Tendencias21

De la vérité dans les sciences

De la vérité dans les sciences

Ficha técnica
Título : De la vérité dans les sciences
Editorial: Dunod
Páginas: 96
ISBN: 978-2-10-074660-6

La verdad es una guía necesaria que depende de un sistema de pensamiento inacabado. Seguirla ciegamente sin cuestionar lo que plantea puede ser tan peligroso como ignorarla.

La realidad, en consecuencia, sería un conjunto de funciones (establecido por la ciencia) que conduce a una nueva forma de relativismo, o como prefiere llamarlo Aurélien Barrau, relacionismo e incluso plurirrealismo, que no es el irrealismo que niega la existencia de una realidad objetiva, ni tampoco el realismo absoluto, que pretende reducirlo todo a una única manera de ser o existir.

Las posiciones insostenibles y arbitrarias, como el creacionismo, el revisionismo, el negacionismo, el escepticismo climático o el racismo, deben rechazarse de plano, pero con eficacia e inteligencia, comprendiendo y denunciando a la vez sus propias lógicas.

Pensamiento de la diversidad

Por eso un cierto pensamiento de la diversidad, tanto a nivel científico como ontológico, puede ser una forma de aproximarnos a la complejidad de la verdad en las ciencias, aunque sea de forma experimental.

Amar, practicar y defender la ciencia contra los dogmatismos, e incluso promoverla como ejercicio de humildad y rigor, resultan valores intrínsecos a esta perspectiva, sin por ello otorgar a la ciencia una hegemonía que censura otros campos de conocimiento, ni tampoco dejar de cuestionarla constantemente, ya que se manifiesta incierta en sus métodos y fundamentos.

Para Barrau, este posicionamiento tiene sus peligros y contradicciones, pero cobra mayor sentido en el espacio cultural actual dominado a menudo por la violencia y el radicalismo, porque cualquier resistencia ante fenómenos de este tipo comienza por el acto de pensar.

Este es el hilo conductor de esta obra, que constituye una propuesta documentada y atrevida sobre nuestra cultura, que en ocasiones atribuye al conocimiento científico la categoría de dogma, lo cual es contrario al mismo concepto de ciencia.

Lo que aporta Barrau en esta obra es una redefinición de la ciencia a la luz de los nuevos conocimientos y una nueva aproximación a su relación con la verdad.

El argumentario no puede despreciarse porque Barrau tiene autoridad científica suficiente como para atreverse con esta propuesta. Es astrofísico especializado en astropartículas, los agujeros negros y la cosmología. Trabaja en el Laboratorio de Física Subatómica y de Cosmología del CNRS en Grenoble y es profesor en la universidad Joseph-Fourier (UJF) de Grenoble. Su testimonio confirma que gran parte del pensamiento filosófico actual procede de la física.

Hacer un comentario