekAlert! – (NINS) ayudarán a dilucidar una cuestión antigua en la cronobiología: ¿Cómo se determina el período circadiano de los relojes biológicos? Los resultados también ayudarán a comprender el mecanismo molecular básico del reloj biológico. Este conocimiento podría contribuir al desarrollo de terapias para trastornos asociados con los ritmos circadianos anormales.

Los resultados se dieron a conocer en línea ayer, en ScienceExpress, la versión electrónica de Science.

De acuerdo con los cambios diurnos en la naturaleza (en particular, de intensidad de luz y temperatura) que resultan de la rotación diaria de la Tierra alrededor de su eje, muchos organismos regulan sus actividades biológicas para garantizar la aptitud y eficiencia óptimas.

El reloj biológico se refiere al mecanismo que permite a los organismos ajustar el calendario de sus actividades biológicas. El período de este reloj se establece en aproximadamente 24 horas. Una amplia gama de estudios han investigado el reloj biológico en organismos que van desde las bacterias hasta los mamíferos. En consecuencia, la relación entre el reloj biológico y múltiples enfermedades está clara, pero no cómo se implementan los ritmos circadianos propiamente dichos.

El grupo de investigación abordó está esta pregunta utilizando cianobacterias. El reloj circadiano de las cianobacterias puede reconstruirse mediante la mezcla de tres proteínas reloj (Kaia, KaiB y KaiC) y ATP. Un estudio publicado en 2007 mostró que la actividad de la KaiC ATPasa, que media en la reacción de hidrólisis de ATP, está fuertemente asociada con la periodicidad circadiana. Los resultados de ese estudio indicaron que la estructura funcional de KaiC podría ser responsable de determinar el ritmo circadiano.

Resultados

La actividad de la KaiC ATPasa exhibe una sólida oscilación circadiana en presencia de las proteínas KaiA y Kaib. En el estudio reportado aquí, el perfil temporal de la actividad de la KaiC ATPasa exhibió un componente atenuante y oscilante, incluso en ausencia de Kaia y KaiB.

Un análisis detallado reveló que esta señal tuvo una frecuencia de 1/0,91 días, que aproximadamente coincide con el período de 24 horas. Por lo tanto, KaiC es la fuente de un ciclo constante que está en sintonía con la rotación diaria de la Tierra.

Para identificar los factores causales estructurales, se analizó KaiC utilizando alta resolución cristalográfica. Las estructuras atómicas resultantes revelaron la causa subyacente de la lentitud de KaiC en relación con otras ATPasas. Básicamente, la hidrólisis de ATP en esta proteína requiere una cantidad de energía notablemente mayor de lo que es habitual.

La rotación diaria de la Tierra está codificada en cianobacterias, a nivel molecular

Periodo

El período del reloj circadiano es independiente de la temperatura ambiente, un fenómeno conocido como compensación de temperatura. Una molécula KaiC se compone de seis subunidades idénticas, cada una de las cuales contienen dominios duplicados con una serie de patrones de ATPasa.

La regulación asimétrica a escala atómica por el mecanismo antes mencionado dicta un mecanismo de retroalimentación que mantiene la actividad de la ATPasa en un nivel bajo constante.

Implicaciones tecnológicas

KaiC y otras moléculas de proteínas son capaces de moverse en escalas de tiempo cortas, del orden de la billonésima de segundo, hasta la décima de segundo.

Este estudio proporciona la primera demostración a nivel atómico de que las pequeñas moléculas de proteína pueden generar ritmos de 24 horas mediante la regulación de la estructura molecular y la reactividad.

Según los investigadores, el descubrimiento sugiere que los humanos y otros organismos complejos podrían compartir una maquinaria molecular similar. Asimismo, este mecanismo, que con muy poca energía mantiene el ritmo, puede inspirar el desarrollo de procesos de reacción química altamente eficientes y sostenibles y procesado de información basados en sistemas moleculares.

En la investigación participaron la Universidad de Nagoya y el Instituto Universitario de Osaka de Investigación en Proteínas, entre otros centros.

