Tendencias21
Las amenazas de meteoritos no proceden del cinturón de asteroides

Las amenazas de meteoritos no proceden del cinturón de asteroides

La mayor parte de los meteoritos que impactan con la Tierra no proceden de violentas colisiones en el cinturón de asteroides situado entre las órbitas de Marte y Júpiter: solamente una de las 70 colisiones más importantes en los últimos 500 millones de años generó un aumento significativo en la cantidad de meteoritos que llegan a la Tierra.

Un estudio de la lluvia de meteoritos del espacio sobre nuestro planeta durante los últimos 500 millones de años ha constatado que solo una de las 70 colisiones más grandes que tuvieron lugar en el cinturón de asteroides localizado entre Marte y Júpiter generó un aumento importante en el flujo de meteoritos hacia la Tierra. La investigación, realizada en la Universidad de Lund, en Suecia, podría ayudar a comprender qué tipo de objetos pueden colisionar con la Tierra y de dónde provienen.

El cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter es un disco en el cual los cuerpos celestes afectados por fuertes colisiones giran alrededor del Sol. En dichas colisiones, el material que se desprende toma diferentes destinos: parte de esas rocas espaciales llegan a la Tierra.

Aproximadamente 2.000 meteoritos llegan a la superficie terrestre cada año, en tanto que los investigadores han podido identificar hasta hoy un número cercano a las 63.000 rocas espaciales. ¿De dónde proviene ese material extraterrestre que llega a nuestro planeta? ¿Qué sucesos determinan el flujo de meteoritos?

Hasta el momento, las teorías predominantes indicaban que el flujo de meteoritos a la Tierra estaba conectado directamente a eventos dramáticos en el cinturón de asteroides. Según estas hipótesis, los meteoritos que impactaban en nuestro planeta provenían mayoritariamente de gigantescas colisiones concretadas en el disco ubicado entre Marte y Júpiter.

Rocas que hablan del cosmos y su pasado

Ahora, el nuevo estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) contradice las posturas actuales al respecto. De acuerdo a una nota de prensa, solamente una de las mayores colisiones registradas en el cinturón de asteroides en los últimos 500 millones de años produjo un incremento importante en la cantidad de meteoritos que chocan contra la Tierra.

Luego de rastrear minuciosamente el flujo de meteoritos hacia nuestro planeta en el período indicado, los investigadores concluyeron que las enormes colisiones en el cinturón de asteroides no serían tan significativas. Aparentemente, un fenómeno aún no explicado provoca que la mayoría de las rocas permanezcan en el cinturón de asteroides.

¿Cómo llegaron a esta conclusión? En principio, disolvieron en ácido diez toneladas de rocas sedimentarias localizadas en antiguos fondos marinos: los sedimentos preservan restos de los meteoritos que han impactado en algún momento con la Tierra, y brindan información sobre el período histórico en cual se concretó el impacto.

Al disolver los sedimentos, los científicos pueden obtener granos microscópicos de óxido de cromo, un mineral presente en los meteoritos que no se ve afectado por el paso del tiempo. La observación de estos granos funciona como una ventana al pasado: los investigadores hallaron datos de 15 períodos históricos durante los últimos 500 millones de años.

Tema relacionado: Los asteroides convierten el sistema solar en una mesa de billar.

Un único evento extraordinario

Después de analizar casi 10.000 meteoritos, concluyeron que el flujo proveniente del cinturón de asteroides ha sido estable: únicamente una colisión ocurrida hace 466 millones de años marcó un quiebre importante en la cantidad de meteoritos provenientes de esa fuente.

En esa situación concreta, el flujo de meteoritos aumentó notablemente y pudo comprobarse que el 99 por ciento de los impactos era consecuencia de ese evento. Aunque el ritmo disminuyó después de unos 40 millones de años, aún hoy siguen llegando meteoritos provenientes de esa parte específica del cinturón de asteroides.

En resumen, los investigadores creen que las conclusiones alcanzadas podrán funcionar como un aporte trascendente para descubrir el origen de los meteoritos que llegan a la Tierra y evaluar su grado de peligrosidad. Al respecto, indicaron que ninguna amenaza puede despreciarse: el futuro impacto de un pequeño meteorito en el mar, cerca de un área poblada, podría generar potencialmente resultados catastróficos.

