Tendencias21
Las revoluciones árabes, nueva esperanza para la ciencia en el Islam

Las revoluciones árabes, nueva esperanza para la ciencia en el Islam

El mundo árabe está sufriendo una revolución y, para algunos musulmanes, la esperanza de un cambio político entraña también la esperanza de un avance cultural. Es el caso del científico árabe de la Universidad Americana de Sharjah, Nidhal Guessoum, autor del libro “Islam’s Quantum Question: Reconciling Muslim Tradition and Modern Science”. En una entrevista aparecida en la revista Big Questions Online, Guessoum analiza el estancamiento científico en el mundo árabe, consecuencia de las condiciones impuestas por los regímenes autocráticos de estos países, así como otros aspectos de la relación entre ciencia e Islam. Por Yaiza Martínez.

Las revoluciones árabes, nueva esperanza para la ciencia en el Islam

El mundo árabe está sufriendo una revolución. Para algunos musulmanes, la esperanza de un cambio político entraña también la esperanza de un avance cultural.

La revista Big Questions Online ha publicado recientemente una entrevista con un científico árabe con esta esperanza, el físico de la Universidad Americana de Sharjah, en Estados Unidos, Nidhal Guessoum, autor de un libro de reciente publicación titulado “Islam’s Quantum Question: Reconciling Muslim Tradition and Modern Science”.

En dicha entrevista, Guessoum explica que, durante décadas, todos los sectores de actividad de las sociedades árabes han padecido normas autocráticas, desde la política y la cultura, hasta la ciencia y los derechos humanos. Este hecho ha ocasionado el estancamiento y la mediocridad en el rendimiento académico y científico del mundo árabe.

Sin embargo, el físico espera que se produzcan importantes cambios en este sentido, derivados del avance actual de los estados árabes hacia la democracia. Una de estas transformaciones podría ser la reducción de la censura que el sector científico árabe ha padecido hasta ahora.

Otra de ellas sería el hecho de que las decisiones arbitrarias y caprichosas a menudo tomadas en dicho sector sean sustituidas por decisiones constructivas y objetivas, que permitan evaluar las investigaciones con procedimientos transparentes, y determinar su financiación y promoción.

Guessoum explica que, actualmente, la principal tendencia en el terreno cultural del mundo musulmán es la del apoyo económico, por parte de instituciones, a científicos y académicos que se dedican a relacionar la ciencia con el Corán, mezclando “temas científicos con referencias a las escrituras”.

Según estos estudiosos, los versos coránicos contendrían, por ejemplo, predicciones sobre el láser o la abundancia de hierro en la Tierra, así como sobre diversos factores de la geología y de la física, entre una larga lista de temas.

Factores condicionantes del pasado

En la historia han existido importantes ejemplos de las contribuciones de la cultura musulmana a la ciencia, a pesar de que hoy día estas contribuciones sean poco conocidas. Por ejemplo, pregunta Guessoum, ¿cuánta gente sabe que el álgebra fue inventada por Al-Juarismi, a principios del siglo IX? O ¿cuántas personas recuerdan que el matemático y físico chií Alhacén fue el padre de la óptica?

A pesar de estos ejemplos, la edad de oro de la ciencia islámica no continuó adelante. Las causas de esta detención podrían haber sido diversas.

Algunos especialistas achacan este estancamiento al declive del pensamiento racional islámico consecuencia de factores religiosos internos. Otros señalan que la invasión del imperio Mongol en el siglo XIII acabó con el imperio islámico y las investigaciones que se hacían dentro de su marco.

Otro factor apuntado es el de la ineficiencia del sistema educacional del mundo árabe, que ha dado lugar a universidades que no han permitido la transmisión del conocimiento y el pensamiento racional.

Las revoluciones árabes, nueva esperanza para la ciencia en el Islam

Hacer ciencia, conservar la identidad

En cuanto a la relación entre ciencia y religión, Guessoum opina que la ciencia como empresa intelectual de valor neutro es un mito.

Dentro de la cultura islámica, los científicos mantienen diversas posturas al respecto, en el espectro de los extremos representados por el filósofo iraní S. H. Nasr (que habla de una “Ciencia Sagrada”) y por el físico pakistaní Abdus Salam, ganador de un premio Nobel en 1979 y miembro del Consejo Editorial de nuestra revista hasta su muerte en 1996, que señala que la ciencia es universal y completamente objetiva.

Guessoum se sitúa en un término medio entre ambos extremos. Según él, los científicos son seres humanos, con sus propias creencias y convicciones que les influyen, consciente e inconscientemente, en las interpretaciones de sus propios descubrimientos y en las elaboraciones de sus cosmovisiones, a partir de los resultados que se obtienen en la ciencia.

Asimismo, aunque los métodos de investigación sean universales y sus resultados deban ser verificados y validados por la comunidad científica mundial, las decisiones sobre qué aspectos o temas investigar también son a menudo subjetivas.

A pesar de esto, Guessoum señala que el mundo árabe debe estudiar la ciencia correctamente, su contenido, su historia, su filosofía, sin temor a que este estudio condicione el futuro de la fe.

Según el autor, se puede hacer ciencia preservando al mismo tiempo las tradiciones y la identidad. La ciencia nos obliga a ampliar la mente y a evolucionar, y esto supone siempre un beneficio, no una pérdida.

Diálogo entre occidente y el mundo islámico, desde la ciencia

En el mundo occidental, diversos estudios han demostrado que los científicos tienden a ser menos religiosos que el público general, aunque una parte de ellos sí crean en Dios o practiquen alguna religión.