Referencia bibliográfica:

Jun Abe, Takuya B. Hiyama, Atsushi Mukaiyama, Seyoung Son, Toshifumi Mori, Shinji Saito, Masato Osako, Julie Wolanin, Eiki Yamashita, Takao Kondo, y Shuji Akiyama: Atomic-scale origins of slowness in the cyanobacterial circadian clock. Science (2015). DOI: 10.1126/science.1261040.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Revelan el origen de la falla geológica de Seattle, una de las más peligrosas del mundo 15 febrero, 2024
    Los datos magnéticos sugieren que la falla de Seattle, en Estados Unidos, se formó hace 55 millones de años, cuando la mitad sur de una cadena de islas volcánicas en subducción se amontonó sobre el continente y se separó de otra parte de la estructura, "desgarrando" el borde de América del Norte.
    Pablo Javier Piacente
  • Gigantescos "huevos espaciales" podrían ayudarnos a descubrir civilizaciones extraterrestres 15 febrero, 2024
    Un elipsoide SETI es un enfoque geométrico que identifica una región del espacio con forma de huevo, dentro de la cual cualquier civilización inteligente habría logrado observar un evento astronómico significativo, como por ejemplo una supernova, basándose en el tiempo que tarda la luz en viajar a través del espacio. Ahora, un nuevo análisis muestra […]
    Pablo Javier Piacente
  • Nuevo hito en la tecnología cuántica 15 febrero, 2024
    Investigadores alemanes han logrado un avance en la tecnología cuántica al visualizar las posiciones tridimensionales de átomos individuales en un cristal de diamante. Este logro allana el camino para la visualización de moléculas individuales con una precisión atómica, lo que podría revolucionar la investigación y el diseño de materiales y fármacos. Con un poco de […]
    ST/T21
  • ¿Qué pasaría si viajáramos a la velocidad de la luz? 15 febrero, 2024
    La física dice que es imposible, pero soñamos con la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz. En ese supuesto, el tiempo se dilataría y se alteraría nuestro campo de visión, pero la fuerza de la aceleración nos destruiría. Sin ayuda alguna, no podemos ir a más de 45 kilómetros por hora.
    Redacción T21
  • Una extraña y antigua megaestructura acecha bajo el mar Báltico 14 febrero, 2024
    En la bahía alemana de Mecklenburg, a 21 metros de profundidad, los científicos han encontrado una antigua megaestructura que data de la Edad de Piedra, concretamente de hace más de 10.000 años. La estructura, que abarca una longitud de casi un kilómetro y está compuesta por piedras de distintos tamaños, desafía toda explicación natural: los […]
    Pablo Javier Piacente
  • Detectan por primera vez materia oscura en un cúmulo galáctico 14 febrero, 2024
    La materia oscura identificada, detectada indirectamente en un cúmulo conformado por miles de galaxias, podría ayudar a los científicos a comprobar la existencia de una estructura a gran escala que se extiende por todo el Universo: de esta forma, un "andamiaje" de materia oscura atravesaría todo el cosmos y sería el sostén de innumerables galaxias, […]
    Pablo Javier Piacente
  • El primer implante cerebral de Neuralink en un humano está rodeado de misterio 14 febrero, 2024
    Existen dudas sobre si el primer implante cerebral a un humano, anunciado por Elon Musk el 29 de enero, se ha producido realmente, ya que todo está rodeado de falta de transparencia, ausencia de certificación científica, escasos detalles sobre su tecnología, sus métodos y sus resultados.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Descubren un fármaco de animación suspendida que imita la hibernación 14 febrero, 2024
    Descubren un fármaco de "animación suspendida" que imita la hibernación y podría mejorar el trasplante de órganos, asegurar la supervivencia ante lesiones traumáticas y facilitar los viajes espaciales de larga duración.
    Redacción T21
  • La muerte los llama y ellos se juntan 13 febrero, 2024
    Un experimento desarrollado en "granjas de cadáveres" permitió comprobar que la descomposición de cuerpos humanos y de otras especies atrae siempre a las mismas variedades de microorganismos y hongos, sin importar el clima, la estación del año o la ubicación en el globo. Un mejor conocimiento de esta comunidad "universal" de descomponedores permitirá importantes avances […]
    Pablo Javier Piacente
  • Una corriente oceánica fundamental para el equilibrio climático podría anticipar su colapso 13 febrero, 2024
    Los científicos han descubierto una señal de advertencia clave antes que una corriente crucial del Atlántico colapse y sumerja al hemisferio norte en un verdadero caos climático: la Circulación de Vuelco Meridional del Atlántico (AMOC) genera una liberación de calor que ayuda a mantener a Europa, y también en parte a América del Norte, más […]
    Pablo Javier Piacente