Tendencias21
Las leyes universales también serían relativas

Las leyes universales también serían relativas

La fuerza electromagnética que mantiene unida a toda la materia «evolucionó» y propició la aparición de la vida. Cuando todavía no existían galaxias ni planetas, era variable.

Una investigación que realizó cuatro nuevas mediciones de la luz emitida por un cuásar situado a 13 mil millones de años luz de distancia cuestiona el modelo estándar de la física.

Ha descubierto que una constante fundamental que caracteriza la fuerza de la interacción electromagnética es variable en el universo.

Eso significa que, en contra de lo que dice el modelo estándar de la física, las leyes de la naturaleza no son siempre fijas e inmutables.

El universo se rige por cuatro fuerzas o interacciones fundamentales: gravitatoria, electromagnética, nuclear fuerte y nuclear débil. Todas supuestamente son universales.

Fuerza integradora

La fuerza electromagnética provoca que los electrones giren alrededor del núcleo de todos los átomos que componen el universo… incluidos los de nuestro cuerpo.

Sin esta fuerza, la materia no se habría unido: sencillamente se habría desintegrado. También nos proporciona la luz visible, y es la base de la electricidad que mueve nuestra civilización.

Esta fuerza afecta a los cuerpos eléctricamente cargados, y está involucrada en las transformaciones físicas y químicas de átomos y moléculas.

La fuerza electromagnética es mucho más intensa que la fuerza gravitatoria, tiene dos sentidos (positivo y negativo) y su alcance es infinito… al menos es lo que se creía hasta ahora.

Anomalías inexplicables

La nueva investigación ha descubierto anomalías inexplicables en la fuerza de la interacción electromagnética en los primeros momentos del universo.

Esa fuerza se ejerce como una constante conocida como constante de estructura fina de Sommerfeld.

La constante de estructura fina es un número utilizado por los físicos como una medida de la fuerza electromagnética.

Esa constante involucra a la velocidad de la luz, a la constante de Planck de la mecánica cuántica y a la carga eléctrica que tienen los electrones: mide la fuerza electromagnética presente en esos fenómenos físicos.

Sin embargo, en las partículas cargadas que forman un cuásar lejano, esa constante deja de ser constante y es variable.

¿Fuerza inmutable?

Hasta hace poco, se creía que la fuerza electromagnética era inmutable a lo largo del tiempo y el espacio.

Sin embargo, astrofísicos británicos y australianos anunciaron en 2010 que la constante de estructura fina era variable a través del universo.

Habían medido esta constante en unas 300 galaxias distantes y descubierto que no era la misma en todo el cosmos: incluso cambiaba a lo largo de un eje preferencial a través del Universo, es decir, que tendría una orientación.

Los datos obtenidos entonces sugirieron que el valor de la constante de estructura fina había sido ligeramente menor cuando la luz de los cuásares fue emitida, hace 12 mil millones de años, que cuando fue registrada en los laboratorios terrestres.

El profesor de Ciencias de la Universidad Nueva Gales del Sur (UNSW), John Webb, que ha participado en ambas investigaciones, ha confirmado por segunda vez esas anomalías: afectan tanto a la densidad como a la orientación de la fuerza electromagnética, en un momento todavía más antiguo  del universo.

Esta segunda observación de la anomalía tiene aún más importancia que la anterior porque ha sido apreciada en los límites del universo, gracias a los telescopios más potentes del mundo.

Infancia del universo

La luz del cuásar donde se ha observado la anomalía refleja las propiedades del universo cuando tenía solo mil millones de años, momento en el que todavía no existían galaxias ni planetas, solo algunas estrellas.

La anomalía detectada en ese cuásar indica que en la infancia del universo la fuerza electromagnética que unía a toda la materia era diferente a la fuerza actual.

Además, Webb y su equipo apreciaron que la constante sigue una orientación temporal: a medida que la observación se aleja del pasado, la constante de estructura fina se vuelve invariable.

Eso significa que el electromagnetismo puede fluctuar en ciertos momentos del universo.

Direccionalidad cósmica

También significa que el universo, una distribución aparentemente arbitraria de galaxias, cuásares, agujeros negros, estrellas, nubes de gas y planetas, con la vida floreciendo en al menos un pequeño planeta, en realidad tiene una direccionalidad.

Implica que las leyes de la física, consideradas universales, pueden convertirse en determinados momentos en “leyes locales” para, por ejemplo, propiciar la aparición de la vida tal como la conocemos: sería imposible sin la constante de estructura fina.

Las consecuencias de este descubrimiento, que necesita todavía nuevas investigaciones para consolidarse, pueden ser significativas.

¿Siempre has sido así? Imagen de Free-Photos en Pixabay

¿»Evolución» electromagnética?

Lo que se plantean los astrónomos es que la fuerza que articula la materia, que es constante en el universo actual, no lo fue con anterioridad.

Y que esa “evolución” de la fuerza electromagnética, de su variabilidad original a la constante actual, fue la que propició la aparición de la vida en un planeta insignificante del universo conocido.

Si esto es realmente así, habrá que revisar en profundidad la ciencia moderna. Y no solo por lo que respecta a la constante de la fuerza electromagnética.

También acabamos de descubrir que el universo no se expande a la misma velocidad en todas las direcciones, según una investigación sobre 800 cúmulos de galaxias que cuestiona el modelo cosmológico actual.