Según Guessoum, en el mundo musulmán la situación es muy distinta. Los académicos no religiosos o seculares constituyen una pequeña minoría. Por esa razón, en la cultura musulmana existe un profundo deseo de encontrar una relación adecuada entre razón y fe, entre religión y ciencia.

El científico señala que esta búsqueda podría ser una importante plataforma para el diálogo de civilizaciones entre el Islam y Occidente por dos razones. La primera, porque existe una sofisticada línea de investigación en desarrollo en occidente, dentro del campo de la “Ciencia y la Religión”, de la que los musulmanes podrían beneficiarse.

La segunda, porque la cultura islámica nunca ha visto un conflicto serio entre ciencia y religión, por lo que no siente que haya que mantener escondida la religiosidad en el terreno académico, una perspectiva de la que podría beneficiarse occidente.

El diálogo entre ambos mundos podría desarrollarse a través de encuentros, seminarios, programas de intercambio y apariciones en medios de comunicación, propone Guessoum.

RedacciónT21

Hacer un comentario

RSS Lo último de Tendencias21

  • Un árbol fosilizado hace 350 millones de años sorprende a los científicos: parece alienígena 11 febrero, 2024
    Un fósil tridimensional de árboles más antiguos que los dinosaurios revela que los bosques de hace 350 millones de años eran extraños y alienígenas. Formaban parte de un bosquecillo que fue sepultado después de un terremoto.
    Redacción T21
  • El meteorito de Berlín resultó ser un raro objeto de origen ígneo 11 febrero, 2024
    El asteroide que se desintegró sobre Berlín a mediados de enero pertenece a un tipo raro de meteorito de origen ígneo. Se compone principalmente de silicatos de magnesio, enstatita y forsterita, además casi no contiene hierro y tiene una corteza vítrea translúcida.
    Redacción T21
  • Descubren un helecho tropical que transforma sus hojas muertas en nuevas raíces 9 febrero, 2024
    Para sobrevivir en el suelo anegado y bajo en nutrientes del bosque de Quebrada Chorro, en el oeste de Panamá, una especie de helecho tropical arborescente reutiliza sus hojas muertas, convirtiéndolas en nuevas raíces. Los científicos descubrieron que el helecho reconfigura estas “hojas zombis”, invirtiendo el flujo de agua para atraer nutrientes de regreso a […]
    Pablo Javier Piacente
  • Descubren una extraña combinación de minerales en las muestras lunares de la misión Chang'e-5 de China 9 febrero, 2024
    Los minerales antiguos y nuevos identificados en las muestras lunares traídas por la misión Chang'e-5 de China están ayudando a los científicos a comprender mejor la historia de la Luna: ahora, los especialistas han descubierto más propiedades del sexto nuevo mineral lunar, llamado Changesite-(Y). Además, otros compuestos hallados, la seifertita y la stishovita, pueden coexistir […]
    Pablo Javier Piacente
  • Los robots que atienden a pacientes llegan a los hospitales 9 febrero, 2024
    Robots diseñados para brindar comodidad a los pacientes de edad avanzada y aliviar su ansiedad, han sido probados con éxito en un hospital de París: saludan, responden a preguntas, comprenden conversaciones grupales y apoyan las tareas de enfermería.
    Redacción T21
  • Una pequeña luna de Saturno parecida a la “Estrella de la Muerte” de Star Wars contiene un océano oculto 8 febrero, 2024
    Por debajo de la superficie repleta de cráteres de Mimas, una de las lunas más pequeñas de Saturno, se esconde un océano global de agua líquida de reciente formación. El satélite posee tan sólo unos 400 kilómetros de diámetro y presenta un notable parecido con la “Estrella de la Muerte”, una estación espacial imperial que […]
    Pablo Javier Piacente
  • Logran controlar un objeto virtual con la mente durante un sueño lúcido 8 febrero, 2024
    Un grupo de participantes en un nuevo estudio científico logró manejar un vehículo virtual a través de un avatar únicamente con su mente, mientras sus cerebros permanecían en la fase REM del sueño. Además de profundizar en los misterios de la consciencia humana, la innovación podría facilitar el acceso a nuevos desarrollos tecnológicos, como un […]
    Pablo Javier Piacente
  • Un proyecto global trabaja para crear de forma colaborativa un cerebro robótico general 8 febrero, 2024
    El auge de la inteligencia artificial generativa impulsa un proyecto global que trabaja para crear un cerebro robótico general, capaz de generar androides como los que hemos visto hasta ahora solo en la ciencia ficción. Pero es cuestión de tiempo que convivamos con ellos en perfecta armonía. Ya no es una utopía.
    Eduardo Martínez de la Fe
  • La IA está capacitada para resolver dilemas morales cuando conduce vehículos autónomos 8 febrero, 2024
    Los sistemas de IA muestran significativas similitudes éticas con las reacciones humanas ante dilemas morales, lo que los acreditan para conducir vehículos autónomos tal como lo harían las personas.
    Redacción T21
  • Los huracanes se están volviendo tan fuertes que ya no existen categorías para clasificarlos 7 febrero, 2024
    Cinco tormentas en la última década tuvieron velocidades de viento que pertenecen a una hipotética categoría 6 en la escala de huracanes Saffir-Simpson: el fenómeno obligaría a los científicos a crear una nueva clasificación, capaz de reflejar la virulencia de los huracanes en la actualidad. Las causas principales del fenómeno tienen su origen en el […]
    Pablo Javier Piacente