Tendencias21

Nueva teoría sobre la conciencia señala que esta es pasiva, y no activa

Científicos estadounidenses, encabezados por un neurólogo de la San Francisco State University, han desarrollado una teoría sobre la conciencia que señala que esta es pasiva y no activa, un mero intérprete de nuestros impulsos que lo único que hace es presentarnos información acerca de estos. La teoría desafía lo que hasta ahora se creía de la conciencia (que es la que nos sirve para tomar decisiones), y además sugiere que el «libre albedrío» realmente no existe.

Nueva teoría sobre la conciencia señala que esta es pasiva, y no activa

La conciencia -ese diálogo interno que parece gobernar nuestros pensamientos y acciones- es mucho menos potente de lo que la gente cree, ya que no actúa como una fuerza activa ejerciendo el control, señala una nueva teoría propuesta por un neurólogo de la San Francisco State University (SF State) de EEUU.

Ezequiel Morsella sugiere, más concretamente, que la mente consciente sería como el intérprete que ayuda a hablantes de lenguas diferentes a comunicarse.

«El intérprete presenta la información, pero no es el que argumenta o actúa sobre el conocimiento que se comparte», explica Morsella en un comunicado de la SF State. «Del mismo modo, la información que percibimos con nuestra conciencia no es creada por procesos conscientes. La conciencia es un intermediario, que no hace tanto trabajo como se cree».

¿No existe el libre albedrío?

La teoría de Morsella y de sus colaboradores, publicada en la revista Behavioral and Brain Sciences, contradeciría las creencias intuitivas sobre la conciencia humana y la noción del sí mismo. Según dicha teoría, este atributo cognitivo sería más reflexivo y menos decidido de lo que el conocimiento convencional ha dictado hasta ahora.

Debido a que la mente humana experimenta su propia conciencia como un tamiz a través del cual pasan nuestros impulsos, pensamientos, sentimientos y acciones físicas, tendemos a pensar que ejerce algún control sobre todos ellos.

Pero en realidad, argumenta Morsella, la conciencia hace la misma tarea sencilla una y otra vez, dando la impresión de que está haciendo más de lo que realmente hace.

«Durante mucho tiempo hemos pensado que la conciencia resuelve problemas y y tiene muchas partes móviles, pero es mucho más básica y estática», asegura el científico. «Esta teoría es muy contraintuitiva, y va en contra de nuestra manera de pensar cotidiana».

Según este planteamiento, el «libre albedrío» -la idea de que nuestra conciencia es la que decide y guía nuestras acciones-, una característica que normalmente atribuímos a la mente consciente, no existe. 

En realidad, la conciencia sólo se encargaría de transmitir información que sirve para controlar la acción «voluntaria» o para dirigir los movimientos orientados a objetivos que involucran a nuestro sistema muscular y esquelético.

La conciencia se parece a Internet

Comparemos la conciencia con Internet, sugiere Morsella. Internet puede ser utilizado para comprar libros, reservar una habitación de hotel y completar miles de otras tareas. A primera vista, parece increíblemente potente.

Pero, en realidad, la persona situada delante de un ordenador portátil o que hace clic desde un teléfono inteligente es la que realmente controla las acciones, mientras Internet simplemente sigue siempre el mismo proceso básico, sin ninguna voluntad propia.

Esta teoría también desafía la creencia intuitiva de que un pensamiento consciente lleva a otro. «Un pensamiento no sabe nada de otro pensamiento, lo que ocurre es que, a menudo, los pensamientos tienen acceso a una misma información inconsciente, a partir de la cual actúan», afirma Morsella. «Usted tiene un pensamiento y luego otro, y cree por eso que un pensamiento lleva al siguiente, pero esto no parece ser la forma en que el proceso realmente funciona», asegura.

Usar la conciencia para estudiar la conciencia

La teoría, que Morsella y su equipo han desarrollado durante más de 10 años, puede ser difícil de aceptar en un primer momento, señala el científico.

«La razón número uno por la que nos ha llevado tanto tiempo llegar a nuestra conclusión es que la gente confunde lo que es la conciencia con el fin de su uso», afirma Morsella. «Además, la mayoría de análisis sobre la conciencia se han centrado en la percepción en lugar de en la acción».

Por otra parte, esta teoría tendría importantes implicaciones para el estudio de los trastornos mentales. «¿Por qué tienes un deseo o un pensamiento que no deberías estar teniendo? Porque, en cierto sentido, el sistema de la conciencia no sabe que no debes pensar en eso», afirma Morsella. «Un generador de impulso no sabe que la urgencia es irrelevante para otros pensamientos o acciones en curso».