En 2004 se informó también que la velocidad de la luz no ha sido siempre constante, lo que contradeciría la  teoría de la Relatividad de Einstein, además de cuestionar otras muchas teorías de la física tradicional.

Estos datos tienden a confirmar lo que Dirac y otros han propuesto desde el siglo pasado: que el valor de las constantes físicas disminuye dependiendo de la edad del Universo.

La intriga sobre la verdadera naturaleza del universo es lo único que, por el momento, se mantiene constante en el pensamiento humano.

Referencia

Four direct measurements of the fine-structure constant 13 billion years ago. Michael R. Wilczynska et al. Science Advances  24 Apr 2020: Vol. 6, no. 17, eaay9672. DOI:10.1126/sciadv.aay9672
 

Eduardo Martínez de la Fe

Eduardo Martínez de la Fe, periodista científico, es el Editor de Tendencias21.

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Revelan el misterio de las "manchas gigantes" en el Océano Pacífico 14 mayo, 2024
    Un grupo de manchas de agua extremadamente cálidas en el Océano Pacífico han tenido un efecto desastroso en los ecosistemas marinos desde 2010. Ahora, una nueva investigación sugiere que, paradójicamente, una de las causas de su formación habría sido la reducción en las emisiones de aerosoles en China, junto al calentamiento global.
    Pablo Javier Piacente
  • El Universo podría ser como un enorme dónut 14 mayo, 2024
    Un nuevo estudio explora posibles formas inusuales que podrían caracterizar al Universo: una alternativa es que presente una geometría compleja e irregular similar a un dónut o rosquilla. En ese escenario cósmico, sería posible observar dos características al mismo tiempo en distintos lugares, como un mágico "juego de espejos".
    Pablo Javier Piacente
  • Los fantasmas digitales son una potencial amenaza para sus familiares vivos 14 mayo, 2024
    Investigadores de la Universidad de Cambridge advierten que la emergente "industria digital del más allá" puede causar daños sociales y psicológicos: los familiares podrían convertirse en objetivos involuntarios de angustia emocional por parte de “robots muertos” de IA que se asemejan a sus seres queridos fallecidos.
    Redacción T21
  • Enormes estructuras cósmicas podrían ser signos de civilizaciones extraterrestres avanzadas 13 mayo, 2024
    Las hipotéticas esferas de Dyson son gigantescas estructuras cósmicas capaces de envolver a una estrella y todo su sistema, aprovechando de esta forma al máximo la energía que produce. Únicamente civilizaciones alienígenas muy avanzadas podrían diseñar este tipo de estructuras: una nueva investigación sugiere que ya podríamos haber detectado alguno de estos objetos, pero que […]
    Pablo Javier Piacente
  • La IA ya es una maestra de la mentira y el engaño 13 mayo, 2024
    Un nuevo estudio científico advierte que los sistemas de Inteligencia Artificial (IA) han desarrollado la capacidad de presentar deliberadamente información falsa a los usuarios humanos. Por el momento, no se trata de un plan maléfico para dominar el mundo: los investigadores creen que la IA se ha convertido en una artista del engaño porque ha […]
    Pablo Javier Piacente
  • Avance histórico en la computación cuántica 13 mayo, 2024
    Los físicos han creado el silicio más puro del mundo, que permitirá crear computadoras cuánticas funcionales con una capacidad de hasta un millón de cúbits estables. Un desarrollo comparable a la aparición de la física nuclear hace un siglo, según sus creadores.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • Un asteroide que abarca la mitad de un campo de fútbol podría impactar contra la Tierra en 2046 12 mayo, 2024
    Una roca espacial de aproximadamente 50 metros de diámetro, descubierta en febrero de este año, tiene una probabilidad de 1 en 600 de impactar contra la Tierra sobre el 14 de febrero de 2046, aunque las estimaciones cambian continuamente en función de nuevos datos. De concretarse la colisión, sería comparable al evento de 1908 de […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un estudio revolucionario revela el sorprendente sistema de reciclaje del cerebro 11 mayo, 2024
    Un equipo de investigadores de la Universidad de Auburn (Alabama) ha descubierto cómo las células del cerebro reciclan las proteínas viejas para mantener su funcionamiento óptimo. El hallazgo podría tener implicaciones para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.
    Redacción T21
  • La discriminación puede acelerar el envejecimiento 10 mayo, 2024
    Un grupo de investigadores concluye que la discriminación interpersonal por diferentes motivos podría producir cambios a nivel molecular, revelando una posible causa fundamental de las disparidades en las enfermedades y muertes relacionadas con el envejecimiento. En otras palabras, las secuelas psicológicas y biológicas que deja la discriminación podrían acelerar el envejecimiento humano.
    Pablo Javier Piacente
  • Misteriosas manchas en las profundidades de la Tierra podrían haber originado la tectónica de placas 10 mayo, 2024
    Manchas del tamaño de un continente ubicadas debajo del Océano Pacífico y África, generadas por el enorme impacto de un objeto del tamaño de Marte conocido como Theia, que se estrelló contra la Tierra hace unos 4.500 millones de años, podrían haber iniciado el proceso de subducción que derivó en la actual tectónica de placas, […]
    Pablo Javier Piacente