Tendencias21

El gobierno de las emociones

¿Qué lugar ocupan la vergüenza, el miedo, la compasión, la confianza o la autoestima en la formación de la personalidad moral? ¿Nos gobiernan las emociones? ¿Son positivas para el discurso político? ¿Sería ética una soberanía del sentimiento?

El gobierno de las emociones

Ficha Técnica

Título: El gobierno de las emociones
Autora: Victoria Camps
Edita: Herder Editorial. Primera edición, segunda impresión. Barcelona, abril de 2011
Colección: Pensamiento Herder
Materia: Ética
Número de página: 336 Págs.
Encuadernación: Rústica con solapa
ISBN: 978-84-254-2744-2
PVP: 23,90 €

“Este libro, dice Victoria Camps en la introducción a El gobierno de las emociones, parte de la hipótesis de que no hay razón práctica sin sentimientos. Nadie que no sea ajeno a la psicología o a las neurociencias discute ya esta tesis. Todas las ciencias sociales parten hoy del supuesto, exagerándolo a veces, de que somos seres emotivos y no solo racionales. De la mano de tal supuesto, lo que me propongo hacer aquí es analizar cuál es el lugar de las emociones en la ética. Las emociones son los móviles de la acción, pero también pueden paralizarla. Hay emociones que incitan a actuar, otras nos llevan a escondernos o a huir de la realidad. Todas las emociones pueden ser útiles y contribuir al bienestar de la persona que las experimenta. Es posible hacerlo, porque las emociones, al igual que otras tantas expresiones humanas, se construyen socialmente. Es el contexto social el que enseña a tener vergüenza o no tenerla, el que sienta las bases de la confianza, el que indica qué hay que temer o en qué hay que confiar, el que propicia o distrae de la compasión. Cambiamos de mentalidad o de opinión porque han cambiado nuestros sentimientos. Así se explica el progreso hacia la no discriminación de todos aquellos que, porque eran vistos como diferentes, provocaron durante mucho tiempo disgustos y rechazo.”

El gobierno de las emociones, concluye la autora, es el cometido de la ética. “De esta forma, la ética o la moral deben de entenderse no solo como la realización de unas cuantas acciones buenas, sino como la formación de un alma sensible”. Destacando más adelante que, “resaltar el papel de las emociones en la ética es un modo, quizás el único, de abordar el poco tratado problema de la motivación moral, un problema que la filosofía racionalista más bien elude porque nunca ha sabido dar respuesta a una pregunta secular: ¿por qué el conocimiento del bien no nos hace buenas personas?”

“Y la raíz de la moral es la simpatía o la empatía con los sentimientos ajenos. Esa empatía nos conmueve, en tanto que la indiferencia ante el placer o el dolor ajenos nos subleva, sentimos que es inhumana.”

Con estos parámetros, Victoria Camps lleva a cabo un estudio de las emociones para descubrirnos que los afectos no son contrarios a la racionalidad, sino que, por el contrario, sólo desde ellos se explica la motivación para actuar racionalmente. Sólo un conocimiento que armonice razón y sentimiento incita a asumir responsabilidades morales.

“La Medea de Eurípides se lamenta de sí misma diciendo: i[Sí, conozco los crímenes que voy a realizar, pero mi thymos [pasión] es más poderosa que mis reflexiones y ella es la mayor causa de males para los mortales”]i

Índice

Agradecimientos

Introducción
1. ¿Qué son las emociones?
2. Aristóteles. La construcción del carácter
3. Spinoza. La fuerza de los afectos
4. Hume. El sentido moral
5. Sin vergüenza
6. La compasión frente a la justicia
7. La indignación y el compromiso
8. Las razones del miedo
9. La falta de confianza
10. La construcción social de la autoestima
11. ¿Tristes o enfermos?
12. La educación sentimental
13. Los afectos políticos
14. La fuerza emotiva de la ficción

Bibliografía

El gobierno de las emociones

Datos de la autora

Victoria Camps es catedrática de Filosofía moral y política de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido senadora independiente por el partido Socialista y consejera del Consejo Audiovisual de Cataluña. Actualmente preside la Fundación Víctor Grífols i Lucas y el Comité de Bioética de España. Ha escrito diversos libros entre los que destacan: Virtudes públicas, Paradojas del individualismo, El siglo de las mujeres, La voluntad de vivir, Creer en la educación y El declive de la ciudadanía.

RedacciónT21

RedacciónT21

Hacer un comentario