El estudio de la conciencia es complicado, agrega el investigador, debido a la dificultad inherente que entraña usar la mente consciente para estudiar la propia mente consciente.

«Durante gran parte de la historia humana, hemos sido cazadores y recolectores y hemos tenido preocupaciones urgentes, que requerían ejecutar rápidamente acciones voluntarias», añade Morsella. «La conciencia parece haber evolucionado para este tipo de acciones, en lugar de para entenderse a sí misma«.

Referencia bibliográfica:

Ezequiel Morsella, Christine A. Godwin, Tiffany K. Jantz, Stephen C. Krieger, Adam Gazzaley. Homing in on Consciousness in the Nervous System: An Action-Based Synthesis. Behavioral and Brain Sciences (2015). DOI: 10.1017/S0140525X15000643.
 

RedacciónT21

1 comentario

  • hay que estudiar la conciencia, muchos que tienen enfermedades mentales, que estan atrapados en pensamientos que no tienen relacion con la realidad, como los mios. Intentar de alguna manera de que se den cuenta de que no son acordes a lo real y sanarlos mediante el surgimiento de nuevos pensamientos que logren ser acordes a la realidad.

RSS Lo último de Tendencias21

  • El calor hace más sexy a la descendencia 14 marzo, 2022
    Una investigación ha descubierto en gusanos que el calor estresante fomenta descendencia sexualmente más atractivas. Aunque no se puede atribuir a humanos, el hallazgo arroja pistas muy interesantes para investigar posibles correspondencias.
    InsideScience/T21
  • La gravedad cuántica podría emerger de un universo holográfico 14 marzo, 2022
    Una nueva investigación sugiere que la gravedad que domina todo el universo a gran escala emerge del mundo cuántico. Usando matemáticas avanzadas, concluye que el principio holográfico puede conciliar gravedad y mecánica cuántica.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La gravedad cuántica estaría escondida en los agujeros negros 14 marzo, 2022
    Astrónomos del Reino Unido han descubierto que los agujeros negros pueden convertirse en la puerta de acceso a la gravedad cuántica, considerada el santo grial de la Nueva Física.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Detectan un precursor de moléculas orgánicas a 440 años luz de la Tierra 13 marzo, 2022
    Un equipo de astrónomas ha descubierto a 440 años luz de la Tierra un disco planetario, en el que pueden estar formándose otros mundos como la Tierra, que contiene unas moléculas precursoras de la vida. El descubrimiento sugiere que ese proceso cósmico forma parte de la génesis planetaria.
    Redacción T21
  • Una nueva terapia restablece las células a estados más juveniles 12 marzo, 2022
    Una nueva terapia de rejuvenecimiento celular revierte de forma segura los signos del envejecimiento en ratones, abriendo nuevas expectativas para prolongar o mejorar el envejecimiento saludable en seres humanos.
    Redacción T21
  • Los entornos urbanos no le gustan al cerebro 11 marzo, 2022
    Los entornos urbanos se caracterizan por estructuras visuales más rígidas que los ambientes naturales: debido a esto, el cerebro humano no se siente a gusto en la ciudad y logra una mayor relajación y equilibrio al entrar en contacto con las figuras fractales que se encuentran en la naturaleza.
    Pablo Javier Piacente
  • La guerra de Ucrania ya ha llegado al espacio 11 marzo, 2022
    El aislamiento científico de Rusia no solo compromete el futuro de la Estación Espacial Internacional, sino también a las comunicaciones por satélite o el control de la basura espacial. Las consecuencias de la guerra en cuanto a la investigación y la infraestructura espacial aún no pueden vislumbrarse en su totalidad, y podrían ser más peligrosas […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren más de diez aminoácidos en muestras del asteroide Ryugu 11 marzo, 2022
    Los científicos que han analizado las muestras de un asteroide recogidas a 15 millones de kilómetros de nuestro planeta, indican que estos objetos celestes podrían haber contribuido al surgimiento de la vida en la Tierra.
    N+1/T21
  • El cáncer se propaga por el miedo a la muerte de las células tumorales 11 marzo, 2022
    Una investigación ha descubierto que cuando las células cancerígenas se ven amenazadas de muerte, se reprograman para salvar su vida, migran a otros órganos del cuerpo y extienden el cáncer.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La ciencia española rompe también con la ciencia de la Federación Rusa y Bielorrusia 10 marzo, 2022
    La ciencia española ha decidido suspender las relaciones científicas con las instituciones análogas de la Federación Rusa, como consecuencia de la invasión de Ucrania, siguiendo los pasos del CERN y del CNRS de Francia, entre otras instituciones europeas. Al mismo tiempo, potenciará las relaciones académicas con Ucrania.
    Redacción T21