Referencia

Asteroid break-ups and meteorite delivery to Earth the past 500 million years. Fredrik Terfelt and Birger Schmitz. PNAS (2021).DOI:https://doi.org/10.1073/pnas.2020977118

Foto: recreación artística de un sector del cinturón de asteroides ubicado entre Marte y Júpiter. Crédito: Pablo Carlos Budassi en Creative Commons.

Pablo Javier Piacente

Pablo Javier Piacente es periodista especializado en comunicación científica y tecnológica.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • El WiFi se puede utilizar para ver a través de las paredes 6 noviembre, 2022
    Un dispositivo económico y accesible incorporado a un dron puede sobrevolar un banco y rastrear los movimientos de los guardias de seguridad siguiendo la ubicación de sus teléfonos o relojes inteligentes. Ideal para un atraco perfecto.
    UW/T21
  • Más de 12.000 variables genéticas influyen en la altura de una persona 6 noviembre, 2022
    Un análisis de más de 4 millones de pruebas genéticas ha identificado más de 12.000 variables que influyen en la altura de una persona: explica con todo detalle por qué las personas son altas o bajas y detalla cómo la heredabilidad está vinculada a regiones genómicas específicas.
    Redacción T21
  • Descubrimiento histórico en Suecia 6 noviembre, 2022
    Los arqueólogos submarinos han descubierto un naufragio largamente buscado en el lecho marino cerca de Estocolmo. Se trata del Äpplet, de casi 400 años de antigüedad, que fue uno de los buques de guerra más grandes de su tiempo. Había sido botado en 1629 y hundido en 1659. Tiene su historia.
    Redacción T21
  • Tener hijos cambia permanentemente los huesos de las madres de los primates 5 noviembre, 2022
    Las madres de los primates tienen huesos que están menos concentrados en magnesio, calcio y fósforo que otras hembras debido al embarazo y la lactancia. El esqueleto responde dinámicamente a los cambios en el estado reproductivo, según un estudio.
    NYU/T21
  • Los neandertales se extinguieron por hacer el amor, y no la guerra 4 noviembre, 2022
    Una nueva investigación sugiere que tener sexo con el Homo sapiens habría terminado con los neandertales, y no grandes guerras o enfrentamientos con animales feroces. Al parecer, el mestizaje con nuestros ancestros podría haber dado como resultado que muy pocos neandertales se cruzaran entre sí, lo que los llevó a la extinción.
    Pablo Javier Piacente
  • Un nuevo estudio cuestiona la hipótesis del Big Bang 4 noviembre, 2022
    Un nuevo estudio plantea que la inflación cósmica, un punto en la infancia del Universo cuando el espacio-tiempo se expandió exponencialmente y que es crucial en la teoría del Big Bang, podría descartarse rápidamente como posibilidad a partir de nuevos descubrimientos. Estos hallazgos serían posibles en las próximas décadas, de la mano de un gran […]
    Pablo Javier Piacente
  • Marte tuvo un océano en su hemisferio norte 4 noviembre, 2022
    Los científicos descubrieron en Marte más de 6.500 kilómetros de crestas fluviales, que son probablemente deltas de ríos erosionados o cinturones de canales submarinos: los restos de una antigua costa marciana, en torno a un océano o un gran mar que habría existido en el planeta rojo hace aproximadamente 3.500 millones de años, y que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los agujeros negros en estado cuántico rompen los límites de lo extraño 4 noviembre, 2022
    El Universo nos está revelando que siempre es más extraño, misterioso y fascinante de lo que la mayoría de nosotros podríamos haber imaginado: un nuevo estudio ha descubierto que los agujeros negros, afectados por el fenómeno de superposición cuántica, pueden tener masas muy diferentes al mismo tiempo: extrapolando esta idea a una persona, significaría que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Científicos y teólogos alemanes se suman a la rebelión científica por la inacción climática 4 noviembre, 2022
    “Salvemos la creación” de la catástrofe climática es el grito de relevantes figuras de la iglesia católica alemana que se han unido a la rebelión científica en Múnich pidiendo una nueva alianza entre la ciencia y la fe.
    Alberto Coronel/Agnès Delage
  • Se avecinan tiempos muy excitantes para la astronomía 4 noviembre, 2022
    El detector IceCube, situado bajo la capa de hielo antártico, ha identificado una galaxia que está a 47 millones de años luz como origen de los neutrinos de alta energía, sugiriendo así que los núcleos activos de galaxias no solo emiten rayos cósmicos, sino también estos mensajeros cósmicos que contienen los secretos del universo.
    SMC/T21