Tendencias21

Las decisiones de riesgo tienen que ver con la materia gris del cerebro

Hasta ahora se creía que las decisiones de riesgo disminuían con la edad, pero una nueva investigación ha descubierto que tienen que ver sobre todo con la cantidad de materia gris existente en una zona del cerebro. El descubrimiento es importante porque ayuda a entender los procesos implicados en la toma de decisiones que afectan al trabajo y a las relaciones de la vida cotidiana.

Las decisiones de riesgo tienen que ver con la materia gris del cerebro

El gusto por el riesgo, que disminuye generalmente con la edad, está relacionado con la cantidad de materia gris existente en el cerebro, según ha descubierto una investigación. Tiene que ver más con la diferencia anatómica del sistema nervioso, que se modifica con los años, que con la edad de una persona.

La sustancia gris, también conocida como materia gris, es un tejido neuronal que se encuentra en el cerebro y en la médula espinal. Forma parte del Sistema Nervioso Central y está compuesto mayoritariamente por cuerpos neuronales y sus dentritas.

En un artículo publicado en Nature Communications, los investigadores explican que trabajaron con 52 adultos de edades comprendidas entre los 18 y los 88 años. Les invitaron a elegir entre la seguridad de ganar cinco dólares y la opción más incierta (25%) de ganar cuatro veces más.

Durante el experimento, los investigadores han medido el volumen de masa gris del cerebro a través de imágenes de resonancia magnética. Así pudieron constatar que la preferencia por el beneficio asegurado (los cinco dólares) aumenta a  medida que los voluntarios tienen más edad.

A continuación integraron estos datos en un modelo matemático y descubrieron que la variable que permite explicar este comportamiento no está relacionada directamente con la edad, sino con la densidad neuronal de la materia gris presente en una zona específica del cerebro, el córtex parietal posterior derecho, especializado en gestionar las informaciones espaciales y provocar las reacciones subjetivas consiguientes.

El envejecimiento juega un papel en estas decisiones, destacan los investigadores, pues implica una disminución de la materia gris del córtex parietal posterior derecho. Esta es la razón, según los investigadores, por la cual las personas mayores se alejan con la edad de cualquier decisión que implique algún riesgo. No es una consecuencia directa de la edad, sino de la transformación del sistema nervioso que se sufre con los años.

Factores más complejos

Pero la cuestión es todavía algo más compleja, añaden: la asunción del riesgo depende además de un amplio grupo de factores a menudo inseparables, por lo que las investigaciones deben proseguir para aclarar estos procesos.

El próximo objetivo de estos investigadores será definir con mayor precisión el papel que desempeñan los cambios en la anatomía del sistema nervioso que sufren las personas a medida que envejecen.

«Sabemos que a medida que las personas envejecen, tienden a ser más reacias a correr riesgos», dicen los investigadores en un comunicado. «Sin embargo, parece que hay algo que dice que todos envejecen a un ritmo diferente. Nuestra investigación sugiere que la velocidad con la que cambia la estructura de nuestro cerebro tiene un mayor impacto en nuestra tolerancia al riesgo que la edad cronológica», añaden.

Conocer mejor estos procesos es importante debido al cambio demográfico sin precedentes que vive nuestra especie, en el que las personas mayores de 60 años tienen cada vez un mayor peso demográfico.

Entender cómo afectará este cambio a las decisiones tomadas en nuestras sociedades a nivel político y económico es de gran importancia, dicen los investigadores.

«Cuando elegimos a nuestros compañeros de viaje, hacemos una apuesta con un colega, invertimos en acciones o votamos en elecciones presidenciales, no podemos predecir con certeza cómo estas decisiones nos afectarán a nosotros y a los demás. Entender la estructura del cerebro puede ayudarnos a predecir cómo nuestras propias decisiones y las de los demás cambiarán a medida que nuestro cerebro envejece», concluyen.

Referencia

Neuroanatomy accounts for age-related changes in risk preferences. Michael A. Grubb, Agnieszka Tymula, Sharon Gilaie-Dotan, Paul W. Glimcher & Ifat Levy. Nature Communications 7, Article number: 13822 (2016). DOI:10.1038/ncomms13822
 
 

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un asteroide habría explotado sobre la Antártida hace unos 2,5 millones de años 7 febrero, 2024
    Un asteroide se desintegró sobre el continente antártico hace aproximadamente 2,5 millones de años: la evidencia proviene de un análisis químico de más de 100 pequeños trozos de roca extraterrestre, que se han preservado dentro de las enormes capas de hielo. Hasta el momento, solo se conocen otros dos eventos de explosiones aéreas antiguas en […]
    Pablo Javier Piacente
  • Crean la primera niña de inteligencia artificial del mundo 7 febrero, 2024
    La primera niña IA del mundo ha sido creada por científicos chinos, que la han dotado de emociones e intelecto y de la capacidad de aprender de forma autónoma. Se comporta como si tuviera tres o cuatro años y representa un avance significativo para el campo de la inteligencia artificial general.
    Redacción T21
  • Oponerse a la regulación de los pesticidas no es la solución al problema de los agricultores 7 febrero, 2024
    Los agricultores que se movilizan en España y Europa se oponen con firmeza a las nuevas regulaciones europeas en materia de pesticidas, lo que representa una amenaza mayor para la salud pública que tener una central nuclear al lado de casa: estos químicos han costado miles de vidas y enfermos crónicos, al tiempo que han […]
    Eduardo Costas | Catedrático de la UCM y Académico de Farmacia
  • El arte existió antes del surgimiento de los humanos modernos 6 febrero, 2024
    Nuevas investigaciones sugieren que nuestros parientes humanos arcaicos, como los neandertales, ya contaban con las capacidades cognitivas para desarrollar arte: el hallazgo de ejemplos cada vez más antiguos de expresión artística en el registro arqueológico confirmaría esta hipótesis. Sin embargo, aún se discute si estas manifestaciones creativas pueden catalogarse como arte.
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una nueva supertierra que podría ser un mundo habitable 6 febrero, 2024
    Un planeta extrasolar del tipo supertierra, denominado TOI-715 b y aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra, podría ser capaz de albergar vida: orbita dentro de la zona habitable de una enana roja, a escasa distancia de nuestro planeta. Además, podría estar acompañado de otro cuerpo planetario, con un tamaño casi idéntico al […]
    Pablo Javier Piacente